martes, 2 de junio de 2015

Otra muestra del abuso del político sobre el ciudadano.

Deleznable el nuevo ejemplo de abuso del poder político sobre el ciudadano de a pie, en esta ocasión, en California (EEUU).


Después de las continuas detenciones a senadores y congresistas de California por beber alcohol conduciendo, ¿cuál es la solución?

Pues colocarles un par de conductores (que salen a 2.500 dólares al mes por cabeza) con la exclusiva finalidad de llevar a casa a los legisladores que estén borrachos para conducir. Olé!!

Y es que claro. El político está por encima del bien y del mal. No es un ciudadano corriente como el resto que o no pueden conducir o si lo hacen asumen sus consecuencias (incluyendo la cárcel).

Eso es inadmisible para aquellos que detentan el poder que se han otorgado a sí mismos a costa del ciudadano de a pie. Lejos de cumplir o tener que actuar como el resto, entre lo que se incluye pagar un taxi con su brutal salario (nuestros impuestos), le quita al ciudadano aún más dinero para que les paguen adicionalmente un chófer a la medida para las noches.

Pero siempre por tu bien, en este caso por tu seguridad. La mafia vestida de legalidad es más fácilmente aceptada y uno no ve con los mismos ojos lo que esto supone: Un ROBO más.

Fuente: Breitbart (Vía Barcepundit)

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear