martes, 5 de junio de 2018

Terry Gilliam: “Ofender a la gente es muy importante”

Un excelente extracto (vía Axel Kaiser) de la entrevista a Terry Gilliam sobre corrección política, victivismo y ofensas. 


Fuente: El País:
Terry Gilliam: “Ofender a la gente es muy importante”
Absolutamente: y nada más patético que andar de ofendido y víctima por la vida. Aquí va lo mejor:
"¿Podría existir Monty Python hoy?
Hoy nadie quiere debatir. Todo es blanco o negro, estás conmigo o contra mí. Es horrible. A la gente le asusta decir lo que piensa. Lo sé por experiencia, por una experiencia en la que me metí hace unas semanas…
¿Habla de cuando se refirió al movimiento MeToo como una “turba”?
Muchas mujeres con las que hablaba me decían que estaban de acuerdo con muchas cosas que dije. Yo las animé a dar un paso adelante, pero les daba miedo. Ese miedo a ser atacado por tener una opinión diferente es tribal. Volvemos a tiempos primitivos y eso me molesta mucho.
¿El humor de Monty Python no tenía límites?
Podíamos reírnos de todo. El otro día puse algo en Facebook. No entraré en detalles porque soy un cobarde. Puse algo gracioso, tierno, y la gente empezó una discusión terrible para dirimir si estaba burlándome o ridiculizándolo. ¿Qué diferencia hay? Me estoy riendo, joder. Tenemos que ser capaces de reírnos de las cosas. Tengo grandes amigos en la comedia que ahora tienen miedo a decir demasiado. Es horrible. ¡La comedia es tan importante! Derriba las cosas autoritarias, permite a la gente reírse de las vacas sagradas, hace a la gente pensar.
¿Este mundo sigue ofreciendo motivos para la risa?
El mundo siempre ha sido un desastre. Lo malo es cuando la gente tiene miedo de hablar. Es un puritanismo utópico: “Si nos libramos de eso, el mundo será más simple y más divertido”. ¡Y una mierda! El mundo siempre ha sido jodido y tienes que asumir responsabilidades por tu propia vida. Solo deseo que la gente vuelva a pensar. Hay demasiada furia ahí fuera y eso no me gusta. Los Monty Python no estábamos enfadados, éramos listos. Nos descojonábamos de todo lo que creíamos que era hipócrita, ridículo, pomposo, estúpido. Eso es importante. Y mucha gente estaba de acuerdo con nosotros.
¿Tiene que ver con las redes sociales?
Mucho. Porque te permiten esconderte. Tengo mi perfil de Facebook para poner cosas y ver cómo reacciona la gente. Es una locura. Hay gente muy inteligente, pero luego están los otros. Hace poco me dijeron que apoyaba a un violador en serie. ¡Dije que Harvey Weinstein era un monstruo y la gente interpretó que le apoyaba! Digo “negro” y dicen “blanco, blanco, blanco”. Esa es la locura.
Buena parte de su obra trata de la lucha por la imaginación y la libertad de pensamiento en un mundo que sistemáticamente se opone a esas ideas. Es como en La vida de Brian: “¡Somos todos individuos!”. “¡Yo no!”. Creo que ahí lo dijimos todo. Ahora te dicen que este es tu café, solo para ti. Te venden que cada uno es único, pero nos ajustamos más y más a la norma. Por miedo, por no meter la pata. La dichosa corrección política. Tengo amigos en sillas de ruedas y les llamo lisiados [risas]. No puedes llamarlos lisiados, debes decir “físicamente discapacitados”. ¡Esos eufemismos son una chorrada! ¡Son lisiados! [risas] Me gusta usar palabras directas y simples. Ofender a la gente es muy importante en la vida. Sobre todo ahora que las pieles son más finas. ¡La gente se ofende tan fácilmente! ¡Endurece tu piel! Los palos y las piedras pueden romperte las pelotas, pero las palabras no pueden hacerte daño. Son esas cosas simples de la niñez en las que creo.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear