miércoles, 1 de febrero de 2017

Un funcionario lleva diez años cobrando 50.000 euros anuales sin ir a trabajar

Otro vergonzoso caso de la Administración Pública. Una nueva muestra de hasta que punto se dilapidan los recursos del ciudadano, se crean empleos públicos sin necesidad alguna (que empobrece al conjunto de la sociedad), no hay control alguno, ni por supuesto responsabilidad de los hechos. 


Lo mínimo sería expulsarle de por vida de la función pública, devolviera lo apropiado indebidamente (lo que sería un toque de atención y un incentivo a no hacerlo al resto), degradación (en función y consecuente percepción económica) del responsable del control de personal y eliminación del puesto de funcionario (evidentemente innecesario). 

El ser humano actúa por incentivos, y reduciendo los incentivos a actuar mal, se actuará mejor, lo que irá en beneficio del conjunto de la sociedad. 

Artículo de Libre Mercado: 
La Diputación de Valencia ha abierto expediente informativo para tratar de averiguar si un funcionario que desempeña el cargo de jefe de una unidad bibliográfica lleva diez años cobrando sin ir a trabajar, según han confirmado a Europa Press fuentes de la corporación provincial.
La decisión se produce después de que este lunes el periódico El Mundo haya publicado que este funcionario, que fue nombrado en 2006, acude todos los días a las 7:30 horas a su puesto de trabajo, ficha con su huella dactilar a la entrada y vuelve a salir para regresar entre las 15:30 y las 16:00 horas para repetir la operación a la salida. Según el diario, en el Archivo General y Fotográfico de la Diputación de Valencia le conocen como "El hombre que nunca estuvo allí".
"Desde que fue nombrado, Recio nunca tuvo mesa ni ordenador ni ninguna tarea funcional en el equipo de los investigadores del Archivo. Sin embargo, en el documento que firmó Fernando Giner se le asignaban funciones muy claras que debía desempeñar como jefe de la Unidad de Actuación Bibliográfica como la de supervisión de fondos bibliográficos del Archivo después de la distribución de fondos de la biblioteca provincial. El funcionario debía encargarse de los proyectos de exposición y publicaciones, relaciones con archivos y bibliotecas de la provincia, consolidación de proyectos de difusión con otras entidades sociales y culturales", relata del diario.
El cargo fue muy cuestionado porque en el Archivo apenas se dispone de libros y sólo hay una biblioteca auxiliar de consulta prácticamente interna, tanto que el funcionario nunca ha participado en ninguna edición ni publicación del centro.
Según sus compañeros el empleado público "no tiene ningún tipo de relación con el resto de empleados porque sólo acude al centro para negociar las vacaciones".
De acuerdo con la misma información, el funcionario desempeña el cargo de jefe de una unidad bibliográfica y está destinado en el Archivo provincial, un cargo que lleva aparejado una tabla salarial de más de 45.000 euros, a los que se debe añadir los años de antigüedad. El funcionario, en declaraciones al periódico, justifica su ausencia del puesto de trabajo por tareas que realiza fuera del Archivo.
Según fuentes de la corporación, el diputado de Administración General, de quien depende el área de Personal, Pepe Ruiz, ha cursado este lunes la orden de abrir expediente informativo para investigar los hechos y, a partir de ahí, estudiar si procede la apertura de un expediente sancionador.
De acuerdo con las mismas fuentes, en la Diputación existe un control de fichaje con huella digital y en Personal hay registros de todos los años, aunque en este caso se trata de determinar si el funcionario fichaba pero luego no se acudía al puesto de trabajo.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario