miércoles, 11 de junio de 2014

La Fed no dejará que se cure la economía

Frank Shostak critica el grave error de las inyecciones monetarias masivas llevadas a cabo por la FED, y la creencia de que se gana tiempo para resucitar al "paciente en coma", cuando en realidad se socava la generación de riqueza y se desvía dicha riqueza hacia actividades no generadoras de la misma, lo que merma enormemente toda la actividad económica en general. 

La mayoría de los comentaristas son de la opinión de que la inyección monetaria masiva de la Fed durante 2008 impidió un gran desastre económico. La tasa anual de crecimiento del balance de la Fed saltó del 3,9% en enero de 2008 al 150,9% en diciembre de ese año. El tipo objetivo de los fondos federales se rebajó del 3% en enero de 2008 al 0,25% en diciembre de ese año.
Según el pensamiento popular, las acciones de la Fed han comprado tiempo para permitir que se cure la economía de EEUU (como mantener vivo a un paciente en coma). Por consiguiente, los pensadores populares critican duramente a los comentaristas que defienden que se permita que la recesión económica siga su curso.
Contrariamente al pensamiento popular, las recesiones económicas o declives económicos no son el fin del mundo, sino la eliminación de diversas actividades no productivas, también calificadas como actividades de burbuja, producidas por anteriores políticas monetarias laxas del banco central.
Observemos que por medio de una política monetaria laxa, la riqueza se desvía de los generadores de riqueza a las actividades no generadores de riqueza. Cuanto más fuerte sea el ritmo de la inyección monetaria, más fuerte es el desvío de riqueza. (Las actividades de burbuja, que no generan riqueza, no pueden existir sin este desvío).
Así que, evidentemente, cuanto mayor sea la divergencia de riqueza, más débiles se vuelven los generadores de riqueza. Advirtamos que una vez la capacidad de los generadores de riqueza se ve bajo presión, la llamada economía le sigue. Después de todo, es el aumento en riqueza lo que soporta toda la actividad económica general.
Son los aumentos en la riqueza los que financian los aumentos en las actividades productivas e improductivas. ¿Cómo puede entonces la inyección monetaria agresiva de la Fed durante 2008 haber permitido a la economía ganar tiempo y curarse?
Creemos que la inyección monetaria masiva de 2008 ha comprado tiempo para actividades improductivas de burbuja. Sin embargo, como hemos visto, esas actividades socavan los generadores de riqueza debilitando así la economía en general.
Si se aplica una política monetaria laxa a lo largo de un periodo prolongado de tiempo, se corre el riesgo de debilitar gravemente el proceso de generación de riqueza. Puede aparecer así una situación en la que el conjunto de la riqueza se estanca o empieza a disminuir.
Una vez ocurre esto, la economía cae en una grave recesión, ya que ahora hay menos fondos disponibles para apoyar tanto actividades productivas como improductivas. En tal caso, lo que hace falta para curar la economía es la rápida eliminación de las actividades de burbuja.
Esto dejará una mayor cantidad de los fondos necesarios en manos de generadores de riqueza reforzando así el proceso de generación de riqueza, la clave de la recuperación económica.
Repito que creemos que, en lugar de curar la economía, la inyección monetaria masiva de la Fed durante 2008 ha fortalecido las actividades de burbuja debilitando así la economía.
Para aclarar más nuestra postura, consideremos una empresa que comprenda diez divisiones, en las que seis están obteniendo beneficios y cuatro están sufriendo pérdidas. De un CEO responsable se esperaría que reestructurara o cerrara las cuatro divisiones perdedoras. Si las mantiene en marcha, esto va a debilitar la empresa.
Los beneficios de las seis divisiones rentables, en lugar de usarse para fortalecer la capacidad de la empresa de generar beneficios, se emplearían en apoyar las cuatro divisiones perdedoras.
Cuanto más tiempo dure, peores se harán los fundamentales de la empresa. En algún momento, una vez disminuya la capacidad de la empresa de generar beneficios, correrá el riesgo de encontrarse “patas arriba”.
¿Sería correcto decir que al permitir que las divisiones no rentables de la empresa aguanten durante más tiempo, ésta compra tiempo para curarse?
Como hemos visto, cuanto más tiempo mantenga el CEO a los perdedores, más probable es que sea peor el “cierre” de la empresa. Así que, contrariamente al pensamiento popular, cuanto antes tenga lugar la limpieza, más fuerte se hará probablemente la empresa y mejor se atenderán los intereses de sus accionistas.
Evidentemente, la reestructuración o eliminación de divisiones perdedoras va a ser dolorosas para algunas de las personas que están empleadas en estas divisiones. Sin embargo, un fortalecimiento en los fundamentales de la empresa es probable que aumente sus posibilidades de ser re-empleadas en otras divisiones. Igualmente, con la eliminación de burbujas en la economía, las personas que se han convertido en redundantes es probable que sean re-empleadas en actividades de generación de riqueza ahora en expansión.

Resumen y conclusiones

La mayoría de los comentaristas opinan que la inyección monetaria masiva de la Fed de 2008 ha evitado un gran desastre económico. Creemos que la inyección masiva ha comprado tiempo para actividades improductivas de burbuja, debilitando así la economía en su conjunto. Contrariamente a la creencia popular, un limpieza económica es necesaria para “arreglar” el lío causado por las políticas laxas de la Fed. Para impedir un futuro dolor económico, lo que hace falta es cerrar todos los agujeros para la creación de dinero “de la nada”.
Publicado el 6 de junio de 2014. Traducido del inglés por Mariano Bas Uribe. El artículo original se encuentra aquí.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear