miércoles, 2 de diciembre de 2015

Las empresas del Ibex 35 mantienen en nómina a medio centenar de políticos

Una nueva muestra del sistema económico reinante hoy, el sistema mercantilista o corporativista (también llamado capitalismo de estado, socialismo de estado o crony capitalism), profundamente intervenido e interferido por el poder político, y pese a las erróneas creencias de muchos, absolutamente distante del capitalismo de libre mercado (al que curiosamente se le echan, interesadamente para mantener el actual status quo), las culpas de lo que produce el sistema comentado.

El siguiente artículo muestra la constante presencia de políticos en el ámbito económico y empresarial, ejemplificando su presencia en empresas del Ibex 35.

Es la consecuencia de un sistema intervenido, interferido, hiperregulado y controlado, donde el político tiene la palabra en cada ámbito y por sus manos pasan las decisiones que permiten funcionar o bajo qué criterios cualquier actividad. Y cuya terrible consecuencia es que las empresas se alejan de su verdadera naturaleza para obtener beneficios. Es decir, en un mercado libre y con competencia libre, las empresas que tienen éxito son aquellas que satisfacen las necesidades del consumidor (y por ello obtienen beneficios, siendo las que no lo hacen quienes obtienen pérdidas y quiebran). Por ello, compiten entre ellas en por ofrecer mejores servicios y productos, ya sea con mayor calidad y/o menores precios para ganarse el premio del consumidor, que se ve beneficiado por esta competencia que permite mejoras disruptivas que benefician a toda la sociedad y permiten la prosperidad.
Sin embargo, en un sistema donde se rompe esta libertad de mercado (con crecientes impuestos, regulaciones, licencias, subvenciones, imposiciones...) y todo pasa por el político de turno, se crea el incentivo pernicioso de la corrupción y el de el acercamiento de ciertas empresas al poder político para en connivencia obtener mutuos beneficios, a costa del conjunto de ciudadanos, resto de empresas, contribuyentes y consumidores.

Unas consecuencias de las que se quejan muchos, pero cuyas causas apoyan y aplauden.

Artículo de El Economista:
Las puertas no paran de girar en las empresas del Ibex 35. Medio centenar de políticos de todos los partidos, incluyendo antiguos ministros y secretarios de Estado, trabajan ahora para el sector privado. Y eso actualmente, porque en el pasado ha habido incluso expresidentes del Gobierno que no han dudado también en cruzar al otro lado.
En diciembre de 2010, Felipe González fue contratado así como consejero independiente de Gas Natural Fenosa y apenas unas semanas después, en enero de 2011, José María Aznar se incorporaba como asesor externo de Endesa. El exdirigente socialista cobró al año 126.500 euros hasta su salida el pasado mes de mayo tras vender las acciones por 43.300 euros, mientras que el popular, que dejó su puesto a comienzos de 2014, tenía una retribución de 200.000 euros, que se elevaba hasta 300.000 euros con el cumplimiento de objetivos. González aseguró que dejó el cargo como consejero porque era 'muy aburrido'.

Actualmente, una de las empresas más politizadas es Abengoa, que se ha visto obligada a dejar el Ibex 35 y que se enfrenta ahora a la que puede ser la mayor quiebra en la historia de España después de haber declarado preconcurso de acreedores con una deuda que supera los 20.000 millones de euros. En plena crisis, el pasado viernes fue nombrado presidente ejecutivo de la compañía José Domínguez, con una amplía trayectoria en la Junta de Andalucía bajo el Gobierno del PSOE, llegando a ocupar desde 2004 a 2008 el cargo de secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología.
En Abengoa trabajan también como consejeros Josep Borrell, exministro de Obras Públicas con el Gobierno del PSOE y Ricardo Martínez Rico, exsecretario de Estado de Presupuestos durante la última legislatura de José María Aznar. Eso al margen de Juan Verde, asesor de Barack Obama; Luis Solana, exdiputado socialista y Javier Rupérez, exdiputado y exsenador del PP, que figuran como consejeros de la filial Abengoa Bionergy. Otros, como José Terceiro, exsubsecretario de la Presidencia del PSOE y Alberto Aza, exjefe de la Casa Real, han pasado también por la compañía, aunque ya se han marchado.

Exministros de Aznar

Entre los antiguos políticos del partido popular destacan, por ejemplo, los fichajes de Angel Ácebes, que fue ministro de Interior, de Justicia y de Administraciones Públicas entre 1999 y 2004 bajo los sucesivos Gobiernos de José María Aznar. O de Eduardo Zaplana, expresidente de la Generalitat valenciana, exministro de Trabajo y antiguo portavoz del Gobierno con el PP, que tras su salida de la política fue contratado como adjunto al Secretario General de Telefónica.
Para Telefónica también trabajó Rodrigo Rato, exvicepresidente económico del Gobierno, que se incorporó en 2013 al Consejo de asesores de Telefónica Latam y Telefónica Europe, las sociedades que aglutinan los negocios en Latinoamérica y Europa de la multinacional que preside César Alierta, pero que acabó marchándose el pasado mes de abril. El también exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció que había tomado esta decisión una semana después de conocerse que se acogió a la amnistía fiscal y tras el inicio de una investigación por delito fiscal, blanqueo y alzamiento de bienes.
Además de asesor de Telefónica, Rato había ocupado también hasta poco antes un puesto similar en el banco turco Akbank y anteriormente en el Banco Santander, aunque con la llegada de Ana Patricia Botín a la presidencia del grupo, este órgano desapareció. Entre los altos cargos de Aznar también pasaron a la empresa privada Josep Piqué, exministro de Industria y actual consejero delegado de OHL; Ana Palacio, exministra de Asuntos Exteriores y consejera en este momento de Enagás, y Pío Cabanillas, antiguo ministro portavoz del Gobierno y ahora director general de Imagen Corporativa y Marketing Global de Acciona.

Socialistas

Pero al igual que ocurre en el PP, también hay exaltos cargos del PSOE trabajando en las compañías del Ibex. Javier Gómez Navarro, exministro de Comercio y Turismo es, por ejemplo, consejero de Técnicas Reunidas y José Manuel Campa, exsecretario de Estado de Economía entre 2009 y 2011 bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero, es ahora director de Relaciones con Inversores del Santander.
De hecho, para este mismo banco también trabajan como consejeros Matías Rodríguez Inciarte, que antes de llegar al mismo en 1984 fue secretario general del Ministerio de Relaciones con las Comunidades Europeas, participando activamente, junto al ministro Leopoldo Calvo Sotelo, en las negociaciones para el ingreso de España, y que ocupó además la secretaría general de la Vicepresidencia Económica del Gobierno, llegando en 1981 a ser ministro de Presidencia en la última etapa ya de UCD. O Guillermo de la Dehesa, exsecretario de Estado de Economía entre 1986 y 1988 con el socialista Carlos Solchaga como ministro.
Entre los socialistas, destaca también, al margen de Borrell en Abengoa, el puesto como consejero de Javier de Paz, uno de los hombres de confianza de Rodríguez Zapatero, que fue secretario de las Juventudes Socialistas y de la ejecutiva del PSOE y que es ahora consejero de Telefónica.

Políticos regionales

Los miembros de los dos principales partidos -PP y PSOE- abundan en el parqué siendo el 63 por ciento de los políticos que actualmente están en el Ibex. Sin embargo, también han aterrizado en la bolsa madrileña dirigentes de otras formaciones regionales. Yolanda Barcina es uno de los ejemplos más recientes. Expresidenta del Gobierno de Navarra por UPN, se incorporó el pasado mes de octubre a Telefónica como consejera independiente del nuevo órgano ejecutivo de DTS (Distribuidora de Televisión Digital). Barcina dimitió de su cargo el pasado 27 de agosto, después de una extenuante legislatura marcada por el caso Caja Navarra, en la que se le acusó de cobrar dietas de manera ilícita. El Tribunal Supremo finalmente archivó la instrucción.
El consejo de administración del grupo ACS es uno de los más variopintos en cuanto a colores políticos se refiere. Actualmente forman parte de la estructura los consejeros Miquel Roca, exdiputado de Convergència i Unió (CiU), y José Luis del Valle, exdiputado por Unión de Centro Democrático (UCD). Mediaset también tiene como consejero a un miembro del Ejecutivo de Adolfo Suárez: José Ramón Álvarez Rendueles. Endesa incorpora a dos políticos catalanes entre sus filas. Miquel Roca, exdiputado de CiU, es actual consejero de la eléctrica, mientras que David Madí, exsecretario de Estrategia del partido de Artur Mas, preside el consejo asesor de Endesa en Cataluña. Madí es además asesor externo en Telefónica. Repsol se decanta por los dirigentes vascos. Josu Jon Imaz, expresidente de la Ejecutiva Nacional del PNV, es consejero delegado de la compañía, y Mario Fernández, vicelehendakari durante la primera década de los años ochenta, es actualmente consejero de la petroquímica.

Viejos dirigentes

El parqué madrileño aún acoge a altos cargos durante el régimen de Franco, y no precisamente menos destacados. El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, fue ministro de Hacienda y vicepresidente del Gobierno para Asuntos Económicos durante la presidencia de Arias Navarro; mientras que el secretario del consejo de Acerinox, Álvaro Muñoz López, fue secretario general del Instituto Nacional de Industria y Subsecretario de Industria con la dictadura.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario