jueves, 31 de marzo de 2016

El déficit público sigue descontrolado, y todos tan contentos

Otro exitazo más de la gestión política y del gobierno, que han vuelto a mentir nuevamente en la cuestión del déficit incumpliendo y por mucho su ya de por sí inadecuado (por elevado) objetivo. 

Otra nueva muestra de la pésima gestión pública de los recursos, otra nueva muestra de la mentira institucionaliza en política, de la que no escapa nadie. 


Y es que estamos hablando de un déficit de otros 56.061 (incluyendo ayudas a la banca que no se contabiliza son 56.608 millones de €), o lo que es lo mismo, del 5,2% del PIB. Es decir que pese a habernos subido los impuestos como nunca, seguimos gastando 56.000 millones más de lo que ingresamos, y eso que hemos crecido un 3,2%, un nivel no visto desde el 2007!!. 
¿Qué ocurrirá con un crecimiento del PIB menor y en desaceleración? (la estimación del crecimiento para este 2016 se sitúa actualmente en torno al 2,7%). 

Una nueva muestra de la extendida mentira al respecto de la austeridad pública en España (solo es privada con reducciones de su elevada deuda por parte de familias y empresas y pagos crecientes de impuestos y tasas que ahogan su situación). La burbuja estatal no ha dejado de inflarse. Estamos hablando de 56.061 millones más de gasto que de ingresos en 2015 (-5,18% de déficit sobre PIB), de 61.319M en 2014 (-5.90%), de -71.241M en 2013 (-6.90%) y de -108.903M en 2012 (-10.40%), que continuaba otra pésima legislatura al respecto de Zapatero con un déficit de 101.265M en 2011 (-9.5%), de -101.445 en 2010 (-9,4%), de -118.237M en 2009 (-11%) y de -49.385M en 2008 (-4,4%). 


Captura de pantalla 2016-03-31 a la(s) 11.50.08

O lo que es lo mismo, en los últimos 8 años, hemos acumulado déficits por importe de 667.856 millones de €, no compensados por las brutales subidas de impuestos acometidas en estas dos últimas legislaturas, que se han ido financiando con más y más deuda pública, que pasó de un 40% sobre el PIB a un 100%. 
Y por supuesto, con estadísticas más que cocinadas, puesto que el PIB ha sido aumentado "artificialmente" incorporando nuevas partidas (para que aumente y así la deuda sobre PIB sea menor) como la droga, la prostitución y otras actividades hoy prohibidas, y por otra parte, por el lado de los gastos quedan fuera de la contabilización ingentes gastos de la Administración Pública, que pese a realizarse, no son contabilizados en estos números presentados debido a ajustes estadísticos de Bruselas (como la deuda de empresas semipúblicas con participación inferior al 50% como el Sareb, préstamos de la administración...), y que de ser contabilizados, estaríamos hablando de una deuda sobre PIB del 144,1%

Pero que mala es la ¿austeridad?, y que bueno el despilfarro y el ingente gasto muy por encima de la capacidad productiva del país, y que hubiese llevado ya a la bancarrota al país, si no fuera por la decisión de Draghi en 2012 de hacer todo lo posible por salvar el Euro (dando liquidez a expuertas y comprando deuda pública de los países entre otras cosas), y que paralizó toda reforma política y ajuste necesario para estabilizar adecuadamente las cuentas y permitir un crecimiento sostenible, apuntalando los desequilibrios públicos al no tener ya el Gobierno la presión al respecto, aumentando así el agujero público, los impuestos presentes y futuros, y estableciendo unos pies de barro ante cualquier nuevo problema macroeconómico. 

La situación evidencia además varias cosas: 

En primer lugar, que el déficit se encuentra fuera de control, cuando se sitúa en estos niveles inaceptables en época de fuerte expansión del PIB (y con elementos tan favorables como unos tipos de interés en mínimos históricos, un turismo en máximos históricos en parte ayudado por los riesgos crecientes en numeroso países "competidores" o un precio del petróleo no vistos en tantos años). 
En segundo lugar, el objetivo de Bruselas para 2016 es del 2,8%. Con un crecimiento menor y un déficit actual del 5,2%. ¿Qué tendrán que llevar a cabo las administraciones públicas para cumplirlo? ¿Alguien se cree que van a cumplir, ni remotamente?. 
En tercer lugar, la irresponsabilidad y mala gestión política, que prefiere seguir dejándose llevar sin acometer medidas imprescindibles de control y reducción del gasto público (junto con reducción de impuestos y liberalizaciones que doten de una mayor flexibilidad a la economía) con fines simplemente electoralistas (más gasto público) para intentar mantener la poltrona. Y esto va tanto por el gobierno central como los autonómicos, que han sido los causantes de la mayor desviación del objetivo del déficit. 
Y en cuarto lugar, la constante hipocresía política, de tantos partidos, que defienden y exigen precisamente hacer todo esto o incluso más (el colmo de la estupidez e irresponsabilidad), pero critican ahora que se produzcan dichos incumplimientos, si es lo que dicen que se tiene que hacer!!! 



Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada