martes, 26 de marzo de 2013

Contra la pobreza, capitalismo (Economía, Política. 1.361)

Diego Sanchez de la Cruz comenta en este artículo la fuerte erradicación y reducción de la pobreza mundial gracias al capitalismo y globalización comercial en las últimas décadas, superando todos los objetivos planteados por las Naciones Unidas sobre la misma con años de antelación:


"Aunque la crisis económica que sacude a Occidente ha generado desesperanza y sufrimiento entre millones de personas, lo cierto es que si analizamos el panorama socioeconómico a nivel global nos encontramos con una situación mucho mejor de lo que podría parecer a primera vista. De hecho, hay quienes argumentan que 2012 fue el mejor año de la Historia por razones de peso como la reducción de la pobreza, la mejora de la salud o la expansión de las libertades a nivel mundial.

Esta apreciación tan políticamente incorrecta no debería resultar tan desconcertante a quienes siguen de cerca las cuestiones del desarrollo económico internacional. Como señala Pablo Rodríguez Suanzes en El Mundo, “hace ahora un año, supimos que, por primera vez, el número de pobres se está reduciendo en todas partes. No sólo en los países ricos, sino en Asia, América Latina y también en África”.

Semejante hito pasó de puntillas por buena parte de los medios de comunicación internacional. Una feliz excepción fue Libre Mercado, donde Ángel Martín firmó un interesante reportaje sobre el informe del Banco Mundial. De aquella pieza conviene rescatar el siguiente gráfico, en el que vemos la positiva evolución de la tasa de pobreza según los diferentes umbrales de referencia (ingresos de $2 o $1.25 dólares al día).

Las estimaciones del Banco Mundial son contundentes. Si en 1981 el 52% de la población mundial vivía bajo el umbral de la pobreza, hoy ese porcentaje se ha visto reducido hasta el 22%. Esta reducción es significativa porque ni siquiera Naciones Unidas contemplaba una evolución tan positiva. Así, los “Objetivos de Desarrollo del Milenio” aspiraban a que la pobreza se hubiese reducido a la mitad entre 1990 y 2015, pero la meta se ha conseguido con años de adelanto.
Estudios independientes a la ONU venían anticipando esta tendencia desde hace años. La Brookings Institution, uno de los centros de investigación más influyentes del mundo, estima que, en realidad, el objetivo de reducir la tasa mundial de pobreza a la mitad ya se cumplió en 2008. De acuerdo con el influyente informe de Laurence Chandy y Geoffrey Gertz, y pese a las turbulencias derivadas de la Gran Recesión, hay motivos para pensar que, entre 2008 y 2015, la tasa mundial de pobreza podría reducirse de nuevo a la mitad.
La importancia de la globalización económica en esta auténtica revolución del desarrollo es significativa. Como recuerda Pablo Rodríguez Suanzes en El Mundo, “entre 1980 y 2010 los países en desarrollo han aumentado su participación en el comercio mundial, pasando de un 25 a un 47%“. En esta línea, economistas como Guy Sorman recuerdan que, en línea con la expansión del capitalismo en el mundo, “la pobreza absoluta se encuentra “en vías de regresión desde 1970″.
Cierto es que la ONU y numerosas ONGs rara vez identifican la libertad económica como una fuerza de bien para la reducción de la pobreza, pero poco a poco son más voces las que alzan la voz frente a la corriente intelectual dominante. Si a Vd. aún le queda alguna duda sobre las fuentes de la prosperidad, lea a Bill Easterly, Gustau Nerín, Dambisa Moyo o Xavier Sala i Martín. O si prefiere quedarse con la opinión de una estrella del rock comprometida con la lucha contra la pobreza, preste atención a lo que opina el vocalista de U2, Bono:
“La ayuda es sólo un parche, el comercio y el emprendimiento capitalista sacan a mucha más gente de la pobreza, por supuesto”"
Artículo de Libre Mercado

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear