martes, 28 de marzo de 2017

Sobre la dependencia del sistema bancario y la connivencia entre banca y estado que ningún político quiere cambiar

Otra cosa nuevamente evidente en lo que ningún político quiere entrar pese a sus verborreicas declaraciones simulando malestar (hipocresía pura y dura nuevamente. El día a día en política). 

Y es que ninguno quiere acabar con la connivencia entre Estado y banca (muy perjudicial para el conjunto de ciudadanos) puesto que ambos salen enorme y mutuamente beneficiados. 

Pero de las consecuencias de dicha connivencia, lejos de responsabilizarse, las achacan a los típicos chivos expiatorios, fácilmente asumidos por el votante y ciudadano, autoconcediéndose y legitimándose más poder para luchar contra las consecuencias que ellos mismos provocan, en detrimento de las libertades (y el poder adquisitivo) del ciudadano.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario