jueves, 11 de junio de 2015

La sanidad privada saca mejor nota que la pública

Manuel Llamas muestra la valoración de los pacientes del servicio ofrecido por la sanidad privada junto con otras cuestiones y comparándola con la pública, obtenido del último barómetro de la Sanidad Privada 2015.
Artículo de Libre Mercado:
¿Cómo valoran los pacientes el servicio que ofrece la sanidad privada en España? ¿Y qué nota saca en comparación con la pública? ¿Mejor o peor? El Barómetro de la Sanidad Privada 2015 publicado este martes responde éstas y otras cuestiones.
El citado estudio, elaborado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), permite calibrar la calidad del servicio prestado por la sanidad privada, así como identificar posibles áreas de mejora, mediante una detallada encuesta realizada a 2.527 asegurados.
Uno de los puntos más relevantes de este sondeo es que permite comparar ciertos aspectos de la sanidad pública y privada en España, ya que la inmensa mayoría de entrevistados (8 de cada 10) utiliza ambos servicios de forma habitual.
Según destaca, Javier Murillo, presidente de IDIS, "la valoración de los distintos servicios ofertados por la sanidad privada alcanza una puntuación de notable, hecho reseñable ya que en su mayor parte son también usuarios de la sanidad pública". Otro dato relevante es que "el 86% de los usuarios recomendaría a sus familiares y amigos el uso de la sanidad privada en general, lo cual supone un nivel de confianza y credibilidad muy elevado".
En concreto, Murillo destaca que "la agilidad de la sanidad privada, el trato y profesionalidad del personal sanitario, junto con la confianza y seguridad que trasmiten al paciente, la amplia cobertura de prestaciones y la información facilitada, se valoran de manera especialmente positiva, estableciéndose como pilares fundamentales de la sanidad privada".
Según muestra dicho Barómetro, el grado de satisfacción con los servicios de la sanidad privada en España es muy elevado. La valoración media obtenida es de 7,4 en una escala de 1 a 10, con un 79% de los entrevistados otorgando una valoración media de 7 o más puntos.

Mientras, los servicios prestados por la sanidad pública reciben una valoración media de 6,6 en una escala de 1 al 10, con un 54% de los entrevistados asignando una valoración media de 7 o más puntos. Así pues, la sanidad privada saca mejor nota que la pública, en términos generales.

Y prueba de ello es que, gracias a ese elevado grado de satisfacción con la sanidad privada, el 86% de los entrevistados podrían recomendar e uso de la misma a familiares y amigos.
Más concretamente, el Barómetro mide la valoración de los pacientes en tres grandes apartados: atención y accesibilidad, calidad del servicio y servicios generales. La sanidad privada obtiene una valoración de notable en cada uno de los 3 bloques.

Los aspectos relativos a "atención y accesibilidad" se perciben de manera muy positiva por parte de los entrevistados, ya que obtienen una puntuación global media de 7,3 en una escala de 1 al 10. Y en este campo, los aspectos mejor valorados (7,5 puntos de media) están relacionados con el tiempo de espera para la realización de pruebas diagnósticas y la obtención de los correspondientes resultados, así como la facilidad para concertar una cita.
En esta misma línea, los entrevistados destacan igualmente con un 7,4, el tiempo que tarda el médico en ver al paciente y la adaptación de las infraestructuras a personas con dificultades de acceso. El tiempo de espera para la realización de una intervención quirúrgica, así como la atención y servicio recibidos en el mostrador de información, también reciben una magnífica valoración.

Basta observar el siguiente cuadro para percatarse de las enormes diferencias que existen entre la sanidad pública y la privada en cuanto a los tiempos medios de espera en los distintos servicios.

En cuanto a servicios concretos, los usuarios se siguen decantando de manera clara por la sanidad privada en la asistencia al especialista y en el ingreso hospitalario, destacando únicamente de manera clara la sanidad pública a la hora de acudir al médico de atención primaria.
La sanidad privada sigue manteniendo la rapidez, el confort, el trato personalizado y la información recibida como motivos de elección de un centro privado. La capacitación de médicos y servicios de enfermería no presenta prácticamente diferencias respecto a la sanidad pública.

Servicios más usados
El servicio más utilizado por los asegurados continúa siendo la consulta al especialista. En este sentido, el 89% de los usuarios de la sanidad privada ha acudido en alguna ocasión al especialista, y 7 de cada 10 lo han hecho en los últimos 12 meses con una frecuencia media de 3 veces al año.
La realización de pruebas diagnósticas es el segundo servicio más utilizado, ya que 8 de cada 10 asegurados han hecho uso de este servicio en alguna ocasión, y la mitad lo ha utilizado en el último año, con una frecuencia media de 3 visitas al año).
En cuanto al número de asegurados que ha utilizado los servicios de atención primaria, el 57% ha acudido en alguna ocasión, siendo además este servicio el que utilizan con mayor frecuencia (3,4 veces en el último año).
En relación al servicio de urgencias, la mitad de los asegurados ha utilizado este servicio en alguna ocasión, pero tan solo 2 de cada 10 han necesitado acudir a urgencias en los últimos 12 meses. Finalmente, 4 de cada 10 asegurados han requerido ingreso hospitalario en alguna ocasión, si bien tan sólo un 10% ha sido ingresado en el último año.
Ventajas y desventajas de la sanidad privada
De manera espontánea, 8 de cada 10 asegurados destacan la agilidad/rapidez de la sanidad privada como su principal ventaja. La atención recibida, así como la comodidad a todos los niveles, son ventajas también mencionadas en espontáneo por una tercera parte de los entrevistados.
Por lo que a las desventajas se refiere, la principal hace referencia al coste económico asociado al seguro, elemento mencionado en espontáneo por 1 de cada 2 entrevistados. A considerable distancia estaría el hecho de contar con menos medios/tecnologías, algo puesto de manifiesto por una quinta parte de la muestra. Cabe destacar cómo un 11% de los entrevistados afirma no encontrar desventaja alguna a la sanidad privada.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear