martes, 26 de marzo de 2013

“El Fútbol en España, esa enorme burbuja a punto de estallar ¿O ha estallado ya?...” (Economía, Política. 1.360)


Mar Revuelta recoge en el siguiente artículo varios ejemplos de la burbuja que vive y está sufriendo el fútbol en España:

"¿Por qué la Liga de Fútbol española es la mejor del mundo? Por sus excesos y contratos mil millonarios ¿Por qué este fenómeno? ¿Pan y circo para todos? La frase se ha citado miles de veces. El origen es un poema (sátira) del afamado escritor Juvenal (Decimus Iunius Iuvenalis). La sección donde indica esa frase es la siguiente: [...]nam qui dabat olim imperium, fasces, legiones, omnia, nunc se continet atque duas tantum res anxius optat, panem et circenses.[...] (Aquel pueblo rey que antes distribuía el imperio, las fasces, las legiones, y todo, a la sazón ansiaba tan solo dos cosas: pan y juegos). El pan al que se refiere Juvenal es la annona, el pan subvencionado por el Gobierno de Roma. Todos los ciudadanos romanos tenían derecho a la manutención gratuita. Hacia el siglo II antes de Cristo el suministro de cereales en Roma comenzaba a sufrir problemas dada la masificación de la capital y las siempre azarosas condiciones de transporte. El trigo se negociaba en los mercados a precios elevados y la población tenía dificultades para alimentarse cada vez que había una mala cosecha o dificultades logísticas. Estos problemas se traducían en descontento generalizado de la población...¿Les suena todo esto, siglos después?..."

"En la España de hoy, con la lengua fuera de tanto que aprieta (nos aprietan el cinturón), crece el clamor popular contra los dispendios, contra los excesos, contra la gran burbuja del fútbol ¿Se atreverá alguien a poner el cascabel al gato? ¿Qué significaría el final del pan y circo para todos, en este caso, fútbol y más fútbol todos los días de la semana? Es una forma de mantener al gentío ocupado, sin darle tiempo a reflexionar sobre otros menesteres", dice el analista jefe de un banco de inversión.

Mercedes Serraller en Expansión que El 28 de junio los equipos que tengan deudas con jugadores y técnicos descenderán de categoría. Hacienda y la UEFA son cada vez menos comprensivas con sus cuentas. No sólo aplican la ley, sino que preparan normas más estrictas. El próximo 28 de junio, a las 12 horas, llega el momento de la verdad para los clubes de fútbol. Es la fecha límite que tienen para pagar sus deudas con jugadores y técnicos. Si no lo hacen, descenderán de categoría, según establece el Reglamento de la Federación de Clubes de Fútbol. Tampoco se salvarán los clubes que estén en concurso, como ocurría hasta ahora, ya que una disposición de la reforma concursal lo impide.
La burbuja del fútbol se va deshaciendo poco a poco. Los clubes cada vez encuentran menos comprensión por parte de la Administración española, que ya no puede hacer la vista gorda ante estas deudas –lo que le pondría bajo sospecha de dar ayudas de Estado– ni ante las autoridades del fútbol internacional. Parafraseando a Arsène Wenger, entrenador del Arsenal, la consigna que está calando es que "hay que terminar con el dóping financiero".
El Reglamento de 2010 llevó a los clubes a destinar sus escasos recursos al pago de los salarios en vez de liquidar deudas con otros trabajadores, con proveedores o incluso con la Seguridad Social o Hacienda.


***

Los clubes profesionales adeudan 690 millones a Hacienda

El fútbol español acumula en la última década una deuda de 3.600 millones de euros, tal y como refleja el informe que tiene en su poder el Consejo Superior de Deportes (CSD), elaborado tras analizar al detalle el estado financiero de todos los clubes españoles. 690 millones del total corresponden al dinero que estos deben a Hacienda, que es el mayor acreedor de los equipos de Primera y Segunda división. La otra gran partida corresponde a los 22 concursos que hay en marcha y que recogen todo tipo de deudas. Desde salarios a traspasos, pasando por los 107.000 euros que el Deportivo de Lendoiro debe a un restaurante. El informe forma parte del control que CSD y Liga de Fútbol Profesional (LFP) están realizando a los clubes que han formado parte de la LFP en los últimos diez años con el fin de cuantificar la cifra exacta.
Miguel Cardenal llegó a la presidencia del CSD con el objetivo marcado desde Moncloa de frenar el aumento de la deuda y poner fin a los incumplimientos en los pagos a Hacienda y Seguridad Social. Ahora cada tres meses, los dirigentes de los 42 equipos que forman parte de la LFP deben pasar por la comisión creada por ambas entidades y que es la encargada de controlar la sostenibilidad de los equipos. La comisión paritaria será la encargada de dictaminar el 1 de julio si los equipos son capaces o no de seguir adelante en función de los números que presenten. La liquidación acecha a alguno de ellos, así como la prohibición de competir en Europa a todos aquellos que el 30 de junio de 2014 no cumpla con el fair-play financiero marcado por la UEFA. El que gaste más que ingresa, fuera de Europa.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear