viernes, 1 de abril de 2016

Los cómicos inicios de Pedro Sánchez en Twitter

Juanma del Álamo hace un repaso en su habitual tono irónico a los comienzos de Pedro Sánchez en Twitter. 


Artículo de Libre Mercado: 

La cuenta de Pedro Sánchez en Twitter | Archivo

En el reciente décimo aniversario de Twitter, el ciudadano socialista Pedro Sánchez felicitaba a la propia red social y defendía sus primeros tuits. Aprovechamos esta ocasión, tan buena como cualquier otra, para recordar los inicios tuiteros del líder del PSOE.
 Era el año 2009. Pedro Sánchez debutaba en un caluroso 26 de agosto, notable aniversario del nacimiento de personajes históricos como el químico Antoine Lavoisier, la Madre Teresa de Calcuta o Kiko Hernández. Todo empezó con un "¿hay alguien ahí?", muy apropiado cuando entras, antorcha en mano, en una caverna como Twitter.

 Solamente el eco contestó la pregunta de Sánchez, que tuvo que esperar cinco largos años a que alguien se dignara a responder a su primer mensaje. Pero la durísima soledad y el silencio no detuvieron al tuitero socialista. Todavía en 2009, Sánchez intentaba comunicarse con otros seres, humanos o no, como Ignacio Escolar, actual director de El Diario, pero lo hacía con escaso éxito.

Normal que el hoy líder del PSOE se sintiera solo. En sus inicios, cada vez que dirigía un tuit a alguien se le olvidaba colocar la arroba delante del nick de la persona con la que quería comunicarse. Es una escena similar a pretender hablar por teléfono con alguien antes de marcar ningún número. En ocasiones, como en el siguiente ejemplo, ni siquiera escribía nick alguno, dando la sensación de que estaba hablando solo:





 ¿Con quién conversaba? Tal vez Sánchez contaba con hacer llegar los mensajes a sus destinatarios telepáticamente, pero no hemos podido comprobar si el sistema funcionaba en realidad.
En aquellos maravillosos años, y antes de volverse tan comercial, Pedro Sánchez tuiteaba con mucha mayor libertad. Su cuenta era un despreocupado solar sin tildes o signos de puntuación. Ignoró casi totalmente todo tipo de elementos ortográficos durante cuatro años. ¿Para qué molestarse? Sirva de ejemplo este popular tuit que invita a una profunda reflexión:


 Vean el ausente signo que debería abrir la exclamación, el imperativo mal conjugado, la también ausente coma después de "buenas noches" y el olvidado punto final. Cuatro faltas en un tuit de cinco palabras. Los del récord Guinness han comenzado a estudiar el caso.


Campechano y familiar

Los problemas del señor Sánchez con el lenguaje en absoluto obstaculizaban sus buenas intenciones y apenas deterioraban sus enormes consejos. Por suerte, esta desinhibición de Sánchez nos trajo a un hombre cercano que hablaba tranquilo de los quehaceres de su vida cotidiana o de sus gustos personales, como, por ejemplo, susprogramas de televisión favoritos:



 A Albert Rivera le gusta la danesa Borgen (la serie con más pactos), a Pablo Iglesias Juego de Tronos (la serie con más mutilaciones) y a Pedro Sánchez Bob Esponja, imbatible en su casa. Está claro quién es el menos peligroso de los tres. Y ahora en serio, en España ya tendríamos Gobierno si Sánchez pudiera negociar con hombres de Estado como Calamardo, Perlita y Don Cangrejo.
El costumbrismo del líder del PSOE lo vimos también en tuits sobre sus sufridos viajes en taxi. Vean cómo un impotente Sánchez pedía consejo mientras participaba en un precioso itinerario por Madrid que no había solicitado:


 Alguno podría pensar que si el líder del PSOE se achanta ante un malvado taxista, el día que tenga negociar con Merkel, que Dios le coja confesado. Poco tiempo después volvía a tener problemas en otro trayecto:


Es curioso que el taxista fuera "a toda leche" justo el día en el que Rubalcaba anunciaba la reposición del límite de 120 kilómetros por hora en autopistas y autovías. Glups.
Sánchez sobrevivió a estos incidentes e incluso pudo seguir normalmente con su vida tras escuchar esRadio, mi emisora favorita. esRadio es una emisora generalista ejemplar, con grandes profesionales, información de calidad y la mejor programación para toda la familia. Pero no hablemos del ascenso que acabo de ganarme, hablemos del Sánchez más intenso, tal vez el mejor de todos:



 Sánchez debería plantearse si lo suyo no es la política, sino algo importante de verdad: la poesía. Qué delicadeza y ternura en un solo tuit. Quiero probar, humildemente:
Fundido en el sofá, somos un solo ser
el mando a distancia está lejos, no me lo puedo creer.
Lo malo es que acaba el tiempo y hay que volver a ponerse en marcha
voy a salir del salón antes de que me salga escarcha.
Creo que hacemos un buen equipo, aunque sus versos son los buenos.Nadie jamás había definido con mayor sensibilidad que Sánchez el amor por un mueble y nadie había expresado mejor la sensación que tiene uno cuando se queda pegado a un sofá de cuero. Seguro que les suena esta escena. Es probable que el fundido líder del PSOE tuviera que ser finalmente despegado con espátula (acontecimiento no comprobado).

Comida y lengua extranjeras

Como todo gran artista internacional, Sánchez es capaz de hablar en varios idiomas al mismo tiempo. Aquí, un ejemplo de muchos:


 Hoy no juego al basket en el gym que estoy super cansado. Después de ir de tour todo el weekend no tengo ganas de nada in this country tonight with this jet lag que me tiene loco. Un abrazo para el editor cuando se encuentre con esta frase.


No podíamos terminar sin hablar de la famosa pizza de Sánchez. En la madrileña pizzería Luna Rossa están contentos con la inocente publicidad que les hizo el líder del PSOE, cliente habitual. Vean:


 Pedro al oeste en Tetuán crecía y vivía sin hacer mucho caso a la policía. ¿No querían políticos cercanos a la calle? Pues este tete mola cantidubi y nos provoca con su dinamismo. Mola todo.
En la universidad de la calle se ha debatido mucho sobre los ingredientes que hacen especial a esta famosa pizza. Algunos aseguran que está hecha con harina traída a pie desde Italia, otros dicen que utilizan tomates salvajes de las selvas de la Toscana y unos pocos barruntan que está elaborada con exclusivo queso de leche de unicornia. No entiendo el debate, está claro que el ingrediente clave de la pizza de Sánchez es un par de huevos.
Qué hambre at this moment. Antes de ir a comer algo y para terminar, debemos agradecer al líder del PSOE que haya mantenido todos sus tuits publicados, los que hemos visto aquí y muchos otros. Eso es tener clase.
Mientras uno tiene que ocultar sus cariñosos mensajes a Bárcenas y otro intenta esconder su pasado de leninismo y chavismo, Sánchez no ha tenido que ocultar sus gustos, sus hazañas y sus debilidades. Por eso somos muy del lovely Pedro Sánchez, de Bob Esponja y de las pizzas cojonudas. Suficiente por today. Pasamos a off, colegas. Ser felices.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada