domingo, 25 de diciembre de 2016

50 años de impuestos sobre la propiedad: así se ha disparado el IBI en España

Diego Sánchez de la Cruz analiza la evolución del impuesto de la propiedad (IBI) en España desde su instauración en los años 60. 

Cómo no, seguimos yendo de récord en récord en el expolio fiscal al ciudadano en España, disparando la recaudación, reduciendo el poder adquisitivo de las familias y la dificultad para mantener una vivienda...


Artículo de Libre Mercado:

Los Impuestos sobre la Propiedad (principalmente el IBI) han subido de manera espectacular en España a lo largo de las últimas décadas. En los albores de nuestra democracia, los gravámenes sobre la propiedad tenían un peso recaudatorio muy limitado, pero su incidencia sobre el bolsillo de los contribuyentes no ha parado de aumentar desde entonces.
Como vemos en la siguiente gráfica, la recaudación por este concepto no llegaba al 0,1% del PIB hasta que, en los últimos años de gobierno de la UCD, gravámenes como el IBI subieron hasta suponer alrededor del 0,5% del PIB. Los catorce años de Felipe González en La Moncloa y los ocho años de José María Aznar elevaron el peso de los Impuestos sobre la Propiedad hasta niveles que superiores al 0,6% del PIB.
Pero el gran estallido llegó a continuación. Desde el estallido de la Gran Recesión se ha disparado el peso del IBI y demás gravámenes, hasta el punto de que la recaudación obtenida por esta vía tocó techo en 2014, acercándose al 1,2% del PIB. Lo vemos en la siguiente gráfica, elaborada a partir de los datos oficiales que publica la OCDE.
1-Recaudacion-IBI-Espana.png

Si nos comparamos con la media de la OCDE vemos que el IBI aportaba en los años 60 un 80% menos que sus impuestos hermanos en la media de las economías desarrolladas. Sin embargo, entre 2014 y 2015 hemos rebasado el promedio de la OCDE y ya se puede decir que los Impuestos sobre la Propiedad en España son más altos que en la media de los países más ricos. Lo vemos en la siguiente gráfica.

2-Recaudacion-IBI-Espana-OCDE.png



Comparando el IBI con la recaudación total de las Administraciones Públicas, encontramos que este tributo suponía en los años 60 alrededor del 0,5% de todos los ingresos obtenidos por el fisco. Sin embargo, las subidas de los años 80 elevaron su peso hasta cotas superiores al 2,5%. Llegó después la normalización y, en los años de Aznar, el IBI suponía entre el 1,5% y el 2% de los ingresos fiscales.
Pero esta relativa estabilidad cambió con la crisis. En 2008, el IBI rebasó de nuevo el umbral del 2% y en 2014 se alcanzó un nivel récord, llegando al 3,5% de todos los ingresos obtenidos por el fisco en nuestro país. Lo vemos en la siguiente gráfica:
3-Recaudacion-IBI-Espana.png

Midiendo en miles de millones el aumento de la recaudación, vemos que el IBI genera ya más de 12.000 millones de euros, frente a los 6.000 que aportaba hace apenas una década. Por tanto, mientras se desplomaba el valor de los inmuebles y mientras la economía española sufría una crisis histórica, los ingresos obtenidos por el fisco por la vía de los Impuestos sobre la Propiedad se duplicaban.

4-Recaudacion-IBI-Espana.png

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada