jueves, 7 de abril de 2016

Las empresas de pequeña capitalización en EE.UU. anticipan un crash en los mercados globales

Carlos Montero muestra uno de los indicadores adelantados más fiables en la renta variable, que según el estudio del analista técnico David J. Harris sobre el índice Russell 2000 (EEUU), estaría proyectando una fuerte caída, tal como explica en el artículo.

Uno de los indicadores adelantados más fiables en la renta variable, según mi propia experiencia, es el comportamiento de los valores de mediana y pequeña capitalización. Históricamente estos títulos son los últimos en incorporarse a la tendencia bajista, y los primeros en iniciarla. Por ello, cuando los análisis muestran que están perdiendo impulso alcista es momento de empezar a deshacer posiciones en nuestras carteras.
Por otro lado si hay un mercado de valores referente en el mundo es el de EE.UU. Su capitalización es muy superior a cualquiera de las otras principales plazas. “Cuando Wall Street estornuda el resto del mundo se constipa”, afirma un famoso dicho de bolsa.
Bien, pues si juntamos ambas premisas podríamos decir que los valores de pequeña y mediana capitalización de Wall Street son un magnífico indicador adelantado de las bolsas mundiales.
Traigo esta conclusión a estas páginas porque uno de mis analistas técnicos preferidos, el doctor David J Harris, ha publicado un interesante estudio gráfico sobre el Russell 2000, indicador de EE.UU. que recoge la evolución de 2000 acciones de pequeña capitalización.
Harris señala que este índice finalizó la fase 1 de formación de techo, la fase 2 de un primer impulso a la baja y la fase 3 de rebote (en la que se encuentra actualmente).
¿Y ahora que nos espera? Según este analista, las señales técnicas que se están dando en el Russell 2000 sólo se habían producido una vez desde su creación en 1984 y fue a principios de 2008 (círculo B en el gráfico adjunto). Las proyecciones teóricas hablan de una posible caída hacia los mínimos de 2011 o 2012 lo que implicaría una caída de entre el 50% y el 60%.
David J Harris cree que este indicador se encuentra en las primeras fases de un amplio movimiento bajista cuyo suelo podría alcanzarse en algún periodo entre el tercer trimestre de 2017 y el segundo trimestre de 2018.
Si la historia se repite, la tendencia bajista de las empresas de pequeña capitalización en EE.UU. será la avanzadilla de un movimiento de caídas en todas las empresas en las bolsas desarrolladas. Veremos.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada