lunes, 1 de junio de 2015

La neocasta es igual o peor que la casta

Vaya! Tania Sánchez (ex IU y ex pareja de Pablo Iglesias, y promotora de unas de las plataformas de apoyo y formación de Ahora Madrid), imputada por prevaricación, tráfico de influencias y malversación.


Parece que la neocasta es tan casta como la casta. Solo es necesario alcanzar dosis de poder y gestión de los recursos del ciudadano para apropiárselos o distribuirlos hacia aquellos familiares, cercanos o afines a ellos que le dan su apoyo.

Es el juego de la política, que nunca podrá resolverse cambiando caras, sino incentivos.
Cuanto más poder le des al político peor. Cuanto más recursos te quiten para gestionarlo ellos peor. Cuanto más impuestos te suban y más gasto público hagan, peor. Cuanto más regularicen y burocraticen la vida del ciudadano, peor. Cuantas más decisiones pasen por sus manos, peor. Cuanto más actividades tengan que pasar por la autorización y el visto bueno del político, peor. Cuanto más grande se haga el Estado y más pequeña la sociedad civil, peor. Y cuantas más leyes se realicen de manera arbitraria quitando unos derechos a unos para dárselos a otros y dotando de más obligaciones a unos y menos a otros, peor.

El problema es que todos los partidos políticos con representación van en la dirección comentada. Solo que la neocasta aún pretende ir a un nivel superior en todo lo comentado (pero siempre por tu bien, faltaría más).

El poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente, y es al que tienden las oligarquías que manejan el Estado disfrazado de democracia.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear