viernes, 22 de junio de 2018

Las cuatro razones por las que Goirigolzarri rechaza que Bankia se mantenga como entidad pública

Beatriz García recoge las cuatro razones por las que Goirigolzarri (Bankia) rechaza que el banco se mantenga como entidad pública. 
Artículo de Libre Mercado:
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su participación en el curso | EFE
Lo calificó ayer martes de "despropósito", durante su larga comparecencia en la comisión del Congreso, y hoy, lo vuelve a repetir. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha mostrado su total rechazo a convertir la entidad que dirige en un banco público, tal y como proponen Podemos, los sindicatos y otras facciones de la izquierda.
El Estado actualmente posee el 60% del capital de Bankia a través del FROB, pero una de las condiciones que se marcaron en el rescate era que la entidad volviera a manos privadas para poder devolver las ayudas a los contribuyentes. El Gobierno de Mariano Rajoy estableció por ley que el 31 de diciembre de 2019 se cumpliría el plazo para la privatización, pero con la llegada de Pedro Sánchez a Moncloa la posibilidad de cambiar de planes y hacer de Bankia una entidad pública ha vuelto a sobrevolar en el sector bancario.
Que el Estado se quede con Bankia "es una alternativa que no contemplo, no estoy de acuerdo", ha dicho Goirigolzarri en el marco del curso que celebra esta semana en Santander la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIPM). Sobre el plazo para privatizarla, ha explicado que "se puede cambiar" y aplazar, "pero creo que no es necesario". Durante su ponencia, el banquero vasco ha esgrimido cuatro razones de peso para justificar su rechazo.
1- Bankia no es el ICO ni el BEI: el banquero cree que es muy importante tener en cuenta que "cuando se habla de la banca pública", hay que diferenciar "a los bancos de desarrollo, como el ICO, en España, o el BEI, en Europa", de la banca comercial. Gorigolzarri ha destacado el trabajo "fundamental" de estas entidades públicas, que "juegan un papel contracíclico, con objetivos claros", pero que no es el de las entidades tradicionales. El ICO o el BEI "tienen que servir de complemento de la banca privada y no intervenir en los campos que ya son ocupados" por ella.
2- Financiar a clientes poco solventes: en Bankia, "los gestores tenemos el mandato de realizar una actividad independiente para generar valor y devolver el favor a los contribuyentes". Para el banquero, esta misión no es compatible con crear un "instrumento de política económica y social, como es la banca pública. "No conozco ninguna economía sostenible donde se haya hecho", ha asegurado, mientras se pregunta si el objetivo de un banco estatal es "¿darle crédito a aquellos clientes a los que nadie quiere dar financiación? Si es así, ¿quién pagaría esas comisiones?".
3- La responsabilidad de los gestores: "La tercera razón por la que estoy en contra es que los gestores tienen que tener los objetivos bien definidos", ha continuado el presidente de Bankia, porque si no los tienen, "la responsablilidad se diluye y tienen la tentación de conducirse hacia la mediocridad", ya que no responden ante nadie.
4- Sanidad y Educación: Goirigolzarri también ha querido destacar que crear una entidad pública no puede hacerse si no se detraen "los recursos que el Estado puede disponer para otros fines, como la Educación o la Sanidad", para "ser accionista de un banco". Hay que valorar "si uno pone los fondos en un lado o los pone en otro".
A pesar de que el fantasma de la banca pública haya vuelto, Goirigolzarri cree que "la discusión es marginal y no es la discusión central" sobre el futuro del banco. Todavía no se ha reunido personalmente con la nueva titular de Economía, Nadia Calviño, pero espera hacerlo en los próximos días. Además, confía en que con el nuevo Gobierno del PSOE no se ponga en duda "el modelo actual de Bankia".

El 40% de los clientes solo va a las sucursales

Por otro lado, a pesar de que la digitalización del negocio de la banca es uno de los grandes retos del sector, el presidente de la entidad ha defendido el papel de su red de sucursales porque "bien es cierto que los clientes siguen usando las oficinas". Tanto es así que "el 80% de nuestros clientes usó las oficinas, además de otros canales, en los últimos 12 meses". En este sentido, otro dato que ha dado el banquero es que incluso "el 40% de los clientes se relaciona en exclusiva con oficinas y cajeros automáticos".
La digitalización "es una realidad complicada" porque "a todos los clientes hay que darle un servicio excelente", por lo que "nos iremos adaptando a los cambios". Para ello, clasifican a los clientes según su nivel de digitalización, ya que el perfil de ahorrador con más edad, especialmente, tiene escasos hábitos con las nuevas tecnologías.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear