miércoles, 26 de abril de 2017

La última polémica de Arabia Saudí: tendrá voz sobre la mujer en la ONU

Otra muestra más del nido de corrupción e intereses que es la ONU, y del vergonzoso estado del absurdo en el que se encuentra. 


Miriam Elies se hace eco en el siguiente artículo.
Artículo de La Vanguardia:
La última polémica de Arabia Saudí: tendrá voz sobre la mujer en la ONUUna mujer con un niqab en un parque infantil en Jiddah, Arabia Saudí (Hasan Sarbakhshian / AP)
El ultraconservador Reino de Arabia Saudí obliga a las mujeres del país a cubrir su cabello y su cuello con un hiyab o niqab, les niega el derecho a vestir cualquier prenda que pueda ser considerada provocativa e incluso les priva de conducir. Pero eso no ha supuesto ningún impedimento para que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) le incluya en su Comisión sobre la Mujer.
El 19 de abril el Consejo Económico y Social de la ONU eligió por votación secreta a trece miembros para un mandato de cuatro años que arrancará en 2018. Entre sus integrantes, se encuentran los países de Argelia, Comoras, la República Democrática del Congo, Ghana, Kenya, Irak, Japón, Corea del Sur, Turkmenistán, Ecuador, Haití, Nicaragua y Arabia Saudí.
La elección de este último -a quien votaron cinco Estados- suscitó numerosas críticas, en especial las de instituciones que defienden los derechos de las mujeres. El primero en denunciar la decisión de la ONU fue Hillel Neuer, director ejecutivo de la organización no gubernamental de United Nation Watch, con sede en Ginebra. En una serie de tuits, Neuer condenó una elección que calificó de “absurda” y la comparó con que “un pirómano fuera nombrado jefe de bomberos”. Incluso pidió apoyo al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, conocido por autodefinirse como feminista.
Neuer recordó que “cada mujer saudí debe tener un tutor masculino que toma todas las decisiones críticas en su nombre y controla su vida desde su nacimiento hasta su muerte”. Y no exageraba. Nacer mujer en Arabia Saudí significa depender de un hombre para registrar una cuenta bancaria, tramitar el pasaporte o hasta realizar un viaje.

En el folleto de la candidatura de Arabia Saudí, el gobierno manifesta su apoyo total al “empoderamiento de la mujer” en todos los niveles, permitiéndoles alcanzar “una serie de logros” a nivel local e internacional. Además, en el panfleto no sólo se descarta que la ley islámica por la que se rige el país, llamada sharia, limite o prive el acceso de las mujeres a sus derechos, sino que garantiza la igualdad de género, y se asevera que “la ley saudita no distingue entre hombres y mujeres”.
Su candidatura también hace referencia a un artículo que estipula que la ley en el reino “está basada en la justicia y la igualdad de acuerdo con la sharia, donde las mujeres asumen una independencia financiera y de elección de acuerdo con la ley”. “Esto les garantiza la libertad de acción y el funcionamiento de sus propios asuntos de manera independiente y sin restricciones”.
Todas estas palabras iban acompañadas de una instantánea en la cabecera de la página en la que aparecen una veintena de mujeres vistiendo niqab y hiyab. Tan sólo una de ellas no vestía de negro:

Panfleto de la candidatura de Arabia Saudí para formar parte de la Comisión de la Mujer
Panfleto de la candidatura de Arabia Saudí para formar parte de la Comisión de la Mujer (Twitter)
La realidad que vive la mujer en el país es bien distinta a la que se asegura en el documento. El informe del banco mundial de 2016 sitúa a Arabia Saudí líder en el ranking de 173 países con más diferencias entre géneros, seguido de Jordania, Irán y Afganistán. Entre los indicadores se incluyó el acceso de la mujer a las instituciones, el uso de propiedades, conseguir un trabajo, promover incentivos para trabajar, acudir a la justicia y combatir la violencia machista.

Diferencias de género por países según la economía
Diferencias de género por países según la economía (Women, Business and the Law database)
Los estrictos códigos de vestimenta no sólo se exigen a la mujer saudí, sino también a la que viene del extranjero, una normativa que la primera ministra británica, Theresa May, se negó a aceptar. La líder del Partido Conservador visitó Oriente Medio a principios de este mes y no se cubrió la cabeza para reunirse con los miembros de la familia real saudí. Eso sí: no dejó a la vista ni las muñecas ni los tobillos. La instantánea, aun así, quedó para el recuerdo:

Theresa May se negó a cubrirse el cabello
Theresa May se negó a cubrirse el cabello (Simon Dawson / Bloomberg)
La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es el principal órgano intergubernamental mundial dedicado exclusivamente a la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. Constituida el 21 de junio de 1946, su web oficial indica que el organismo es fundamental para promover los derechos de las mujeres, documentar la realidad que viven las mujeres de todo el mundo y establecer unas normas mundiales no discriminatorias.
La otra polémica
El primer consejo de mujeres de Arabia Saudí... sin mujeres
La última polémica sobre la mujer en Arabia Saudí se produjo a mediados de marzo de este mismo año, cuando el país creó el primer consejo de mujeres. La iniciativa había sido recibido con ánimo por los colectivos en defensa de los derechos de las mujeres, pero dejó de percibirse así tras la celebración de la reunión inaugural del comité. La foto del acto fue tan llamativa como la que se incluyó en el panfleto: trece hombres y ni una sola mujer.

Trece hombres se encargaron de la presentación del primer consejo de mujeres de Arabia Saudí
Trece hombres se encargaron de la presentación del primer consejo de mujeres de Arabia Saudí (Emarah al Qassim)

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario