domingo, 27 de diciembre de 2015

El paro es dos veces más alto en los países europeos que tienen salario mínimo

Diego Sánchez de la Cruz muestra más contundencia de los datos que refutan el falso argumento de que los salarios mejoran por ley, que el salario mínimo no tiene consecuencias sobre el empleo (especialmente sobre jóvenes y trabajadores con baja cualificación) o que sin él, los trabajadores cobrarían cero euros o salarios de miseria (argumentos simplistas y falaces que no se sostienen ni prueban desde ningún punto de vista, y que son empleados para manipular al ciudadano-trabajador y obtener su apoyo por distintos fines).

Y es que curiosamente, el paro es dos veces más alto en los países europeos que fijan un salario mínimo que aquéllos que no lo hacen, su paro juvenil es también el doble, y sus salarios son cerca de 1000 euros menos.

Artículo de Libre Mercado:

Como explicó Santiago Calvo en Libre Mercado, subir el salario mínimo no garantiza sueldos más altos. Aunque este planteamiento puede resultar provocador, lo cierto es que los datos son tajantes: los países europeos que no fijan un salario mínimo pagan 1.000 euros más al mes que España.

También en términos de desempleo, la correlación entre la existencia de un salario mínimo y la evolución del paro arroja conclusiones reveladoras. Como recuerda el prestigioso economista estadounidense Mark J. Perry, el salario mínimo está en vigor en Bélgica, Francia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, España y Reino Unido. Dicho grupo de países registra un desempleo medio del 12,7% y una tasa de paro juvenil del 29,5%.

No obstante, si nos adentramos en las cifras de Austria, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Islandia, Italia, Noruega, Suecia y Suiza, vemos que en las naciones europeas que no tienen fijado un salario mínimo nacional, el desempleo medio es del 6,6% y la tasa de paro juvenil es del 15,8%.

Así las cosas, el desempleo juvenil medio en el grupo de países que no tiene salario mínimo se queda en el 15,8%, la mitad que el 29,5% que nos encontramos en aquellas naciones que sí fijan por decreto un umbral mínimo para la remuneración de los trabajadores. Por otro lado, si nos fijamos en la tasa general de paro, los países con salario mínimo registran un 12,7% mientras que los que no lo tienen se quedan en el 6,6%.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada