miércoles, 27 de abril de 2016

Los funcionarios de Venezuela sólo trabajarán dos días a la semana: lunes y martes

Más éxitos del socialismo día tras día. Los miercoles, jueves y viernes ya no se trabajará. Pues no habrá luz. 
Es el éxito de las nacionalizaciones y de las políticas de planificación centralizada, dirigistas y entrometidas, destructoras de la propiedad privada, del mercado y la competencia por el lado de la oferta. El efecto es eliminación de los beneficios, aumento de los costes, eliminación o drástica reducción de las inversiones, ni siquiera las de mantenimiento, y reducción de la producción = Reducción de la oferta, cada vez peor y menor.
Por el lado de la demanda, subvenciones crecientes, ocultación del coste real (no reflejado en los precios, y sufragados con inflación, deuda e impuestos), pero que sirve para engañar al ciudadano y crear falsos y errados incentivos = Aumento de la demanda. 
Conclusión: Absoluta escasez, menores recursos, menor riqueza, más miseria. 
Y es que, lo más increíble, es que Venezuela es una de los países más ricos en recursos naturales del mundo, tanto en energía hidráulica, como en eólica, solar o petrolera.
Pero su pésimo sistema, inherente a una brutal corrupción (pues dota de más poder, control y arbitrariedad al político y burócrata por el que pasa cualquier licencia, negocio o actividad) y que dilapidó más de 53.000M € en plantas electricas fallidas

Por supuesto, las excusas siempre serán las mismas. 
Y este es uno de los denominadores comunes de toda economía socialista. Esa que se pretende instalar en mayores dosis. El resultado, nadie lo dude, será un desastre, empezando por España, donde millones de personas caen bajo la misma propaganda de siempre, pero que se está inoculando en proporciones crecientes en la sociedad (y afectando por el jugo electoral que se le saca, a todos los partidos, en mayor o menor grado). 
Artículo de El Confidencial:
 Foto: El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una fotografía de archivo. (Efe)El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una fotografía de archivo. (Efe)

El Gobierno de Venezuela reduce la jornada laboral a dos días para el sector público durante, al menos, dos semanas. Así lo que ha confirmado el vicepresidente del país, Aristóbulo Istúriz, que ha sorprendido a los funcionarios del país con una medida encaminada al ahorro energético debido a la sequía que sufre el país. "Los miércoles, jueves y viernes no se trabajará", ha anunciado señalando habrá excepciones siempre y cuando las tareas sean fundamentales y necesarias. Tampoco serán laborables los viernes para los trabajadores de los centros educativos del país
El vicepresidente hizo este anuncio desde el embalse de Guri, el más importante del país, que se encuentra en un nivel crítico de agua y que no fue escogido al azar. Ya el pasado 7 de abril el Gobierno de Nicolás Maduro anunció que los funcionarios no trabajarían los viernes, medida que ha ampliado dos días más y que ha sido confirmada por el propio presidente de Venezuela que considera que "estamos pasando semanas críticas". 

Cambiará el uso horario

Desde este lunes, Venezuela ha sufrido cortes de luz de cuatro horas diarias durante 40 días en los estados más poblados e industrializados. Desde entonces, varios han sido los saqueos y protestas en rechazo al racionamiento eléctrico obligado por la sequía en ciudades del interior venezolano. 
Fue el pasado 14 de abril cuando Nicolás Maduro anunció que el Gobierno cambiará el huso horario venezolano y que se darán días libres a todos los trabajadores. La modificación del huso horario será efectiva a partir del 1 de mayo, una medida que llega nueve años después de que el presidente Hugo Chávez retrasase en 30 minutos la hora oficial del país argumentando que "está oscureciendo muy temprado". De esta manera, Venezuela pasó a estar cuatro horas y media detrás del Meridiano de Greenwich desde el 9 de diciembre de 2007 después de 42 años de vigencia del huso horario. 

Un grupo de personas frente a una estación eléctrica cerca de Caracas. (Efe)
Un grupo de personas frente a una estación eléctrica cerca de Caracas. (Efe)
 Sanciones a centros comerciales y subida de la luz  
Gran parte de las medidas de ahorro energético van encaminadas a sancionar a algunos centros comerciales del país por no atender la orden del Gobierno de generar su propia energía durante un mínimo de nueve horas al día. En este sentido, Maduro ya advirtió que aplicará medidas "drásticas" a 15 centros comerciales del país que no cumplieron con esta norma gubernamental, muchos de los cuales se vieron obligados el pasado mes de febrero a reducir su jornada laboral a la mitad por los cortes eléctricos. 
Además de aplicar estas dos normas, el Gobierno pide a los venezolanos que disminuyan el consumo de energía en los hogares por ser  "el más alto de América Latina y el Caribe" al ser "prácticamente gratis" y sin descartar "aumentar las tarifas". "Por ahora no ha llegado ese momento", dijo hace unos días Maduro.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario