martes, 19 de abril de 2016

El 'efecto Syriza': el 40% de las empresas griegas quiere abandonar el país

La situación económica sigue siendo crítica en Grecia y los crecientes impuestos (y burocracia) en el país están asfixiando el desarrollo de la ya de por sí débil actividad empresarial, que contempla de manera creciente abandonar el país.

Todo lo que no sea reducir drásticamente su insostenible gasto público, su burocracia, reducir (no aumentar) los impuestos, mejorar la facilidad para hacer negocios y actividades económicas, liberalizar la economía (para no dilapidar recursos, aumentando la facilidad de disponerlos donde hacen más falta y son más demandados) y aumentar la seguridad jurídica respetando la propiedad privada (para aumentar la confianza, incentivar la inversión y atraer capitales), será un profundo error, que seguirá condenando al fracaso al país alargando sobremanera su situación.


Pero el Podemos griego era el "principio del cambio", la solución a los problemas, la ola de esperanza en Europa, la prueba de que con Podemos y similares no se podía ir a peor y blablabla.

Artículo de Libre Mercado: 
Alexis Tsipras, junto a Pablo Iglesias, durante un mitin de la última campaña electoral en Grecia. | Archivo/EFE

La situación económica que sufre Grecia sigue siendo crítica. A las nuevas subidas de impuestos que pretende poner en marcha el Gobierno de Alexis Tsipras, tras proponer otra subida del tipo general del IVA del 23% al 24%, se suma un ambiente asfixiante para el desarrollo de la actividad empresarial.
Prueba de ello es que cuatro de cada diez empresas helenas está contemplando salir del país, según una reciente encuesta realizada a finales de marzo, informa el periódico griego Kathimerini. La elevada presión fiscal está haciendo estragos en muchas compañías, pero, además, los empresarios se quejan de la reducida seguridad jurídica, el escaso acceso a financiación barata y la compleja burocracia que existe en el país.
Por el momento, casi el 15% de los encuestados afirman que ya han trasladado su base de operaciones al extranjero, pero muchos más esperan hacerlo en el futuro próximo. Las compañías que deciden emigrar pertenecen a sectores de alto valor añadido, como las relacionadas con las nuevas tecnologías y la sanidad.
Hace menos de un año, en julio de 2015, cuando Grecia decretó el corralito bancario, el porcentaje de empresas que deseaba abandonar el país se reducía al 23%, pero hoy casi se ha duplicado y ya supera el 40%.
El pesimismo reina entre los empresarios, ya que el 56% afirma que la situación económica no mejorará durante al menos otros cinco años, frente al 4% que pensaba lo mismo en mayo de 2014, poco antes de que Syriza llegara al poder. El 80% de los empresarios indican que si pudieran poner en marcha de nuevos sus negocios, lo harían en el extranjero y no en Grecia.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario