jueves, 8 de diciembre de 2016

La política anti-clima de Obama temblando: nuevo director de la EPA

Plazaeme analiza la acertada elección del nuevo director de la EPA (Agencia de Protección del medio Ambiente) en EEUU. 

Artículo de PlazaMoyua:
El equipo de transición de Trump acaba de anunciar el que será el nuevo director de la EPA (Agencia de Protección del Medio Ambiente). Se esperaba que fuera contrario a la política de locura anti-clima de Obama, por la sabida opinión de Trump al respecto. Pero había alguna duda, o las sandías albergaban alguna esperanza, porque en nuevo presidente tuvo una reunión completamente innecesaria hace dos días con Al Gore. Supuestamente impulsada por la niñísima, que dice que le preocupa el Calentamiento Global Acojonante. Y había la especulación sobre si Trump podría estar cambiando de caballo.
Este nombramiento despeja las dudas. Scott Pruitt, fiscal general de Oklahoma hasta ahora, se ha caracterizado en combatir legalmente  esas regulaciones contra los combustibles fósiles. Al punto que tiene en curso una demanda contra la EPA junto a otros fiscales generales de varios estados. Va a tener su coña el juicio, donde Pruitt será demandante (por la fiscalía de Oklahoma), y demandado (como director de la EPA). Supongo que se limitará a plegarse con lo que pide la demanda, y ya no habrá juicio.
La EPA era absolutamente clave en la política del clima de Obama. Un pillín espabilado; para no pasar leyes por las cámaras, hizo que la Agencia del Medioambiente estableciera el CO2 como contaminación. Y que interpretara que tiene capacidad legislativa por encima de la soberanía popular. Un pollo constitucional de órdago. En vez de leyes, reglamentos. ¡Por encima de we the people! Como la gente no está dispuesta a votar lo que yo quiero, le doy la vuelta a la constitución. Muy bueno … mientras no cambie el gobierno. Y ha cambiado.  Y lo de la niña Trump de la mano de Al Gore no ha servido para nada.
Pruitt sobre la EPA, en una audiencia en el Senado [–>]:
– Se trata de la energía existente. Esta es una gran preocupación para los estados. No se trata sólo del carbón. No es carbón contra gas natural. Esto va en contra de los combustibles fósiles.
– La EPA parece tener la visión de que los estados son un mero recipiente para implementar las políticas y regulaciones que se le ocurran a la administración, con independencia de la sensatez, el costo, o la eficiencia de dichas medidas.
Cuando se especulaba quién nombraría Trump, en general los escépticos de la cosa pensaban que se trataría de un científico, o algún técnico muy competente especializado en medio ambiente. Era el tipo de perfiles que se manejaban. Pero el equipo de transición ha preferido la versión jurídica. Lo que, si bien se mira, no parece mala idea. Se trata de desmontar todo un cuerpo regulatorio infernal. Y puede ser una gran idea que lo haga un experto jurídico especializado en combatir precisamente esa mala bicha legal. Muy conocedor del daño que le hace a la industria, y de qué es lo que hay que eliminar de las regulaciones para evitarlo. Siempre podrá rodearse de los asesores técnicos que considere necesarios para quitar la chorrada del CO2 como contaminante. ¡El gas de la vida!
Pruitt también ha sido senador, así que sabrá desenvolverse en el mundo político. No tiene mala pinta el nombramiento.
Por su parte, Al Gore amenazó con un aumento brutal del activismo [–>]. En la típica estrategia Kindergarten: si no ganamos con votos, ganaremos con pollo. Y si no os convencemos, os silenciaremos. Etcétera. Lo de siempre. No parece que les haya ido muy bien en USA, de momento.
Ponemos a Ivanka Global Warming de adorno, por monina. Y porque a las celebrities les mola lo de Al Gore.
ivanka-calentamiento-global
Añadido (poco) posterior. Nada mejor para conocer a Pruitt, que Scott mismo. Artículo para el National Review:
El sano debate es la sangre de la democracia americana, y el calentamiento global ha inspirado uno de los mayores debates políticos de nuestro tiempo. El debate está lejos de finalizado. Los científicos continúan en desacuerdo sobre el grado y el alcance el calentamiento global y su conexión con las acciones de la humanidad. Ese debate debería fomentar, en las aulas, foros públicos y los pasillos del Congreso. No debe silenciarse con amenazas de persecución. Disentir no es un crimen.
Pruitt no es nada dudoso. Buena elección.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario