lunes, 25 de marzo de 2013

La sobrerregulación de Bush y Obama asfixia al sector privado y retrasa la recuperación. (Política, Economía. 1.358)

Diego Sanchez de la Cruz muestra el creciente coste que está suponiendo año tras año el incremento de más y más regulaciones en el país, con las consecuencias que esto tiene para el ciudadano y el sector privado:


Artículo de su blog personal:

"El año pasado, la Administración Obama prometió eliminar regulaciones innecesarias. El encargado de esta tarea, Cass Sunstein, sí consiguió suprimir normativas hasta generar un ahorro al sector privado de aproximadamente $2.500 millones de dólares. ¿Cuál es el problema? Que ese mismo año, el volumen de las nuevas regulaciones aprobadas por el Ejecutivo generó muchas más obligaciones a las empresas y las familias.

En concreto, los $2.500 millones “ahorrados” con la supresión de regulaciones inútiles se quedaron en nada frente a los $236.000 millones de dólares que supondrán estas nuevas normativas. En total, a lo largo de estos últimos cuatro años, el gobierno de Obama ha aumentado estas obligaciones por valor de $518.000 millones de dólares. Con semejante explosión regulatoria, no es de extrañar que la recuperación siga retrasándose.

La siguiente gráfica muestra que Obama ha empeorado la ya peligrosa iniciada en los años de George W. Bush. La siguiente gráfica muestra el número de regulaciones aprobadas cada semestre entre 2001 y 2011 con un coste para el sector privado valorado en, al menos, $100 millones de dólares:

1

Pueden leer todos los detalles sobre la sobrerregulación que ha desarrollado la Adminitración Obama haciendo click aquí. "

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear