martes, 6 de diciembre de 2016

Las emisiones contaminantes caen un 20% mientras la recaudación de 'impuestos verdes' toca techo

Diego Sánchez de la Cruz analiza la evolución de las emisiones contaminantes en España y sus impuestos asociados, que reaen fundamentalmente sobre las familias. 
Artículo de Libre Mercado:
Las emisiones se reducen un 20% | Wikimedia

El Instituto Nacional de Estadística publica desde el año 2008 una base de datos en la que se recogen las cuentas de emisiones contaminantes a la atmósfera. Según esta serie, el total de gases de efecto invernadero, medido en miles de toneladas de CO2 equivalente, ha bajado un 20% durante los últimos años.
Así, mientras que en 2008 veíamos que las emisiones contaminantes alcanzaban las 404.929 toneladas de CO2, los números para 2014 reducen esta cifra hasta las 324.171 toneladas de CO2. Por tanto, el resultado registrado en la serie del INE apunta un descenso de un 20% a lo largo del período observado.

Más recaudación a pesar de la caída de emisiones

A pesar de esta reducción en las emisiones contaminante, la recaudación de los impuestos ambientales no solamente no ha bajado, sino que ha crecido de manera significativa. Así, mientras que en 2010 se recaudaron 17.651 millones por este concepto, en 2014 vemos que los ingresos fiscales ya eran de 19.251 millones, lo que supone un aumento del 9%.
Si estos gravámenes premiasen un descenso de las emisiones contaminantes, entonces la recaudación se habría reducido como consecuencia del mejor desempeño medioambiental de la economía española. Sin embargo, a pesar de que las emisiones contaminantes han bajado un 20%, la recaudación ha crecido hasta alcanzar niveles récord.
De hecho, si la recaudación hubiese bajado entre 2010 y 2014 en el mismo porcentaje en que se redujeron las emisiones, los ingresos fiscales habrían sido de 16.080 millones en el último año de la serie, frente a los 19.251 millones que se registraron durante ese ejercicio.

Un impuesto que recae principalmente sobre las familias

Aunque a veces se habla de los impuestos ambientales como de una figura fiscal que recae principalmente sobre las industrias más contaminantes, lo cierto es que el 51,3% de los ingresos fiscales derivados de estos gravámenes provienen del bolsillo de las familias españolas. Por el contrario, el 27,9% de la recaudación que generan estos tributos viene de los servicios, mientras que las industrias suponen el 18,9%, la agricultura aporta el 1,1% y la construcción supone el 0,8%.
Si hablamos en euros, encontramos que la recaudación por impuestos ambientales supone 9.883 millones en el caso de las familias, 5.365 millones para el sector servicios, 3.637 millones para la industria, 217 millones para la agricultura y 149 millones para la construcción.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada