lunes, 2 de junio de 2014

Mensaje urgente de Bruselas a España: hay que cerrar el grifo del gasto ya porque está descontrolado

El gasto público en España sigue absolutamente desbocado, teniendo déficits aunque no tuviéramos que pagar un euro de deuda (déficit primario). No hay planes al respecto y nuestra economía no es capaz de producir ni de lejos lo que gastamos, dependiendo de creciente deuda y del exterior (que nos presten). 
Eso sí, todo el mundo quiere seguir por esa línea quejándose a la vez de que dependemos de los que nos prestan dinero y de que quieran que les paguemos (faltaría más) lo que nos prestan (para salvarnos de la insolvencia). 
Lo mejor de todo son las propuestas políticas al respecto, que se han visto en las elecciones. Más y más y mucho más de toda esta situación...
A modo de ejemplo, es como en una familia que ingresa 1000 euros al mes cuando gastaba 1000 también. Incrementan sus ingresos porque reciben un premio o herencia hasta 2000 euros, y suben sus niveles de gasto hasta 2000 euros. Una vez la herencia y el dinero del premio (que no es recurrente como no lo era los ingresos fiscales provenientes de la burbuja inmobiliaria) los ingresos se reducen nuevamente a 1000 euros pero la familia, montada en un tren de vida de 2000 euros no quiere bajar del mismo (déficit de 1000 euros anuales). Este déficit supone que la familia se vaya endeudando cada año en 1000 € sin reducir sus gastos. 

De hecho y por un bache económico, ahora ingresan 800€  pero a pesar de ello sigue incrementando los gastos de los años anteriores hasta 2.200 € porque tenían previsto ya unos viajes y la compra de un coche, puesto que esperaban que les subieran el sueldo (los ingresos de 800€), alcanzando déficits de 1.400 euros cada mes. 
Tras tres-cuatro años de crisis la gente (los amigos, compañeros, familiares) que les han prestado dinero empiezan a exigirles que hagan algo para solucionar la situación, puesto que no dejan de dejarles dinero y ellos siguen con un tren de vida que no pueden mantener, pero la familia por un lado dice que sí, vamos a hacerlo, y recortan algún gasto que llevaban a cabo, pero a la vez que aumentaban otros, dejando los gastos en niveles de 2050 al mes, en niveles aún superiores a los de antes de que tuvieran dichos ingresos extraordinarios e incluso de los gastos de los primeros años de ya no disfrutarlos, pero eso sí, algo inferiores (en algunas partidas al máximo gasto que habían llevado a cabo). La familia ha hecho a su vez más esfuerzos en buscar nuevos ingresos de manera que ingresan 950 euros (bajando el déficit a 700€). Pero siguen pidiendo más y más dinero cada mes a sus amigos y compañeros sin reducir el gasto, por lo que ahora el déficit es de 1100€. 
Cuando escuchan las exigencias de los prestamistas, algunos miembros de la familia (que ahora iban al cine todas las semanas en vez de una vez al mes entre otras cosas), se quejan llegando incluso al insulto diciendo que nadie de fuera tiene que decir como tengo que gestionar mi casa y que pretenden acabar con mis derechos adquiridos (ir todas las semanas al cine) y que la "austeridad" que quieren imponer "se la metan por donde les quepa" (aunque nada de esto tiene que ver con austeridad, que es gastar menos de lo que tienes, ahorrando, no mucho más de lo que tienes y puedes, malgastando y despifarrando). Eso sí, siguen exigiendo que les presten 1100 € cada mes para mantener los gastos familiares que no pueden pagar con sus ingresos, pese a que ingresan más que antes y sus gastos siguen fuera de control y sin reducirse, aumentando cada vez más la deuda con sus amigos, y manteniendo las promesas de que pagarán y se "ajustarán el cinturón", pero siempre más adelante, porque claro, el coche recién estrenado hay que disfrutarlo un poco más y al niño no se le puede decir que la play station 4 tiene que desaparecer, y que se tendrá que conformar con la 3, aunque los papas no se la puedan pagar. 
Ante la situación que empiezan a vislumbrar, algún miembro de la familia empieza a comentar que la deuda que deben es ilegítima y que no hay que pagarla, aunque ello supusiera que les dejaran de prestar los 1100 euros al mes y que seguían gastando mucho más de lo que ingresaban aunque les perdonaran toda la deuda. Y además, ante esta situación, otros miembros de la familia exigen que aumenten más los gastos de la familia, pero mucho más, lo que es celebrado por otros muchos ante las promesas de nuevos regalos y cosas que podrán adquirir. 
Pues esta es simplificando a modo de ejemplo la  la situación actual de España, sin una solución al respecto...

"En los últimos meses se ha llevado con discreción, pero en Bruselas se escuchan desde hace tiempo voces de comisarios y relevantes ministros de Finanzas europeos que se pronuncian en privado contra la marcha de la economía española.
Pero han optado por aplazar este toque de atención a España a después de las europeas. Así lo revelan altos cargos comunitarios a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

El gasto está totalmente descontrolado

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que el enfado de las autoridades europeas con el Gobierno Rajoy está relacionado con un asunto concreto. Concluyen que en España no se observa ninguna preocupación con el aumento de la deuda y su cercana superación del 100% del PIB.
Alertan que el país genera deuda a una velocidad de 9.000 millones al mes. Algo que consideraban inasumible y totalmente descontrolado.

Sin reducción del gasto hasta 2017

Se basan en el programa de estabilidad remitido a Bruselas por el Ejecutivo a finales de abril: critican que no contempla que la reducción drástica del gasto comience antes de 2017.
No pasan por alto que esa fecha se sitúa ya después de las generales. Pero en Europa no están dispuestos a que se aparquen las reformas y la reducción de la deuda (vía recorte del gasto) por la proximidad de las elecciones de 2015.

Único país de la UE con déficit primario

La causa del malestar es también un indicador del que se habla muy poco, pero que resulta determinante para la Comisión Europea: el déficit primario. Se trata de la diferencia entre ingresos y gastos, pero descontando todo lo relacionado con la devolución de la deuda y el pago de intereses.
Los líderes europeos le dan máxima importancia a este indicador porque es el que marca realmente el recorte del gasto recurrente que está realizando un país.
Según las fuentes consultadas, lo que realmente molesta en Bruselas es que España sea el único país de la UE que arrastre todavía ese déficit primario.
Destacan que otros países que en principio presentaban un gran desequilibrio en sus cuentas, cuando se les descuenta los gastos de la deuda, consiguen ya superávit primario. Es el caso, por ejemplo, de Portugal, Irlanda, Italia e incluso Grecia.

Los desequilibrios de la economía española

Estos serán algunos de los aspectos más relevantes, según ha sabido ECD, que la Comisión Europea alertará en su informe de este mes de junio:
-- España tiene un enorme desajuste entre ingresos y gastos, incluso sin tener en cuenta la deuda.
-- El país funciona sobre un modelo de gasto excesivo que no es capaz de sostener por sí mismo: los ingresos no cubren los gastos y es inevitable financiarse mediante emisión de deuda.
-- Necesita cada vez más pedir prestado a los mercados internacionales porque no es autosuficiente: depende de la financiación exterior para seguir funcionando. No produce lo suficiente para mantener su estructura.
-- Esta situación provoca un inquietante avance imparable de la deuda pública, que está al borde ya del 100% del PIB.

Condicionarán los cargos de Guindos y Cañete

Una de las armas de la ofensiva que Bruselas prepara contra España consistirá en presionar al Gobierno condicionando los nombramientos de Luis de Guindos y Miguel Arias Cañete.
El titular de Economía lleva meses postulándose para convertirse en presidente del Eurogrupo -la reunión mensual de los ministros de Finanzas de la UE- a partir del año que viene. El titular de Agricultura pelea también por una comisaría europea."

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear