lunes, 5 de diciembre de 2016

2. Desmontando el gran mito propagandístico cubano. La culpa es del "bloqueo"

Ante la evidencia de la miseria en la que vive sumido el pueblo cubano, el régimen dictatorial cubano emplea el mejor chivo expiatorio que tienen a mano, para tapar su pésima gestión y los dañinos efectos del socialismo: el embargo a Cuba.

De esta manera, no importa las barbaridades que cometan y la pobreza y ruina a la que someten al país. Siempre tienen el comodín: la culpa es del embargo. 

Este es otro mito propagandístico creado por la dictadura y sus defensores que no se sostiene bajo un mínimo análisis y recurrencia a los hechos y datos.


Lo primero que hay que aclarar es que no se trata de ningún bloqueo, como torticeramente se empeñan en propagar desde el régimen. 

Un bloqueo tiene connotación militar e implica un aislamiento total de un país de cualquier contacto con el exterior (bloqueo de fronteras, puertos, aeropuertos e impedimento de salida o entrada de cualquier persona o bienes de dicho territorio).

Es obvio, en consecuencia que nada de esto ocurre. Lo que hay es un embargo y además muy suave y con más "agujeros que un queso roquefort", que es impedir (en teoría) a las empresas estadounidenses comerciar con Cuba (y depende), pudiendo ésta comerciar con el resto del mundo.
Decir que Cuba está como está por no comerciar con un solo país del mundo, además un país en sus palabras capitalista y explotador, pudiendo hacerlo vía cualquier otro socio y país distinto es sencillamente un insulto a la inteligencia. La falta de productos y bienes en el país podría ser comprado a cualquier otro país del mundo, ya no te digo con todas las ingentes ayudas gratuitas por diversos medios que recibe y ha recibido el país. 

Además, dicho embargo fue una respuesta lógica al robo que le hizo el castrismo a todos los bienes e intereses estadounidenses que tenía en Cuba (bienes de ciudadanos y compañías estadounidenses), y que fueron expropiados y confiscados por Fidel Castro, tras el golpe de estado en 1959. Robar a otra persona y luego quejarse de que no quiere comerciar conmigo es otro insulto a la inteligencia. Más teniendo en cuenta, los crecientes insultos hacia dicho pueblo norteamericano y tras aliarte con el bando soviético y declararte comunista, y en guerra contra EEUU y el capitalismo. 

Es gracioso también, otro acto de hipocresía llevado a la enésima potencia, como es criticar el libre comercio y la globalización, así como el capitalismo, y quejarse de los efectos de dicha ausencia al no comerciar EEUU contigo. 

Otro acto de hipocresía al respecto por parte además de los mismos que defienden el intercambio comercial con Cuba es criticar a los países democráticos por comerciar y vender productos propios a países con dictaduras (dictaduras africanas o islámicas) y donde se pisotean los derechos humanos, haciéndoles cómplices de dicha situación, y defender y no decir nada sobre la dictadura cubana exigiendo que se le den subvenciones, ayuda y se comercie con ellos (sabiendo a quién beneficia y quien se enriquece con ello, sosteniendo dicho régimen inmoral y opresor). Precisamente, el Congreso de EEUU sostenía las sanciones al ser necesarias para obligar al gobierno cubano a que respetara los derechos humanos y permitiera más oportunidades económicas para la población. 

Pero lo cierto, es que el único bloqueo que existe es el que afecta verdaderamente al ciudadano cubano, y no es otro que el bloqueo interno del gobierno para evitar que cualquier cubano pueda progresar económicamente. 

Y es que, hasta la cuestión del embargo tiene mucho de mito (en el sentido de la limitación y las salvedades del mismo). EEUU es uno de los CINCO principales socios comerciales de Cuba (el 6,6% de sus importaciones provienen de EEUU) y es el primer suministrador de Cuba de productos agrícolas. Suministra por ejemplo el 96% del arroz y el 70% de los productos de carne avícola. Destacan también las importaciones a gran escala de EEUU, como son el trigo, el maíz, la soja y sus derivados. Y de hecho, los principales competidores de EEUU en productos agrícolas con Cuba son la Unión Europea, seguida de Brasil, Argentina y Canadá.


El siguiente gráfico muestra el ranking de países que son socios comerciales de Cuba y de los cuales importa. 


Lo que sí es cierto es que el comercio entre Cuba y EEUU está sujeto a regulaciones y se da bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, todas las compras que hace Cuba a EEUU tienen que ser pagadas en efectivo y al contado no dándoselas a crédito, debido a los antecedentes de la dictadura y su nula fiabilidad. 

Pero en las tiendas del Estado, es posible adquirir cualquier cosa, eso sí, con dólares. Y es el propio Estado el que cierra las puertas para que el propio pueblo pueda hacerse con dólares. Pero no puede con todas. Una de ellas son las propinas de turistas que les da la vida, la otra es la prostitución, incluyendo la infantil. Pero la culpa, es del bloqueo...

En definitiva, ¿cómo se puede hablar de bloqueo cuando Cuba comercia con medio mundo de manera activa, incluida precisamente EEUU, que es de los países con los que más comercia, o cualquier otra potencia, como la Unión Europea (que incluye a todos los países de Europa que la integran) o la misma China o la totalidad de Sudamérica o de Norteamérica? Pues también comercia con Méjico o Canadá, sin olvidar los llamados "tigres asiáticos", como Hong Kong, Taiwan, Malasia o Corea del Sur... Tal es así, que Cuba mantiene relaciones comerciales con más de 30 países de la Unión Europea, 20 de Asia, 10 de África, 2 de Oceanía y 34 de América. Y tomando el listado de la ONU de número de países (194), Cuba puede comerciar con otros 192 países. Todo un bloqueo, sí señor...

El siguiente gráfico muestra los intercambios comerciales con el mundo por parte de Cuba (importaciones y exportaciones) desde 1950, donde se puede observar una vez más la enorme falacia y falsedad del bloqueo de Cuba. 


En él se puede observar cómo el mayor embargo inicial de EEUU, que se da en 1962 con la crisis de los misiles, mediante la cual la URSS intentó establecer en su régimen comunista satélite cubano misiles nucleares para amenazar de manera peligrosa y fehaciente a EEUU. No hay que olvidar al respecto las declaraciones del Che Guevara, confirmadas por la desclasificación de documentos, de su intención de disparar los misiles con cabezas nucleares a la ciudad de Nueva York, si la Unión Soviética los instalaba en Cuba, como así intentaron que hiciera la URSS. El desastre podría haber sido catastrófico. Estas palabras del criminal Guevara fueron dichas al embajador de Yugoslavia en la Habana "Si nosotros, los cubanos, tenemos el control de las armas nucleares, las instalaríamos sobre cada centímetro de Cuba y no dudaríamos, en caso de ser necesario, de lanzarlas contra el corazón del adversario, Nueva York".

Estos hechos le llevaron dicho año a reforzar el embargo comercial iniciado en 1959 tras las nacionalizaciones de las propiedades estadounidenses en Cuba, aplicando la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, en vista de la amenaza que suponía la presencia nuclear en Cuba en bases entonces construidas por la Unión Soviética. 

Lo mejor de todo, es que esta más que justificada en términos políticos falta de comercio durante los primeros años entre Cuba y EEUU fue reemplazada por el comercio entre Cuba y la URSS, que sustituyó a EEUU como socio comercial, con unas condiciones enormemente superiores para Cuba, pues la URSS le compraba la producción agrícola que exportaba Cuba a precios muy superiores a los del mercado (y eso cuando su sistema aún era productivo, herencia del anterior sistema, y producía millones de toneladas anuales de diversos productos, como el azúcar, compradas a precios de petróleo).

Durante este acuerdo de 30 años de guerra fría, la URSS asistió económicamente a Cuba con más de 65.000 millones de dólares, el equivalente a 6 planes Marshall recibidos por Europa para reconstruirse tras la II Guerra Mundial, sin contar los que recibió de otros países socialistas.

El siguiente gráfico muestra la asistencia económica anual recibida por Cuba desde la Unión Soviética entre 1960 y 1990. 


Pese a toda esta ingente ayuda, y capacidad de comerciar con el resto del mundo, Cuba y su destructivo sistema comunista fue incapaz de conseguir mejorar su patrón de crecimiento ni su eficiencia ni productividad, dilapidando todo el dinero mientras se enriquecían sus élites y se empobrecía su pueblo.

Y fue precisamente cuando se derrumbó la Unión Soviética (por los mismos problemas intrínsecos del socialismo), a partir de los 90, cuando el comercio se incrementó con Cuba y se abrieron las puertas con EEUU, (recordemos que es uno de los cinco mayores socios comerciales de Cuba). Un embargo, como hemos comentado que cuyas medidas se iban suavizando con múltiples excepciones (por ejemplo en todo lo referente a ayuda humanitaria, alimentos o medicinas) o sencillamente burlando. 

Además, los cubanos en EEUU, pueden enviar remesas a la isla (unos 1000 millones de dólares al año), que supone una vital ayuda al pueblo cubano oprimido por el gobierno, dado el valor del dólar en dicha deprimida economía. 

A su vez, existen múltiples excepciones y vías por las cuales los propios estadounidenses pueden viajar a la isla como turistas. De hecho, se estima que unos 80.000 estadounidenses visitan la isla cada año. 

En definitiva, la cuestión del embargo es la gran excusa que ha tenido la dictadura cubana para culpar de todos sus males a Estados Unidos, pretendiendo eliminar su responsabilidad.  

Hasta tal punto se demuestra este hecho, que con información del propio gobierno comunista, la estimación del coste del embargo asciende a 754 millones de dólares al año, es decir, menos del 1% del PIB de Cuba!!!!!. Un coste por hacer algo que prohíbe hacer a su propio pueblo y contra lo que ideológicamente está en contra (y así les va), el libre comercio!!. ¿No se supone que era ello la raíz de la pobreza en países subdesarrollados, que son empobrecidos aumentando la riqueza de los países explotadores, si hacemos caso a la triste, errada, deformadora de la realidad tergiversadora y tranochada teoría marxista?. ¿A qué viene la queja entonces y el coste de no comerciar con un malvado país capitalista y explotador según ellos?

La pobreza de Cuba no puede atribuirse a causas externas, sino al monumental fracaso del modelo económico comunista, que ha dado los mismos resultados allá donde se ha implantado, y el régimen cubano tiene la suerte de haber vivido de prestado todo el tiempo, primero con la URSS, luego con Venezuela, y con múltiples subvenciones a fondo perdido por múltiples administraciones o préstamos perdonados por muchas países (como España con idea de seguir haciéndolo). 

La verdadera barrera que tiene Cuba es su paupérrimo nivel de ingresos y su reducida productividad y nivel de producción, consecuencia del socialismo. 

El 
salario medio en Cuba se sitúa en 22 dólares al mes al tipo de cambio actual (584 pesos cubanos según datos oficiales de la propia dictadura), manteniéndose su gente en una economía de subsistencia. Y es que en Cuba no se come para vivir, se vive para comer, siendo una odisea alimentarse todo el mes, como explican los propios cubanos cuyos salarios no les da para nada. 
Y es que, siguiendo los precios regulados por la dictadura (según el Anuario Estadístico e Cuba 2014, el salario cubano da para una cesta mensual compuesta por tres docenas de huevos, un kilo de leche en polvo, un litro de yogur natural, 10 latas de puré de tomate, un kilo de pechuga de pollo y 20 barras de pan. 

La insuficiente y deficiente capacidad productiva de este terrible sistema no permite que haya casi nada para exportar, con incapacidad para competir en calidad o precio, por lo que la capacidad de importar (tu importas con los excedentes y divisas que obtienes de la exportación o vía deuda) es ridícula, y por lo tanto, la capacidad de suministrar bienes y servicios al pueblo es tercermundista y miserable, pues su ineficiencia les impide ser autosuficientes tampoco (han necesitado siempre de ayuda externa, primero de la URSS, luego de Venezuela, que les da cerca de 100.000 barriles de petróleo al día -ahora cerca de 80.000 por la situación de Venezuela a cambio de médicos explotados que cobran miseria al ser requisado por la dictadura, dándoles una miseria oficial en pesos-, sin contar con las ayudas y subvenciones del resto del mundo, o las divisas que les entran básicamente de EEUU cada año, de alrededor de 1000 millones de dólares).

En suma, como digo, si no importa más (hubiera o no embargo) es porque no tiene capacidad para exportar más, y dicha incapacidad es producida por la pobreza creada por su sistema político: el socialismo. Y es que socialismo es pobreza, sin género de dudas.  

No debiera ser difícil entender, si el dogmatismo ideológico no lo impide, que el único y verdadero bloqueo sobre el pueblo cubano es el que ejerce la dictadura castrista, tanto en lo económico como en lo político, destructor de todas las libertades de sus ciudadanos, y que han convertido una isla con un potencial enorme para ser algo parecido a un paraíso tropical en una cárcel natural, de la que decenas de miles de cubanos (cerca de 75.000) han muerto por intentar alcanzar la libertad. 

Nota: Este artículo continua el artículo:

1. Desmontando el gran mito propagandístico de la excelente sanidad cubana

Artículos Relacionados por categorias


4 comentarios:

  1. No solo es el bloqueo, también afecta el proteccionismo americano.

    ResponderEliminar
  2. Valiente tontería. Niegas lo evidente.
    Por cierto, ¿de dónde te sacas que un bloqueo tiene connotación militar? ¿porque lo dices tu o porque lo dijeron los que efectivamente hicieron el bloqueo?
    Tu si que eres torticero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo evidente? Hay tienes evidencias, no crees? Más gráficamente visibles imposible. Un bloqueo entre países tiene por regla general connotaciones militares puesto que sin ello no sería posible hacerlo. Sin esa amenaza nada impediría hacer lo que quisiera. Dicho bloqueo fue temporal en 1962 por la cuestión de los misiles nucleares y la expansión soviética. Luego y desde luego hoy NO. Es mentir y manipular. Por supuesto con un fin muy claro, como se explica en el artículo

      Un saludo

      Eliminar
  3. El proteccionismo efectivamente afecta a todas las transacciones comerciales negativamente, y es efectuado en mayor o menor medida (desgraciadamente) por todo el mundo, lo que empobrece a todas las partes. Pero si hay alguien precisamente en contra de los intercambios comerciales libres son los países comunistas, en especial Cuba, que no deja nada en libertad, controlado y confiscado todo por el Estado. Y ese es el verdadero problema, empobrecedora de las sociedades. Falta de propiedad privada, de contratos voluntarios, de seguridad jurídica, de libre asociación...

    Un saludo

    ResponderEliminar