martes, 10 de marzo de 2015

El empleo no dirige el crecimiento económico

Frank Shostak responde a la creencia keynesiana y mayoritaria de que el empleo dirige el crecimiento económico, cuando no es así y expone qué es lo que dirige dicho crecimiento. 

Artículo de Mises Hispano: 
Para la jefa del Consejo de la Reserva Federal, Janet Yellen (y la mayoría de los economistas), la clave del crecimiento económico es un fortalecimiento en el mercado laboral. La fortaleza del mercado laboral es la clave tras la fortaleza de la economía. O eso se dice. Si es así, entonces se puede deducir que los cambios en el desempleo son un importante factor causativo de crecimiento económico real.
Esta forma de pensar se basa en la opinión de que una reducción en el número de personas desempleadas significa que ahora más gente podría aumentar sus gastos. Como consecuencia, a esto le seguiría un crecimiento económico.

Necesitamos más riqueza, no necesariamente más empleo

Lo que dirige principalmente el crecimiento económico es una expansión de las existencias de riqueza real, conseguida mediante consumo diferido y aumento en la productividad laboral. Arreglar el desempleo sin ocuparse del tema de la riqueza no va a aumentar el crecimiento económico como tal.
Son las existencias de riqueza real las que financian la mejora y la expansión de la infraestructura, es decir, una expansión en bienes de capital por persona. Una infraestructura mejorada y expandida permite una expansión de la producción de los bienes y servicios finales requeridos para mantener y promover las vidas y el bienestar de las personas.
Si el desempleo fuera la fuerza directora clave del crecimiento económico, tendría muchísimo sentido erradicarlo tan pronto como fuera posible generando todo tipo de empleo.
No es importante tener a la gente empleada como tal, sino tenerla empleada en actividades generadoras de riqueza. Por ejemplo, los políticos podrían seguir el consejo de Keynes y sus seguidores y emplear a la gente para cavar hoyos u otras actividades patrocinadas por el gobierno. Advirtamos que el objetivo aquí es solo emplear tanta gente como sea posible.
Un simple análisis de sentido común establece sin embargo rápidamente que una política como esa equivaldría a una disminución de las existencias de riqueza real. Recordemos que toda actividad, sea productiva o no, debe financiarse. Cuando la Fed o el gobierno federal intentan aumentar el empleo mediante diversos tipos de estímulos, esto puede ocasionar una expansión de los bienes de capital para proyectos no generadores de riqueza, lo que lleva a un consumo de capital en lugar de a su crecimiento.
Por tanto, emplear a las personas en diversas actividades inútiles no generadoras de riqueza simplemente lleva a una transferencia de la riqueza real y socava el proceso de generación de riqueza real.
El desempleo como tal puede arreglarse de una forma relativamente fácil si se deja al mercado laboral libre de intervención pública. En un mercado laboral no intervenido, cualquier persona que quiera trabajar será capaz de encontrar un trabajo con un salario apropiado para sus habilidades particulares.
Evidentemente, si alguien pide un salario fuera del mercado y no está dispuesto a mudarse a otro lugar, no hay garantía de que encontrará un empleo.
Por ejemplo, si un salario de mercado para John el panadero es de 80.000$ anuales, si insiste en un salario de 500.000$, evidentemente es probable que esté desempleado.
Con el tiempo, un mercado laboral libre asegura que toda persona cobra de acuerdo con su contribución al llamado “pastel real” general. Cualquier desvío del valor de su contribución real pone en marcha fuerzas competitivas correctoras.

La clave es el poder adquisitivo

En definitiva, lo que importa para el bienestar de las personas no es que estén empleadas como tal, sino su poder adquisitivo en términos de bienes y servicios que ganan.
No va  a resultar de mucha ayuda a las personas si lo que ganan no les permite mantener su vida y bienestar.
El poder adquisitivo de las personas está condicionado por la infraestructura económica dentro de la que operan. Cuanto mejor sea la infraestructura, más producción puede generar una persona.
Una mayor producción significa que un trabajador puede ahora tener salarios mayores en términos de poder adquisitivo.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear