viernes, 16 de febrero de 2018

Mordaza podemita en Santander: censuran una charla porque cuestionaba la ideología de género

Y otro caso más de la dictadura ideológica a la que pretenden someternos los autollamados "demócratas". 

Muy característico de los demócratas y los que no tienen nada que esconder, el prohibir y censurar todo acto que pretenda dar a conocer ideas distintas (con argumentos), para no tener que enfrentarse a ellos (ni que la gente los conozca). No por nada pretenden sacar una ley (la ley mordaza de Podemos) donde quieren prohibir, retirar (obligando a eliminar de la red artículos, o retirar libros...) todo aquéllo que vaya contra la dictadura de la ideología de género. 


Por su parte, el Ateneo cede al chantaje y la presión de Podemos y otras organizaciones que lo secundan, aún reconociendo que va contra la libertad de expresión y la democracia. 

Es otra caso de la persecución (que también ha sido profesional) que sufre la profesora Alicia Rubio, autora de la obra " Cuando nos prohibieron ser mujeres ...y os persiguieron por ser hombres: Para entender cómo nos afecta la ideología de género" donde cuestiona toda esta ideología (desde campos tan diversos como la antropología, la neurofisiología, la anatomía o la misma realidad o sentido común). 

Y efectivamente, la misma censura del acto pone una vez más de manifiesto la razón del acto, que se titula "La dictadura de la ideología de género". 

Elentir expone el caso más reciente sucedido (uno más) en el siguiente artículo. 
Artículo de Contando Estrelas: 
La profesora Alicia Rubio Calle iba a ofrecer este jueves, en el Ateneo de Santander, una conferencia titulada “La dictadura de la ideología de género”. Pero no podrá ser: el acto ha sido censurado.
+ ACTUALIZADO 19:35h: Me comunican que ya se ha encontrado un sitio alternativo para la conferencia. El punto de reunión para acudir a ese lugar será a las 19:15h en la Plaza Matías Montero (Puerto Chico, donde está la Bandera de España).
¿Está prohibido discutir la ideología de género en un país democrático?
Podemos, los sindicatos UGT y CCOO y diversas organizaciones feministas, LGTB y de ultraizquierda habían pedido que se censurase la charla por el mero hecho de cuestionar la ideología de género, una teoría pseudocientífica surgida del marxismo y que sostiene que los roles sexuales de hombres y mujeres no tienen ningún fundamento biológico y que son meras construcciones culturales. Se trata de una tesis del todo cuestionable, pero algunos están empeñados en prohibir todo intento de cuestionarla. ¿Ésa es su idea de la democracia?
Tras proponer una ‘Ley Mordaza’, Podemos reparte carnets de demócrata
Ayer Podemos pidió que se castigase al Ateneo de Santander sin subvenciones públicas por albergar lo que tachó de “acto de odio”, absurda calificación cuyo fin es criminalizar las opiniones que no son de su agrado. En un escrito lleno de faltas, Podemos afirmó que la charla “ensalza valores antidemocráticos que en una sociedad avanzado debería ser constitutivos de delito”. Es decir, que la formación de ultraizquierda pretende convertir en delito cualquier opinión sobre la sexualidad que no coincida con la suya. Sobre el concepto de democracia de la formación morada basta con recordar que en 2016 Podemos ensalzó al dictador Fidel Castro y se ha opuesto varias veces a pedir la libertad para los presos políticos venezolanos. Además, el año pasado el partido de ultraizquierda presentó una propuesta de “Ley Mordaza” que incluye mecanismos inconstitucionales para perseguir a los discrepantes. ¿Y aún se atreven a hablar de democracia?
El Ateneo critica el daño a la libertad de expresión pero censura el acto
Finalmente, esta mañana el Ateneo de Santander ha cedido a las presiones y ha cancelado el evento. Esta institución ha señalado que “la reducción de los espacios para la exposición libre de ideas, resulta perjudicial para la libertad de pensamiento”, pero ha justificado su censura de la conferencia de Alicia Rubio alegando que el “elemento que ha decantado la decisión, ha sido la ausencia de posicionamiento en contra de la petición, por parte de ningún partido político o asociación”, en referencia a la petición de censura hecha por Podemos y otros grupos. Con esta explicación, el Ateneo está otorgando a Podemos el poder de decidir quién puede expresar públicamente sus ideas y quién no, un planteamiento que contradice abiertamente el espíritu de una sociedad democrática como un espacio abierto al pluralismo ideológico.
Alicia Rubio: “no tengo derechos fundamentales”
En un vídeo publicado este mediodía en el canal de Youtube de Vox, partido en el que milita Alicia Rubio, la profesora señala que desde que publicó su libro cuestionando la ideología de género “no tengo derechos fundamentales: no tengo derecho a la libertad de expresión ni a la de opinión, y eso es preocupante en una democracia”.
En marzo de 2017, Alicia Rubio fue víctima de un acto de acoso en el instituto en el que trabajaacto en el que participaron dos concejales y un exasesor de Podemos en el Congreso de los Diputados. El objetivo del “escrache” era que Alicia fuese cesada como jefa de estudios de ese centro por el mero hecho de no compartir las tesis de la ideología de género. A finales de abril se consumó el atropello y la profesora fue cesada de ese cargo, ante el absoluto silencio de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, en manos del PP, que no quiso mostrar su apoyo a la profesora frente a la campaña de acoso de Podemos, tal vez porque en 2016 el PP votó junto a Podemos la ley que impone la ideología de género en los centros educativos de esa comunidad.
Esta censura confirma el tema de la charla: la dictadura de la ideología de género
La paradoja es que con esta censura, los totalitarios no hacen más que confirmar lo que iba a denuncia la conferencia: la existencia de una “dictadura de la ideología de género”, en virtud de la cual, y a pesar de estar en un país teóricamente democrático, hay una ideología que está prohibido cuestionar. Es más: atreverte a criticarla puede acarrearte multas, vetos y actos de censura como el que acaba de ocurrir en Santander. El silenciamiento del discrepante es la prueba más clara de la falta de razón de esa ideología. Se sus ideólogos prefieren imponerla y callar al que opina distinto, es porque se sienten incapaces de ofrecer buenos argumentos y opiniones convincentes para defenderla en un debate de ideas. Lo que diferencia a los verdaderos demócratas de los que lo son sólo de boquilla es que ningún crítico de la ideología de género ha impedido expresarse a los partidarios de esa doctrina, pero éstos se empeñan en impedir que cualquiera pueda contradecirla. Y aún tienen la cara en ponerse a repartir carnets de demócrata.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear