martes, 16 de enero de 2018

Los ayuntamientos vuelven a contar con más de 500.000 empleados públicos

Patricia Malagón muestra el repunte de empleo público a nivel local experimentado en las distintas regiones de España hasta julio de 2017. 

Seguimos sin aprender nada de la grave crisis experimentada. La política busca el poder, su expansión y mantenimiento, y es cortoplacista. 


De ahí que no tenga problemas en no aprovechar la coyuntura favorable (tipos de interés artificialmente baratos pero no permanentes, baja inflación y crecimiento económico coyunturalmente por encima del potencial para resolver los problemas estructurales de gasto y en consecuencia déficit y deuda del país, pese además imponer récord histórico de recaudación impositiva y de impuestos. 

Estamos no haciendo los deberes adecuados cuando se deben y se pagará muy caro cuando la coyuntura cambie (que lo hará), agravando estructuralmente los problemas gracias a los políticos, sus demagogias constantes y crecientes, sus guerras intestinas (luchas de poder en ningún caso constructivas) y sus exigencias de cuotas crecientes de poder y presión al respecto a costa de la sociedad civil utilizando a ésta como herramienta de chantaje y de manipulación. 
Artículo de Libre Mercado:
Crece el empleo público de la Administración Local | Alamy
El Boletín Estadístico de Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, elaborado por el Ministerio de Hacienda, ha informado de los datos de empleados públicos con los que cuenta el Estado a nivel estatal, autonómico y local a fecha de julio de 2017. Los ayuntamientos y las entidades locales han vuelto a superar la barrera de los 500.000 empleados. En concreto, la cifra se sitúa en 504.235, un crecimiento del 5%, que supone 22.915 empleados más con respecto al 2016.
Los trabajadores públicos locales, entre los que se encuentran los funcionarios, han sido los que más se han reducido a lo largo de la crisis. En el año 2010, su número alcanzó los 580.869, pero, desde entonces, año tras año, se fue reduciendo, hasta que en 2016 se situó en 491.320, una corrección de casi 100.000 empleados, que ha comenzado a volver a la senda del crecimiento en 2017. Por tipología de contratación, de ese más de medio millón de empleados, 176.653 son funcionarios, el 35,8% del total, mientras que el resto es personal laboral.

emppu.jpg

Barcelona, Madrid y Sevilla son las provincias con mayor número de empleados locales. En concreto, la capital catalana suma 57.876 empleados; Madrid alcanza los 55.172 y la capital andaluza llega a los 29.291. En el lado contrario, las tres provincias con menos empleados públicos se encuentran en Castilla y León -Soria con 1.628 trabajadores, Palencia con 2.214 y Zamora con 2.446 marcan los mínimos nacionales-.
Andalucía, por su parte, se corona como la región con más empleados públicos locales de España, tras sumar un total de 125.141, 37.719 trabajadores más que Cataluña, la segunda autonomía en este ranking.

Diputaciones, cabildos y consejos insulares

Por otro lado, el empleo público también ha crecido en las diputaciones, cabildos y consejos insulares. Actualmente, 61.906 personas trabajan para estos organismos, 2.580 más que en 2015, año en el que se marcó el mínimo de los últimos doce. Cabe señalar, que en los últimos cuatro años el volumen de empleados a sueldo de estas instituciones se ha reducido considerablemente: 2017 registró 20.461 efectivos menos que en 2008, cuando se marcó el máximo, al superar los 82.367. Así pues, el personal al servicio de la Administración Local suma algo más de 566.000 efectivos en total.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear