miércoles, 16 de mayo de 2018

Las dos mayores amenazas para los empresarios: la incertidumbre política y la carga regulatoria

Patricia Malagón muestra los resultados del último informe de KPMG y CEOE sobre las perspectivas económicas para España por parte de los empresarios españoles (situación política, situación económica, evolución de este año, por comunidades autónomas, facturación esperada, contrataciones e inversiones...mostrando también las mayores amenazas que ven y las reformas que debiera acometer el gobierno para mejorar la situación económica, y que son dos hechos esenciales para la mejora del crecimiento económico, el empleo y la mejora de salarios, y que no es otra que la seguridad jurídica y la reducción de la burocracia, la regulación y los impuestos. 

Artículo de Libre Mercado:
Los empresarios analizan la situación económica española | Corbis
El 77% de los empresarios españoles prevén un aumento de la facturación en 2018, respecto a 2017, el 45% de ellos confían en aumentar la plantilla y solo el 9% reducirá las inversiones. Estos tres datos tan alentadores, son los que se extraen del informe publicado por KPMG y la CEOE sobre las perspectivas económicas para España en el curso actual. En este estudio, el 87% de los empresarios y directivos entrevistados valoran la actual situación económica como positiva, además el 43% de ellos cree que la economía nacional mejorará en los próximos meses – solo el 11% prevé un decrecimiento económico -.
Más de la mitad de los empresarios, el 53%, consideran que la situación política que ha vivido España durante 2017 ha perjudicado a la economía. La mayor parte de ellos consideran que en los últimos meses del año, a causa del procés catalán, se ha creado un escenario de inestabilidad y prueba de ello es que, el 57% asegura que se han paralizado varias inversiones.
Lo que se extrae de las perspectivas es una sensación de optimismo económico, sobre todo si se compara con los informes anteriores. En el año 2012, el 95% de los encuestados afirmaron que la economía era ‘mala’ o ‘muy mala’. En 2017, solo el 3aseguró que España tenía una situación económica ‘mala’ y nadie la calificó como ‘muy mala’.
En las comunidades autónomas se encuentra un optimismo parecido, salvo en Murcia y Cataluña, donde más del 20% de los encuestados creen que la situación es pésima. Los más optimistas sobre el desarrollo del actual año son los riojanos, el 75% considera que la situación mejorará. Por su parte, el 52% de los empresarios vascos también esperan un 2018 mejor y el 48% de los madrileños se mantienen en la senda optimista.
En Cataluña, el 24% afirman que la economía de la región es ‘mala’ o ‘muy mala’ y que se empeorará en el actual curso. Es la comunidad más pesimista con los resultados económicos de 2018, solo el 35% de los empresarios catalanes esperan un año mejor que el pasado.

Las empresas seguirán creciendo

El 77% de los encuestados consideran que la facturación de las empresas españolas crecerá – de hecho, el 36% prevé un aumento superior al 5% -, solo el 8% esperan una reducción de los ingresos empresariales. En cuanto a la inversión, el 57% afirma que las compañías destinarán más dinero a la mejora de su empresa y solo el 9% anuncia una reducción de esta partida económica. Además, en el apartado de la inversión, las nuevas tecnologías y el aumento de la plantilla son los dos aspectos prioritarios a mejorar de cara al actual curso.
inversion.JPG
En cuanto a los sectores, la cara es la automoción y la cruz los medios de comunicación. La industria del automóvil califica su situación económica como ‘buena’ o ‘excelente’ y señalan un crecimiento para este curso. Por su parte, el 31% de los empresarios de la comunicación califican su situación como ‘mala’ o ‘muy mala’. Solo el 28% esperan mejores
Otra cuestión que han tratado los empresarios es la reforma principal que debe abordar el Gobierno para mejorar la situación española. El 45% se decanta por la simplificación administrativa y eliminar las trabas burocráticas, mientras que el 36% señalan la necesidad de hacer una reforma fiscal. En cuanto a las mayores amenazas para las empresas las dos que más preocupan son la incertidumbre política y la carga regulatoria.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear