miércoles, 24 de junio de 2015

La inversión en Venezuela se desploma un 95%

Otro de los constantes "éxitos" del socialismo. El desplome de la inversión extranjera directa. 
El último informe de la ONU muestra cómo en Venezuela la inversión directa cayó más de un 90% entre el 2013 y el 2014. No puede ser de otra manera en un sistema político que destruye, viola y persigue la propiedad privada, destruye la separación de poderes haciendo más grande y omnipotente al Estado, sin límites a su poder (bajo el argumento de que al poder del "pueblo" no se le pueden poner límites), donde prima la inseguridad jurídica (pues el poder político hace y deshace a sus anchas), donde el monopolio y la manipulación del dinero es absoluta por parte del Estado (banco central a sus órdenes), empleada para financiar sus crecientes gastos y deuda, megalomanías políticas, compra de votos y voluntades, planes económicos improductivos (eso sí, todos muy "estratégicos"), subvenciones crecientes e importaciones cada vez más caras (al destrozar el poder adquisitivo de la moneda), donde el intervencionismo (aunque la palabra correcta es la intromisión solo que le lavan la cara con intervención, que tiene una mejor aceptación para el pueblo) es creciente y asfixiantes con regulaciones, prohibiciones, impuestos...que van encareciendo y limitando la actividad acabando con la economía productiva y provocando reducción de oferta y escasez...

Pero justo lo que lleva a todo esto es lo que pretenden y loan muchos. 
Y es que el socialismo es tan atractivo...tiene unos fines tan bonitos, que no importa que los medios sean destructivos y perversos y que dichos fines nunca sean alcanzables, llegándose siempre a un punto muchísimo peor que el de partida. Lo importante es que es muy embaucador. Y ya se sabe que el hombre tiene que creer en algo. A falta de religión, el socialismo es la nueva religión del hombre (las similitudes y puntos en común son tremendas y no es casualidad que ésta se haya perseguido e intentado erradicar allá donde el socialismo imperaba, pues suponía una competencia enorme y obstáculo a la sumisión al Estado). Si el marxismo decía que la religión era el opio del pueblo, no hay en verdad un mayor opio para el pueblo que el socialismo. 
Diego Sánchez de la Cruz se hace eco de los datos sobre la caída de la inversión directa extranjera en Venezuela. 
Artículo de Libre Mercado:
Acaba de publicarse el informe anual de inversión extranjera directa en América Latina y la región Caribe. Este documento, que sale a la luz ejercicio tras ejercicio como resultado del trabajo de la Comisión Económica de la ONU que se dedica a analizar esta serie de países.
El país que sale peor parado es Venezuela. En este caso, la inversión extranjera habría caído un 90%, pasando de 2.700 a 300 millones de euros entre los años 2013 y 2014. El informe también aporta el dato de 2012, cuando se alcanzaban los 6.000 millones. Si comparamos ambos números, el descenso es del 95%.
La progresiva salida de los inversores ha sido documentada por Libre Mercado con casos concretos. Uno de especial interés para el caso español es el del grupo Pascual, que en febrero de 2015 confirmó que replegaba velas y apostaba por salir de Venezuela.
Según el documento de la ONU, la espiral decadente que está experimentando la economía venezolana se ha unido a los problemas monetarios para generar una "tormenta perfecta" que ha teminado por espantar a los inversores.

La crisis del bolívar

En relación con la crisis del bolívar, cabe subrayar que no pocas empresas han visto cómo el gobierno bloquea la salida de esos fondos, impidiendo la repatriación de beneficios. Un ejemplo lo tenemos en el sector de las aerolíneas, donde algunas han optado por dejar el país y otras han tomado la decisión de negarse a operar en la divisa venezolana, tasando solamente en dólares sus vuelos.
Otro punto que destaca el informe es el del desabastecimiento. Las redes sociales han mostrado numerosos casos de auténticas batallas campañes que se dan en los supermercados como consecuencia de la escasez de productos. A esto se suma el impacto que tiene esta problemática en el sector industrial: por ejemplo, la producción del sector automovilístico ha caído un 75%, en gran medida por la falta de piezas.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear