jueves, 28 de junio de 2018

El Gobierno quiere recaudar 2.100 millones más equiparando la fiscalidad del diésel y la gasolina

Es el mismo cuento de siempre. El Estado tiene un hambre voraz y un incentivo perverso de crecer sin fin (a costa de la sociedad civil, a la cual parasita). 

La socialdemocracia es el paradigma perfecto para esta situación. 

Te dicen que es siempre por tu bien, que gastan poco (pero tú demasiado), que te roban demasiado poco (hay que pagar más impuestos, que por supuesto favorece a sus intereses y por los cuales no se ven perjudicados, pues viven de ellos, al igual que sus redes clientelares, que le dan apoyo para gobernar). 


Por supuesto, te dicen que nunca  va a ir contigo tal subida (es a "los ricos", las multinacionales"...). Otro cuento chino para peleles, pues solo hay que hacer un poco de números y ver la realidad de los hechos para comprobar, que una cosa es el discurso dialéctico (mentira tras mentira para engañar a la gente para que les vote) y otra la realidad (los impuestos se suben a todo el mundo pues ni así da para sus crecientes partidas de gasto y nuevas promesas). 

En consecuencia, tienen que manipularte y mentirte de manera piadosa para que no rechaces su constante saqueo. Y saben muy bien que manipular el lenguaje induce a engaño en la gente, sobre todo la ideologizada sentimentalmente ("impuesto temporal", que por supuesto se mantiene fijo para siempre, impuesto solidario" que por supuesto se aplica a todos siendo una contradicción en términos, pues si es impuesto nunca puede ser voluntario, "impuesto ambiental", para que creas que es por un buen motivo, aunque no vaya a financiar nada para lo que supuestamente te lo quitan, "impuesto a los ricos", que nunca es solo a los ricos, sino a todos, o empieza siendo a los ricos estableciéndose poco a poco para todos (así surgió el IRPF por ejemplo, de manera temporar y para los ricos...para financiar guerras...). 

Así, por supuesto, los socialistas (defensores a ultranza del mayor gasto e impuestos) han dado otro paso más en su ataque a las rentas de TODOS. 

Las ansias de más y más dinero en su poder les ha llevado desde hace tiempo a una campaña continua (y más que alarmista en relación con el cambio climático) medioambiental, todo un filón para aumentar por múltiples vías los impuestos (con una menor resistencia de la gente, claro).

Así, la última medida en este sentido (una de muchos) es el incremento (que llega niveles absolutamente confiscatorios) de los impuestos a la gasolina, en concreto, esta última subida se centrará en el diesel, que al principio te lo vendían como más ecológico, y ahora todo lo contrario para justificar el "palo", que alcanzará los 10 centimos de incremento por litro. 

Eso sí, luego se les llena la boca hablando de "pobreza energética", que no es otra cosa que la pobreza que crean ellos mismo, para luego, ante tu incapacidad de pago, aparecer vilmente como supuestos salvadores (supuestos, porque lejos de salvar, condenan a más gente). 

Artículo de El Mundo:

Imagen de archivo de una gasolinera. JOSÉ AYMÁ

El diésel será más caro. El Gobierno quiere dar un impulso a la fiscalidad medioambiental y subirá el impuesto especial que lo grava tras comprobarse que es más contaminante que la gasolina, según han publicado distintos medios que en los últimos días se han hecho eco del programa económico del PSOE. La subida será, de 9,55 céntimos de euro por litro.

Así, una de las primeras medidas que intentará aprobar el Ejecutivo de Pedro Sánchez será la equiparación de la fiscalidad del combustible diésel y de la gasolina, según fuentes socialistas citadas por Expansión.

La gasolina tiene actualmente un impuesto especial de 40,25 céntimos por litro, y el gasóleo, de 30,7 céntimos. Según el rotativo, el Ejecutivo calcula que la equiparación de ambos impuestos supondría una recaudación adicional de 2.140 millones de euros.

Sin embargo, se aplicaría "de forma escalonada", según fuentes cercanas a Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica. Así, "el primer año se recaudarían 600 millones", y el resto en años sucesivos. "En menos de cuatro años", aseguran las fuentes, se igualarían ambos impuestos.

El Gobierno ya habría constituido un equipo de trabajo en el Ministerio Energía, Medio Ambiente y Cambio Climático.

La mayor recaudación se traduciría, según cuenta el diario, en más gasto disponible para actuar contra el cambio climático, y por tanto en un mayor compromiso con la transición ecológica de la economía.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear