miércoles, 3 de junio de 2015

La liquidez es la bomba de tiempo de los mercados de acciones

Carlos Montero se hace eco del análisis de Nouriel Roubini sobre la liquidez y la bomba de tiempo que supone en los mercados de acciones. 

Articulo de La Carta de la Bolsa: 
 
Ha surgido una paradoja en los mercados financieros de las economías avanzadas desde la crisis financiera mundial de 2008. Las políticas monetarias no convencionales han creado un exceso de gran liquidez. Pero una serie de shocks recientes sugiere que la liquidez macroecómica se ha unido con la severa falta de liquidez de los mercados. Las tasas de interés están cerca de cero (y a veces por debajo) en las economías más avanzadas, y la base monetaria (dinero creado por los bancos centrales en forma de dinero en efectivo y las reservas de liquidez de los bancos comerciales) se han disparado - duplicándose, triplicándose, y, en Estados Unidos, cuadruplicándose respecto a los niveles anteriores a la crisis. Esto ha mantenido las tasas de interés de corto y largo plazo bajas (e incluso negativas en algunos casos, como en Europa y Japón), una menor volatilidad de los mercados de bonos, e impulsado los precios de los activos (incluyendo acciones, bienes raíces, y bonos del sector público y privado), dice Nouriel Roubini en Project Syndicate.
 
"Y sin embargo, los inversores tienen motivos para estar preocupados. Sus temores comenzaron con el "flash crash" de mayo de 2010, cuando, en cuestión de 30 minutos, los principales índices bursátiles de Estados Unidos se desplomaron casi un 10%, antes de recuperarse rápidamente. Luego vino la "rabieta del taper" en la primavera de 2013, cuando las tasas de interés EEUU a largo plazo se dispararon 100 puntos básicos después de que el entonces presidente de la Fed, Ben Bernanke, diera a entender que se aproximaba el fin de las compras mensuales de activos a largo plazo por parte de la Fed.

Del mismo modo, en octubre de 2014, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense cayeron casi 40 puntos básicos en minutos, algo que los estadísticos argumentan debería ocurrir sólo una vez en tres millones de años. El último episodio se produjo el mes pasado, cuando, en el espacio de unos pocos días, el rendimiento de los bonos alemanes a diez años subieron desde los 5 puntos básicos a casi 80.

Estos eventos han alimentado los temores de que, incluso los mercados muy líquidos - como las acciones estadounidenses y los bonos gubernamentales en EE.UU. y Alemania - pueden no ser lo suficientemente líquidos. Entonces, ¿qué sugiere esta combinación de liquidez macro y la iliquidez del mercado?

Para empezar, en los mercados de renta variable, los operadores de alta frecuencia (HFT), que utilizan programas informáticos algorítmicos para seguir las tendencias del mercado, representan la mayor proporción de las transacciones. Esto crea, no es de extrañar, un comportamiento gregario. De hecho, el comercio de los EE.UU. hoy en día se concentra en la primera y la última hora de la jornada, cuando los HFT son más activos; durante el resto del día, los mercados son ilíquidos, con pocas transacciones.

Una segunda causa radica en el hecho de que los activos de renta fija - como los bonos del gobierno, de las empresas y los mercados emergentes - no se negocian en los mercados más líquidos, como sí lo hacen las acciones. En cambio, se negocian principalmente en los mercados ilíquidos OTC.

En tercer lugar, no sólo la renta fija es más ilíquida, sino que ahora la mayoría de estos instrumentos - que han crecido enormemente en número - se mantienen en fondos abiertos que permiten que los inversores puedan salir durante la noche. Imagine un banco que invierte en activos no líquidos, pero permite a los depositantes el reembolso su dinero durante la noche: si se produce una fuga en estos fondos, la necesidad de vender los activos no líquidos puede provocar una caída muy rápida de los precios.

En cuarto lugar, antes de la crisis de 2008, los bancos eran creadores de mercado en instrumentos de renta fija. Mantenían grandes posiciones en estos activos, proporcionando así liquidez y suavizando el exceso de volatilidad de los precios. Pero, con las nuevas regulaciones que castigan este tipo de operaciones (a través de unas mayores cargas de capital), los bancos y otras instituciones financieras han reducido su actividad como creadores de mercado. Así que, en momentos de volatilidad, los bancos no están presentes para actuar como estabilizadores.

En resumen, a pesar de que la creación de liquidez de los bancos centrales puede mantener bajos los rendimientos de los bonos y reducir la volatilidad, también ha dado lugar a operaciones de hacinamiento (pastoreo en las tendencias del mercado, agravadas por los HFT) y una mayor inversión en fondos de bonos ilíquidos, mientras que una regulación más estricta ha provocado la desaparición de los creadores de mercado.

Como resultado, cuando se produzcan sorpresas - por ejemplo, la Fed señala un repunte de tipos antes de lo esperado, subida del precio del petróleo, o el crecimiento de la zona euro comienza a repuntar - una revaluación del precio de las acciones y de los bonos puede ser abrupta y dramática: todo el mundo atrapado en los mismos activos quieren salir a la vez.

Esta combinación de liquidez macro y falta de liquidez del mercado es una bomba de tiempo. Hasta el momento, tan sólo ha provocado flash crash y cambios repentinos en la rentabilidad de los bonos y de los precios de las acciones. Pero, con el tiempo, cuanto más aumente la liquidez de los bancos para suprimir la volatilidad a corto plazo, más se van a alimentar las burbujas de los precios de las acciones, bonos y otros activos. A medida que más inversores acumulan activos sobrevalorados, cada vez más ilíquidos - como los bonos - el riesgo de un shock a largo plazo aumenta.

Este es el resultado paradójico de la respuesta política a la crisis financiera. La liquidez macro alimentar las burbujas; pero la falta de liquidez del mercado puede desencadenar al final un pinchazo de la burbuja y el colapso posterior."

Fuentes: Nouriel Roubini - Project Syndicate

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear