sábado, 30 de enero de 2016

Sumisión, drama en tres actos

Mario Noya se hace eco de muchas de las repudiables escenas y normas de la cultura iraní (sobre mujeres, homosexuales, niños, derechos, justicia o libertades), la misma ante la que el gobierno italiano se agacha y avergüenza tapando sus obras de arte (desnudas) por "respeto a la cultura y la sensibilidad iraníes". 

Una nueva muestra de sumisión ante culturas repudiables, que implica darles la razón y otorgarles supremacía moral y refuerzo de dichos comportamientos. 

Otro nuevo insulto a la inteligencia y a los valores que han permitido el desarrollo de la civilización...
Artículo de Elmed.io:
Esculturas de los Museos Capitolinos cubiertas para no 'ofender' a Ruhaní (27 ENE 16).
En la República de Islámica de Irán,
  • los homosexuales, aunque no existen, son reos de “perversión sexual” y públicamente fustigados o colgados de grúas. (Entre 4.000 y 6.000 gais habrían sido ejecutados desde 1979, según ciertas estimaciones);
  • las mujeres son súbditos de segunda legalmente discriminados (en el matrimonio, el divorcio, la custodia de menores, las herencias…); han de cumplir un severísimo código de vestimenta si no quieren ser multadas, fustigadas (hasta 70 latigazos) o encarceladas (más de 30.000 detenciones en la última década) y no pueden salir del país sin el consentimiento de sus maridos o de un pariente masculino. Si se defienden de una violación, pueden acabar en la horca;
  • anualmente se inflige matrimonio a unas 40.000 menores de 15 años;
  • una ley aprobada para proteger los derechos de la infancia permite que niñas de 13 años sean desposadas por sus padres adoptivos;
  • los miembros de las minorías religiosas son humillados, ofendidos, perseguidos hasta más allá de la muerte a la que con frecuencia se les condena (Irán es el segundo país del mundo en ejecuciones, sólo por detrás de China), por su “enemistad hacia Dios” y “esparcir la corrupción sobre la Tierra”;
  • la policía moral irrumpe en las viviendas particulares para constatar que nadie anda bebiendo alcohol o violando la segregación por sexos dictada por las autoridades. (El consumo de alcohol puede conllevar pena de flagelación o amputación);
  • los reclusos son objeto frecuente de malos tratos y torturas tanto en el sistema penitenciario normal como, más aun, en el paralelo, en manos de las distintas agencias de inteligencia y seguridad. Hay presos que desaparecen, presos a los que se viola, presos que confiesan sus crímenes ante las cámaras de televisión. Presos que son condenados sin haber visto jamás a un abogado. Presos sentenciados a los que no se comunica la razón de su condena;
  • la censura campa por sus respetos en todos los ámbitos, empezando por el de la cultura y el de la comunicación (en teoría, los iraníes del común no pueden acceder a las redes sociales más conocidas; en la práctica, muchos se las apañan para estar en ellas).
En la República Islámica de Irán, en fin, a las mujeres de negro se les previene contra las “razas europeas”, que “huelen a agua de colonia” pero “aún conservan su conocida naturaleza bárbara” y “asesinan gente sin el menor problema”.
II
Con motivo del encuentro que mantuvieron el presidente de la República Islámica, Hasán Ruhaní, y el primer ministro italiano, Mateo Renzi, los Museos Capitolinos de la capital italiana cubrieron ayer algunas de sus mejores esculturas en señal de “respeto a la cultura y la sensibilidad iraníes”, según adujeron fuentes oficiales citadas por el diario español ‘El Mundo’.
Tras el levantamiento de las sanciones internacionales a raíz del controvertido acuerdo suscrito con las potencias mundiales, la República Islámica de Irán se ha lanzado a la conquista de Europa: sólo en Italia, pretende llegar a acuerdos por valor de 17.000 millones de euros.
III
“Si Oriana Fallaci levantara la cabeza…” (Sal Emergui, periodista español, en las redes sociales).

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario