jueves, 29 de agosto de 2019

El pago de horas extra se hunde un 20% tras el control de horarios decretado por Valerio

Diego Sánchez de la Cruz analiza el impacto negativo que ha tenido la ley del PSOE de control de horarios que imponía a las empresas, sobre el pago de las horas extras a los trabajadores. 
Pero todos sabemos, que desgraciadamente, las medidas políticas no se valoran por sus resultados, sino por sus objetivos o justificaciones, y por supuesto, por el rédito electoral o relato político con el que se pueda adornar la misma.

Artículo de Libre Mercado: 
Tras registrar cinco años de aumentos, la retribución de horas extra cae por primera vez coincidiendo con el nuevo registro horario.Magdalena Valerio, ministra de Trabajo | EFE
A las puertas de las pasadas elecciones generales, el Gobierno en funciones del PSOE impulsó la aprobación de un control de horarios que obliga a las empresas a medir los tiempos de entrada y salida de los trabajadores. La medida fue impulsada con el argumento de "reducir la precariedad" y "garantizar la remuneración de las horas efectivas de trabajo".
Sin embargo, la introducción de la norma ha tenido efectos perversos para los trabajadores. Y es que, tras cinco años de crecimiento continuado en el pago de horas extra, el primer trimestre de aplicación del nuevo control de horarios ha coincidido con un acusado descenso en el número de horas extra pagadas a los asalariados españoles.
Entre los meses de abril y junio, el INE acreditó que los trabajadores realizaron algo más de seis millones de horas extraordinarias, lo que supone un descenso interanual cercano al 12% (de 6,82 a 6,02 millones). Si se desglosan los datos, las conclusiones son aún más impactantes: el número de horas extra pagadas baja un 19% en relación con el pasado año (de 3,84 a 3,11 millones), mientras que las horas extra no remuneradas caen solo un 3% (de 2,99 a 2,91 millones).
El impacto del control de horarios en el mercado de trabajo empezó a constatarse antes incluso de su entrada en vigor, puesto que las horas extra registradas entre enero y marzo experimentaron una caída del 11%, coincidiendo con el anuncio de la nueva norma. Los datos de abril a junio no hicieron más que confirmar esta tendencia.

Fin a cinco años de subidas

Las cifras oficiales evaluadas por Randstad constatan que la remuneración de las horas extra acumulaba un lustro al alza. Al comienzo de la crisis, en 2008, esta rúbrica ascendía a 176 millones de horas. Sin embargo, en 2009 se empezó a constatar el impacto de la Gran Recesión y el indicador bajó hasta los 137 millones de horas, cifra casi idéntica a la de 2010.
En 2011, volvió a producirse un nuevo descenso, esta vez hasta los 130 millones de horas extra remuneradas durante el año. La estadística bajó también en 2012, a 108 millones, y 2013, a 101 millones. Desde entonces, la tendencia de este indicador era favorable: 112 millones en 2014, 127 millones en 2015, 134 millones en 2016, 147 millones en 2017 y 166 millones en 2018.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear