lunes, 11 de noviembre de 2019

Ximo Puig cuadra de nuevo unas cuentas polémicas en la Comunidad Valenciana con 1.325 millones ficticios

Dani Valero analiza los polémicos presupuestos del Gobierno Valenciano (PSOE-Compromis y UP-IU), que no pueden ser más irresponsables. Pero es que política e irresponsabilidad van de la mano...

Se hacen creando un ingreso ficticio (de lo que consideran tiene que recibir extra del Estado Central) no realizable, que los vuelven aún más deficitarios, disparando así la ya enorme deuda valenciana. 

Pese a que tuvieron que hacer recortes el año pasado por el exceso de gastos, amplían el gasto hasta record, en una situación de evidente desaceleración económica que hace aún más grande el agujero presupuestario y la capacidad de hacer frente a los riesgos económicos. 
Artículo de El Economista: 
Ximo Puig y Mnica Oltra EFE
El Gobierno Valenciano aprobó sus presupuestos el pasado 31 de octubre, unas cuentas polémicas que, un año más, incluyen la habitual "partida reivindicativa" de ingresos ficticios, los 1.325 millones de euros que el Ejecutivo de PSPV, Compromís y Unides Podem-EUPV consideran que recibe de menos la autonomía por el agravio que sufre con el actual sistema de financiación por parte del Estado.
Además de esto, se trata de un presupuesto expansivo, que prevé un aumento del gasto no financiero del 1,6 por ciento pese a que en el presente 2019 los ingresos fueron insuficientes y el Consell ha tenido que hacer recortes por 365 millones de euros. Y por si fuera poco, pese al acuerdo alcanzado entre los socios sigue en liza una partida: 50 millones que la formación de Mónica Oltra arrebató a la de Ximo Puig en el último momento y que ahora los socialistas confían en recuperar.
El proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat para 2020 contempla una cifra global de 23.021,9 millones de euros frente a los 22.096,2 millones de las cuentas de este año. 16.970 millones serán para gasto no financiero, lo que supone 263,6 millones más y una subida del 1,6% más respecto al presente 2019.
Se trata de unas cuentas "responsables, realistas y prudentes" que, además, suponen la "consolidación de los presupuestos expansivos anteriores", según aseguró el conseller de Hacienda, Vicent Soler. El dirigente recordó que el gasto subió un 9% en el presupuesto de 2019, año en el que finalmente han tenido que recortar los mencionados 365 millones tras caer en febrero los presupuestos estatales de Pedro Sánchez (que preveían una inversión superior en la Comunitat a la de los finalmente prorrogados del PP).
Pese a que la situación vuelve a ser de incertidumbre a nivel estatal, el Gobierno autonómico no solo mantiene sino que eleva su previsión de gasto para el ejercicio 2020. Vicent Soler destacó al respecto que se trata "del presupuesto más alto de la historia de la Generalitat Valenciana" y que pretende "consolidar los avances para que no sean reversibles, blindar el Estado del Bienestar y ubicar la Comunitat como territorio confiable y amable para las inversiones".
En esta línea, las cuentas contemplan de nuevo una partida de ingresos ficticios de 1.325 millones de euros, tal y como viene haciendo el Consell desde los presupuestos de 2016 a modo de 'protesta contable' por el dinero que, según estima, debería recibir de más por parte del Estado para situarse en la media española. Esta peculiar fórmula permite gastar más a la autonomía, pero al tratarse de dinero que finalmente no llega se traduce en un incremento del déficit que engorda cada año la ya disparada deuda valenciana (de más de 47.000 millones de euros, el 42 por ciento del PIB).
Por lo que respecta a los 50 millones en liza, se trata de una cantidad que los socialistas pretendían destinar a la Agencia Valenciana de Innovación (AVI), adscrita a la nueva Conselleria de Innovación creada por los socialistas esta legislatura. Pero el importe procedía del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), adscrito a la de Economía (Compromís), y la formación de Mónica Oltra logró retenerlos en una dura pugna que retrasó incluso la presentación de los presupuestos.
Pero el asunto no quedó ahí. Fuentes de Hacienda (PSPV) aseguran ahora que los 50 millones los tiene el Ivace "de forma transitoria" para destinarlos finalmente a la AVI, mientras que fuentes de Compromís niegan la mayor y aseguran que el cambio fue "definitivo".

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear