martes, 12 de abril de 2016

Podemos desvía fondos de Bruselas a su aparato de redes sociales en España

Segundo Sanz muestra la financiación no ilegal (pues aprovecha la falta de regulación y control de la Eurocámara sobre estos fondos -más despilfarro- que en principio van destinados a otras actividades) pero sí poco ética de su extenso aparato de redes sociales en España (con la que llevan a cabo toda una "guerra" mediática. 


Artículo de Voz Pópuli: 

Pablo Iglesias, en una reunión de trabajo con compañeros de Podemos.Pablo Iglesias, en una reunión de trabajo con compañeros de Podemos. - Foto Podemos

La delegación de Podemos en el Parlamento Europeo realiza un uso más que cuestionable, desde el punto de vista ético, de los fondos que percibe de Bruselas para disponer de asesores en el país de origen. El partido de Pablo Iglesias tiene dada de alta como asistente local en España a una destacada integrante del equipo estatal de Community Managers (CM), un escuadrón vital para la formación emergente dedicado a dar la batalla en las redes sociales, muchas veces apoyado en colectivos de ilustradores como Purple RainGuerrilla Gráfica y LetsZINK.

Se da la circunstancia de que la normativa comunitaria no controla las funciones que llevan a cabo los asistentes locales en los países de procedencia, que, en teoría, deberían ser de apoyo directo al eurodiputado, como organizarle encuentros en el Estado miembro con la sociedad civil e instituciones, preparar el contenido de tales reuniones o gestionarle nuevos contactos. Sin embargo, Podemos (GUE/NGL) aprovecha aquí la falta de regulación de la Eurocámara y tiene contratada a una asistente local -cuyo nombra consta en la web del Parlamento Europeo- centrada, en cambio, en ejecutar toda una estrategia de agitación y propaganda 2.0 desde la misma sede de la organización en la madrileña calle Princesa.
En su propio perfil de Twitter, Leticia Sánchez Morales reconoce que es asistente local de Podemos en el Parlamento Europeo y miembro del equipo estatal de Redes Social de la formación morada. Sin embargo, en el portal de Transparencia de Podemos, la formación morada dice que Sánchez se ocupa de "Redes Sociales Europa", en concreto, de la "gestión y administración de redes sociales en el Estado miembro de origen para la labor parlamentaria del grupo de eurodiputados". Según ha podido saberVozpópuli de fuentes internas, su actividad, a jornada "completa", no se reduce a difundir asuntos europeos, sino que abarca todos las esferas del partido. El salario bruto mensual de Sánchez es de 1.511,13 euros, según las cuentas publicadas. En cambio, otros CM que trabajan para Podemos, revelan las mismas fuentes, no llegan a superar los 800 euros por jornadas laborales que se prolongan hasta diez horas.
Este escuadrón despliega sus armas a través de las redes sociales fundamentalmente en asuntos de política nacional, lejos del ámbito comunitario, o en cuestiones de organización interna. Por ejemplo, pronto empezarán a mover desde las cuentas oficiales de Podemos la celebración de la consulta a la bases sobre el acuerdo PSOE-Ciudadanos, a fin de que participe el mayor número de inscritos (afiliados) posible. La Eurocámara sólo controla los pagos económicos a estos asesores locales, pero no existe ningún mecanismo de control de las tareas que desempeñan en el Estado miembro. Tampoco existe ningún tipo de rendición de cuentas de tales actividades, por lo que la opacidad aquí es mayúscula. De hecho, hay eurodiputados, como por ejemplo la electa por UPyD Maite Pagaza, que han reclamado la necesidad de "arrojar luz" sobre esta cuestión. En la misma línea se han pronunciado diferentes organizaciones cívicas, como Access Info Europe, que trabajan en favor de la transparencia. 
Asimismo, un grupo de 29 periodistas, agrupados en The MEPs Project, demandaron el pasado año a la Eurocámara ante el Tribunal de Justicia Europeo ante la imposibilidad de acceder al desglose de ingresos extras que perciben los eurodiputados: dietas mensuales para gastos generales, dietas de viaje, dietas diarias por sus actividades oficiales y fondos para asistentes personales. En 2009, un informe de Robert Galvin, auditor-jefe del Parlamento Europeo, fue filtrado al periódico The Times, daba cuenta de anomalías graves y reiteradas en pagos de asistencia y oficina o en la facturación de proveedores de servicios y denunciaba que algunos eurodiputados destinaban estos fondos directamente a las arcas de sus partidos políticos o decían tener asistentes locales, pero no pagaban su seguridad social.
Leticia Sánchez forma parte, junto a otros cinco compañeros, de la agrupación de asistentes locales de la delegación europea de Podemos. Luego, cada eurodiputado morado (Lola Sánchez, Tania González, Estefanía Torres, Miguel Urban y Xabier Benito) cuenta con uno o más asistentes propios en el país origen. Por otro lado, están los que sí operan en las instituciones europeas (Bruselas, Estrasburgo y Luxemburgo), los llamados "acreditados" en la jerga comunitaria, que se encuentran en la agrupación del partido -Podemos tiene cuatro- o adscritos a cada eurodiputado (suelen ser dos por MEP).
Cada eurodiputado tiene asignada una cantidad máxima mensual de 21.379 euros ("fondo de asistencia parlamentaria") para pagar tanto a sus asistentes acreditados como locales y personal en prácticas (becarios). El MEP distribuye ese dinero según su propio criterio. Una cuarta parte de esos fondos los puede destinar al pago proveedores de servicios externos, por ejemplo, investigadores que elaboren estudios sobre temas específicos de su competencia. No hay ninguna limitación para el número de asistentes locales (hay algún MEP que tiene hasta 24), mientras que los acreditados son tres como máximo por electo (cuatro, bajo condiciones).
Estos últimos son contratados directamente por la administración del Parlamento Europeo, en las condiciones de empleo aplicables al personal no permanente. En cambio, la gestión de los radicados en el Estado miembro es delegada en agentes pagadores (gestorías), que se encargan de abonar también las contribuciones fiscales y sociales correspondientes al país de origen. En el caso de Podemos, de esta tarea se encarga la cooperativa Kinema, vinculada al secretario estatal de Relaciones con la Sociedad Civil y diputado nacional, Rafa Mayoral, y nacida en 2006 para prestar asesoría colectiva a personas afectadas por desahucios.
LA HIJA DE VERSTRYNGE, BECARIA DE PODEMOS
Desde 2009, los eurodiputados ya no pueden incorporar a parientes cercanos a su partida de "asignación parlamentaria para asistentes", que incluye asesores acreditados, locales y personal en prácticas (becarios). Sin embargo, nada dice la normativa europea de colocar en la delegación de Bruselas a la hija de un gran amigo, en este caso, del 'padre ideológico' de Pablo IglesiasJorge Verstrynge, exsecretario general de Alianza Popular. Como becaria de la eurodiputada de Podemos Tania González figura Lilith Verstrynge, que ingresó en dicha delegación el pasado marzo.
Lilith, que estudió en el Liceo Francés de Madrid, es licenciada en Historia y Estudios Europeos y Relaciones Internacionales por las universidades parisinas Denis Diderot y Sorbonne Nouvelle. Ha sido también responsable de la comisión de Comunicación interna, externa, web y redes sociales de Podemos París. Lilith y su madre, Mercedes Revuelta, fueron identificadas por la Policía en junio de 2014 al encadenarse en el interior de una vivienda para impedir un desahucio.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada