viernes, 31 de marzo de 2017

Explicando “división política” (en el cuento del clima) al kindergarten

Plazaeme explica la "división política" en el cuento climático al kindergarten, respondiendo al estudio que han sacado para reafirmar su teoría favorita al respecto de la discusión del clima. 
Artículo de Plazamoyua: 
El kindergarten ha sacado un estudio para reafirmar su teoría favorita respecto a la discusión del cuento clima. Para explicarse por qué diablos sigue habiendo discusión, en vez de que todo el mundo haya aceptado su “verdad”. La tesis, obviamente, es que los republicanos son deplorables. Como todo el mundo sabe. Y el estudio es poner, en un mapa de los condados USA, el resultado de encuestas sobre la culpa del hombre en el Calentamiento Global Acojonante. Tal que así:
global-warming-belief-counties
Los datos suman 18.000 encuestados. Que en principio daría una media de seis fulanos por condado. Pero son en varias oleadas entre 2006 y 2016, así que en cada oleada son todavía muchos menos participantes por condado. Probablemente algo como media persona por condado. Tiene toda la pinta que tenían una idea fija en la cabeza, y querían sacar un resultado casi calcado al mapa de las últimas elecciones. Cosa lograda con gran éxito:
usa-elecciones-2016-condados
Por supuesto que la conclusión le parece evidente al kindergarten:
But it is no mystery. Republicans deny climate change because they are Republicans and that’s what Republicans do
Bueno, no es cosa de los republicanos de EEUU, según datos de otro artículo del mismo autor. Es algo internacional. La división en la discusión del “cambio climático” coincide mucho con la división derecha / izquierda.
pew-climate-intl-partisan
Podemos aceptar esos números aunque en el caso de los condados de EEUU parezcan escasas las entrevistas. ¿A dónde nos llevan? Según este kindergarten, a pensar que como la gente es tonta (tanto republicanos como demócratas), su opinión se explica porque se limitan a seguir como borregos lo que dicen sus medios de comunicación y sus políticos.
Especially when it comes to something like climate change, which for most people is largely an abstraction, they are content to adopt the beliefs and tropes of their tribes, to go along with what their peers and trusted authorities say. This is true of Republicans and Democrats alike.
Republicans will accept that climate change is an urgent problem that warrants a policy response when leaders in conservative politics and media begin treating it that way. That is the only thing that can or will change the partisan divide on climate.
La tesis es muy bonita, y muy kindergarten. La gente no sabe pensar, o no le interesa, y lo que necesitan los niños son personas mayores que les digan lo que tienen que opinar. Si todos los mayores dijeran lo mismo, no tendríamos problemas con la cosa del clima. La forma de acabar con la división es callar los altavoces “negacionistas”. Silenciar a la derecha.
La única pega es que cuando uno mide la realidad de una forma un poco más fina, no encuentra eso. Por ejemplo, según más conocimientos científicos tienen los republicanos, menos probable es que se traguen el cuento de clima. Y los demócratas al revés.
kahan-cambio-climatico-y-conocimiento-cientifico
Figure 4. Belief in human-caused climate change in relation to performance on climate science literacy assessment and political outlooks. Source Kahan (2015a). N = 2000, nationally representative sample. “Ordinary Climate Science Intelligence” is climate-science literacy test. Scores for “Liberal Democrat” and “Conservative Republican” based on logistic regression model. Colored bars denote 0.95 CIs.
Se puede esperar que cuanta más dificultad tenga la gente en digerir lo que dicen los científicos, más se dejarán llevar por la prensa y sus políticos favoritos. Pero resulta que esos que tienen más dificultades para entender cuestiones científicas son justamente los que tienen una postura más indefinida. Los que lo tienen más claro, en un sentido o en el otro, son los que más conocimientos tienen. Pero si son los que más conocimientos tienen, no se puede esperar que vayan a estar dependiendo más de lo que digan periodistas y políticos de su cuerda. Será al revés; que ellos influyen a los periodistas y políticos.
También era rara la idea de que la solución para la divergencia sobre el clima fuera silenciar ¡aun más! la discrepancia (el “negacionismo”). ¿Hasta dónde quieren llevarlo, si ya es absolutamente abrumadora la apisonadora “afirmacionista”?
En realidad hay dos maneras de enfocar esta aparente paradoja.
1) Puedes pensar que unos razonan correctamente y otros no, y buscar el motivo para la aberración de los que razonan incorrectamente. Es el sistema kindergarten. Que tiene dos variantes. El adejtivo, y la gimnasia. El adjetivo es llamarles deplorables (o similar), y pensar que eso lo explica todo. Es lo que hace el cretino del artículo de los mapas que comentamos, David Roberts.
La versión gimnasia la ejemplifica  Dan Kahan. Mayores conocimientos permiten “fabricar” mejor los argumentos sesgados. Y resulta verosímil; suena a que podría ser. Pero esa idea funciona igual de bien para los dos grupos. A partir de ahí nunca podrías saber quién está más en lo cierto, ni por qué.
2) También puedes pensar la opción más sencilla y frecuente. Que tanto republicanos como demócratas razonan con una corrección e inteligencia similares, pero partiendo de asunciones diferentes. Y eso explica perfectamente la separación en función de la “inteligencia científica”. Los conocimientos aumentan la seguridad / convicción; pero asunciones opuestas llevan a conclusiones opuestas.
Vale, ¿pero qué asunciones opuestas se pueden tener en ciencia? Joé, pues con la ciencia posmoderna, la asunción más básica. ¿Qué es lo que hace una evidencia abrumadora? Y mira qué fácil es:
Asunción kindergarten (o posmo): El consenso; una teoría inteligente; unos modelos muy guay y muy caros. A más consenso, más abrumadora la evidencia. Por eso están todo el día midiendo el consenso, y mintiendo al respecto.
Asunción clásica (o facha, republicana, cerdo de derechas, etc): Evidencia empírica; que se nota esencialmente en predicciones acertadas consistentemente. Cuanto más difíciles y consistentes las predicciones acertadas, más abrumadora evidencia. Y predicciones fallidas suponen evidencia … de la incorrección de la tesis.
Por eso la ciencia clásica decía:
es una regla establecida de la Sociedad, a la que siempre se adheriráno dar nunca una opinión como cuerpo, en ningún asunto que se le presente, tanto sea de la naturaleza como del arte.
O en una versión más moderna:
Y el problema es tan sencillo como que las dos “culturas” hacen razonamientos muy válidos … según sus asunciones opuestas. Por eso son dos resultados correctos ambos, pero de distinto signo. Y es un problema más viejo que el tebeo. Las discusiones irreconciliables entre personas no perdidamente idiotas casi siempre lo son por las distintas asunciones de partida. Pero el kindergarten no puede verlo, porque no quiere saber nada de la discusión sobre las distintas calidades (acierto estadístico) de los distintos tipos de evidencia.
¡Claro que es una discusión muy influida por las posturas políticas o “culturas”! Como que -en general- estas marcan el peso relativo de la realidad frente a las “ideas”. Los “conservadores” siempre han sido mucho más de realidades, y los “revolucionarios” de ideas. Y esa diferencia también separa el mundo de la empresa (crean “cosas”, y se la juegan) del mundo académico (crean “ideas”, y son totalmente irresponsables de las mismas).
Resumiendo. El lindo mapa que separa el “negacionsimo” del “afirmacionismo” en EEUU podría ser cierto, aunque el método no inspire confianza. Pero eso no significaría que los republicanos sean deplorables, sino que son más realistas que idealistas. Y el kindergarten no lo entiende, aunque fuera del kindergarten lo sepa todo el mundo.
Fuentes:
David Roberts en Vox:
Kahan:
En la plaza (más Kahan):
Philosophical Transactions of the Royal Society of London, year MDCCCXXIL (Advertisment) — sobre la “asunción clásica”:

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario