miércoles, 23 de marzo de 2016

Lecciones de Nash sobre el precio del crudo

Interesante artículo de Juan Manuel López-Zafra en el que analiza el mercado del crudo desde la perspectiva del equilibrio de John Nash y la Teoría de Juegos y hacia donde irá el precio. 

Artículo de El Confidencial: 
Foto: Foto: EFE.EFE
'Every little thing counts in a crisis'.
J. Nehru

El mercado de crudo presenta características muy peculiares que lo hacen especialmente apetecible para el análisis económico. Tradicionalmente ha sido, desde los años 70 al menos, un oligopolio de oferta en el que unos pocos productores marcaban la senda de precios a los consumidores. Este tipo de organización ha sido altamente beneficioso para los productores, que pudieron extraer cantidades ingentes de dinero a los consumidores. La cartelización de la oferta se ha roto, y eso vuelve a plantear desafíos a los economistas.
En 1950 John Forbes Nash presentaba en Princeton su tesis doctoral 'Non-cooperative games', un trabajo de 27 páginas (incluidas la de referencias bibliográficas, con sólo dos) que alteró el pensamiento económico para siempre. Si bien en 1944 fueron John von Neumann y Oskar Morgenstern quienes con su 'Theory of games and economic behavior' inauguraron este camino, fue la aportación de Nash la que realmente cambió el curso de la historia al ofrecer a la ciencia un recurso de análisis que incorporaba las actuaciones previsibles de los decisores en situaciones de conflicto. La crisis de los misiles cubanoslas subastas de las licencias de 3G, la búsqueda de alimento por cuervos jóvenes, que Irán no fuese a fabricar la bomba atómica… son sólo algunas de las aplicaciones de la teoría de juegos de estrategia en los más diversos campos de la ciencia y la sociedad.
En investigación de operaciones, un juego es el modelo de situaciones en las que los participantes, conscientes de que la reacción inteligente u hostil del adversario impedirá la consecución del objetivo y, por tanto, que el resultado final dependerá conjuntamente de las elecciones seguidas por todos los participantes, optarán por elegir la estrategia que les conduzca a la consecución de un resultado óptimo. El equilibrio de Nash es la posición en la que los contendientes deciden no buscar otra a sabiendas de que para alcanzarla sus rivales deberían modificar su actuación. Técnicamente, en el caso de un juego de dos agentes o rivales, el equilibrio se alcanza cuando cada jugador ofrece su mejor respuesta a la estrategia empleada por su rival.
En el mercado del petróleo, los elevados precios del crudo en el período 2000-2013 (el barril de Brent pasó de una media de 28.4$ en 2000 a otra de 111$ en 2011 y 2012) estimularon tanto la puesta en marcha de yacimientos que no eran rentables a precios más bajos como la investigación de técnicas extractivas como el 'frackingque han supuesto una revolución tecnológica, con más de 2 millones de empleos directos sólo en los EEUU y una reducción tal de su dependencia energética que les ha llevado a exportar su crudo a Venezuela, el país con mayores reservas probadas de petróleo del mundo.
Esa masiva entrada de inversiones ha multiplicado las reservas estimadas desde el billón de barriles en 1990 a los más de 1,7 billones en 2014. Los productores tradicionales se encontraban en su zona de confort con precios del barril por encima de los 90$ y seguían extrayendo petróleo como si no hubiese mañana, bloqueados en un equilibrio de Nash en el que todos los participantes eran conscientes del exceso de oferta (estimado en 2 millones de barriles diarios en el último trimestre de 2014) pero sin que ninguno se atreviese a recortar la producción. La razón de tal comportamiento es sencilla: el recorte de la producción sólo contendría el precio si el resto de agentes actuase del mismo modo. O, dicho de otro modo: el primero en moverse pierde ingresos que pasan a engrosar a quienes no hayan recortado. El aterrizaje suave (sic) de la economía china y la crisis internacional han llevado al FMI a revisar sistemáticamente a la baja sus previsiones de crecimiento cada trimestre desde hace 3 años, indicando menores necesidades de petróleo de los países. Así pues, sólo una cosa podía ocurrir: el derrumbe del precio, como así ocurrió.
Conscientes de la situación, los productores decidirían reducir entonces la producción; eso es lo que la racionalidad indicaba. Sin embargo, sucedió exactamente lo contrario: si en el segundo trimestre de 2014 se generaban 92.5 millones de barriles diarios, en el tercero de 2015 se alcanzaban los 96.3 millones. Muchos productores alternativos norteamericanos no son rentables con el precio del barril por debajo de los 60$, pero su muy elevado nivel de apalancamiento provoca la entrada de un nuevo jugador: la banca que los financia. Para ella el juego se encuentra en un equilibrio de Nash en el que el primero que corte la financiación llevará a la quiebra a su cliente a no ser que todos actúen del mismo modo; así pues, ningún banco se mueve.
El exceso de oferta se calcula hoy en más de 3 millones de barriles diarios, el Brent está en el entorno de los 40$ y los futuros de mayo un cinco por ciento por debajo. Todo ello lleva a que el actual equilibrio sólo pueda romperse de nuevo a la baja hasta una nueva estabilización en el entorno de los 20$. El gráfico muestra la evolución del Brent y las situaciones de equilibrio referidas.
 Evolución del precio al contado del barril de crudo tipo Brent desde el 31/12/2012 hasta el 8/02/2016. Fuente: US Energy Information Administration y elaboración propia.
Evolución del precio al contado del barril de crudo tipo Brent desde el 31/12/2012 hasta el 8/02/2016. Fuente: US Energy Information Administration y elaboración propia.

De este modo, la teoría de juegos proporciona un marco de análisis estratégico que permite a los agentes tomar decisiones de acuerdo con las previsiones de acción de sus rivales. A pocos meses del primer aniversario de su muerte, John Forbes Nash sigue ofreciendo una ayuda imprescindible al análisis económico.
Para un análisis detallado del mercado del petróleo, que no pretendemos en este post, recomendamos al lector 'La madre de todas las batallas' de Daniel Lacalle y Diego Parrilla (Ed. Deusto).

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada