miércoles, 30 de marzo de 2016

¿Conducen las leyes de trabajo europeas al terrorismo?

Es algo que es evidente en la teoría económica, tal como he mostrado en numerosos artículos. La rigidez laboral y las leyes de salario mínimo crean desempleo, perjudicando especialmente a quienes se supone que debían ayudar, esto es, los grupos de personas con menor cualificación y formación, en especial los inmigrantes, que se une a otros inconvenientes tales como la lengua...

Uno de los graves problemas en Europa (mucho más agudizado que en EEUU, dada su mayor flexibilidad laboral) para la integración de inmigrantes, y la creación de países mucho más integradores, equilibrados, justos y sociales, y que permiten a su vez un crecimiento económico mucho mayor, reduciendo el paro, los gastos sociales paliativos, aumentando la productividad, la capitalización y los salarios reales en el tiempo gracias a ello, incentivando la inversión, el emprendimiento y la contratación con una mayor flexibilidad para adaptarse sin miedo a las necesidades del momento. 
Las políticas actuales, discriminatorias, de integración forzosa, de altos beneficios sociales a costa de terceros desincentiva la contratación, perjudican gravemente a grupos marginados y de baja cualificación haciendo crecer los guetos, crean ofuscación y desánimo, crean enfrentamiento social y mayores choques culturales, aumentan el desempleo, crean y aumentan la dependencia del Estado y destruyen la autonomía de las personas (vital en el desarrollo humano y en la autorrealización y felicidad de las personas), animan el fraude para cobrar sin trabajar, aumentan el trabajo en negro, aumentan la dualidad laboral con privilegiados y marginados laborales, aumentan los impuestos y reducen la productividad y el poder adquisitivo de los ciudadanos, crean desconfianza mutua y quejas crecientes...
Ello no implica ni mucho menos justifica que una situación de malestar económico lleve al terrorismo, ni mucho menos, pues esto es fácilmente desmontable empíricamente, pero sí es cierto que reduce la integración, aumenta el conflicto social y bajo adoctrinamiento y educación en valores más que errados, es más fácil llevar al odio y la violencia a cierto número de personas.  
En el siguiente artículo Alex Tabarrok analiza algunas negativas consecuencias que tienen las leyes laborales europeas (al contrario que en EEUU) para la inmigración (como alguna de las que he comentado tales como los salarios mínimos y la rigidez laboral), sus nocivos efectos (y por qué) y lo que es necesario para que se produzcan beneficios mutuos entre inmigrantes y nativos. 
Nota: He traducido el artículo para facilitar la comprensión. 
Artículo de FEE.org: 
En Bélgica, el alto desempleo y las altas tasas de criminalidad de los guetos musulmanes han fomentado el radicalismo, según escribe Jeff Jacoby :
Los musulmanes en los Estados Unidos ... no han tenido ningún problema para aclimatarse a las normas convencionales . En un estudio detallado de 2011, el Centro de Investigación Pew encontró que los musulmanes estadounidenses están "altamente asimilados en la sociedad estadounidense y en gran medida ... contentos con sus vidas."
Más del 80 por ciento de los musulmanes de Estados Unidos expresó su satisfacción con la vida en los Estados Unidos, y el 63 por ciento dijo que no sentía ningún conflicto "entre ser un musulmán devoto y vivir en una sociedad moderna."
Las tasas a las que participan en diversas actividades cotidianas de América - desde seguir a los equipos deportivos de la zona hasta ver la televisión de entretenimiento - son similares a los del público estadounidense en general. La mitad de todos los inmigrantes musulmanes aparecen con la bandera de Estados Unidos en casa, en la oficina, o en su coche.
Jacoby, sin embargo, no explica por qué existen estas diferencias. Una de las razones es la mayor flexibilidad de los mercados laborales de América en comparación con los de Europa.
Las instituciones que hacen que sea más difícil para contratar y despedir trabajadores o ajustar los salarios pueden aumentar el desempleo y reducir el empleo, especialmente entre los jóvenes inmigrantes. Las firmas estarán menos dispuestos a contratar si es muy costoso para despedir. Tal como Tyler y yo lo planteamos en Modern principles, ¿cuánta gente va a querer ir a una cita si cada día requiere de un matrimonio?
El obstáculo a la contratación es especialmente gravoso para los inmigrantes, dada la incertidumbre real o percibida adicional de la contratación de inmigrantes. Una de las pocas maneras en que los inmigrantes puedan competir en estas situaciones es ofreciéndose a trabajar por salarios más bajos. Pero si esa ruta está bloqueada por el salario mínimo, o por requisitos en los que todos los trabajadores reciben beneficios no salariales significativos, el desempleo y la falta de empleo entre los inmigrantes será alto - generando descontento, especialmente entre los jóvenes.
Huber, por ejemplo, (véase también Angrist y Kugler )  encuentra :
Los países con la negociación salarial más centralizada, una regulación del mercado de productos más estricta y una mayor densidad sindical (sindicalización), tienen peores resultados del mercado laboral para los inmigrantes en relación con los nativos, incluso después de controlar por efectos de composición.
El problema de la rigidez del mercado laboral es especialmente agudo en Bélgica, donde las diferencias entre nativos e inmigrantes en desempleo, empleo y los salarios están entre las más altas de la OCDE. Dificultades en el lenguaje y las habilidades son una de las razones, pero la rigidez del mercado de trabajo es otra, tal como este informe de la OCDE pone de manifiesto:
Los ajustes del mercado de trabajo belgas son en general desfavorables para los resultados del empleo de los trabajadores poco cualificados. La reducción de las tasas de empleo se deben a los altos costos laborales, que disuaden a la demanda de los trabajadores de baja productividad ...
Por otra parte, la segmentación del mercado de trabajo y la rigidez pesan sobre los salarios y las perspectivas de progresión de los outsiders (trabajadores al margen del sistema, desempleados, en situación precaria o irregular)Con los inmigrantes sobrerrepresentados entre los salarios bajos y los trabajadores vulnerables, los ajustes del mercado de trabajo dañan con mayor probabilidad a los nacidos en el extranjero de manera desproporcionada. ...
Los salarios mínimos pueden crear una barrera para el empleo de los inmigrantes poco cualificados, especialmente para los jóvenes. Como proporción del salario medio, el salario mínimo establecido por ley la belga está en la parte alta en la comparativa internacional y los acuerdos sectoriales generalmente prevén incluso salarios mínimos aún más altos.Esto ayuda a prevenir la pobreza en el trabajo ... pero arriesga la fijación de precios de los trabajadores poco cualificados fuera del mercado de trabajo (Neumark y Wascher, 2006).
Los grupos con más desventajas de productividad real o percibida, como los jóvenes o los inmigrantes, estarán entre los más afectados.
En 2012, la tasa de desempleo general en Bélgica fue del 7,6% (grupo de edad entre 15-64 años), elevándose al 19,8% para la mano de obra de menores de 25 años, y, entre éstos, alcanzando el 29,3% y el 27,9% entre los inmigrantes y sus descendientes nacidos en el país, respectivamente.
La inmigración puede beneficiar tanto a los inmigrantes como a los nativos, pero el logro de esos beneficios requiere las instituciones adecuadas, en especial, de mercados laborales abiertos y flexibles.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada