viernes, 11 de diciembre de 2015

¿Qué intereses defiende Greenpeace?

Plazaeme muestra otra lamentable prueba de que los alarmistas del clima (en este caso Greenpeace) no se creen ni su propio cuento (tienen otros intereses evidentemente). 
Si así fuera, no rechazarían los siguientes puntos que expone y que luchan y solucionan los problemas que dicen existen y son su prioridad. 
Y como bien dice, "a través de lo que declaran no querer se puede uno hacer una idea de lo que sí quieren". 

Artículo de Plazamoyua: 
Ocuparse de las interioridades de los payasos es siempre un ejercicio lamentable; pero resulta necesario si los payasos tienen poder. Ya hemos visto antes que el cuento del CO2 no se lo creen. No actúan como si se lo creyeran.
Hoy vemos en una entrada en WUWT, a través de declaraciones de Sébastien Blavier. Donde descubrimos que también están en contra de la investigación en fusión nuclear.
“We are opposed to this argument of fusion being the future of power for humanity, that’s totally false for us,” he said. “Today the world is facing massive challenges like poverty, like access to electricity for people, poor people, for development.”
“We now how have the solution with renewables like solar and wind – they are affordable, they are cheap. For the moment ITER is presented as being the solution for the future power of humanity and I think that’s a big mistake.”
“If you look at the costs, it’s a massive amount of money that could be invested in renewables that are already ready to take off and be competitive; so it’s not a solution to future power, it’s only research.”
Por supuesto, de la fisión ni hablemos. Lo dicen en su web [–>]
Greenpeace has always fought – and will continue to fight – vigorously against nuclear power because it is an unacceptable risk to the environment and to humanity. The only solution is to halt the expansion of all nuclear power, and for the shutdown of existing plants.
Blavier es el jefe de la campaña nuclear de Greenpeace, en un COPIL (comité de pilotaje o animación) de 9 países, donde trabajan 13 personas con un presupuesto de 1,1 M€ al año. [Linkedin –>]
Y parece un epítome del pensamiento Alicia y posmoderno. Yo también lo sería por esa pasta ;). Pero no porque sea rico le vamos a disculpar las subnormalidades. Si las renovables son asequibles y baratas, y eso recomienda la inversión en ellas en lugar de en investigación de otras fuentes, no necesitarían subvenciones ni elevación artificial de los precios de productos competidores.
Es interesante juntar todo lo que no quieren Blavier ni Greenpeace.
  • -No quieren energía nuclear de fisión “tradicional”, que es la única que actualmente puede acercar a solucionar el problema imaginario de las emisiones de CO2. Esto es, les hacen caso a los científicos del clima cuando quieren (el CO2 achicharra), y cuando no quieren, no (la energía nuclear es imprescindible para atajar el Calentamiento Global Acojonante –>)

  • -No quieren reactores de fisión alternativos (como los de sales fundidas de torio), cuyo desarrollo está ya a la vista y que reducen enormemente el problema de los residuos — hasta minimizarlo.

  • -No quieren investigación de fusión nuclear, que no tiene el problema de los residuos radiactivos, y sería la solución definitiva tanto del supuesto problema del CO2 como del problema energético en general.

  • -No quieren investigación en renovables, sino la producción del 100% de la energía con las renovables en el estado tecnológico que se encuentran ahora. Que precisa que la energía cueste más, mucho más; y además es todavía inviable — hacen falta centrales de gas para cuando no sopla en viento ni luce el sol.

  • -No quieren resolver el problema imaginario de las emisiones CO2, porque no quieren que se emplee ninguna de únicas las cuatro vías que podrían acercar a resolverlo.
A través de lo que declaran no querer se puede uno hacer una idea de lo que sí quieren. Tal vez.
  • -Empobrecer a los pobres. Que, aplicado con la suficiente fuerza, pueden imaginar que conseguiría disminuir la población. El viejo sueño de todo macho blanco hetero patriarcal y rico.

  • -Enriquecer a los productores de eólica y solar, convirtiendo su no-negocio en negocio, aunque sea a costa de empobrecer a los pobres.

  • -Centralizar el poder del mundo en una especie de Vaticano de moralina barata.
Si quieres creer a los científicos del clima porque no sabes distinguir ciencia, de especulación y opinión, allá tú. Sólo necesitas ser ignorante. Pero para creer a Greenpeace hace falta ser idiota. Del culo.
blavier
— Fuente, WUWT:

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada