jueves, 26 de noviembre de 2015

Las autonomías con menos ricos tienen sueldos más bajos

Es otra de las extendidas falacias que son defendidas por diversos partidos de corte marxista. La ingenuidad (fácil de rebatir por otro lado bajo cualquier prisma comparativo) de que la riqueza es un juego de suma cero, y que por lo tanto que hayan más ricos, implica que haya más pobres, y para que los pobres salgan de dicha pobreza hay que acabar o expropiar la riqueza de los ricos.

Entre otros muchos, recomendaría la lectura de la obra de Manuel Ayau, "Un juego que no suma cero" para mostrar lo absurdo y ridículo de tal afirmación (de hecho, esto solo se cumple, si no hay acuerdo voluntario entre las partes, cuando hay un robo, por ejemplo). Sin embargo, forma parte del ideario que vende gran parte de los políticos para obtener rédito electoral y atraer a las masas hacia sí (no es difícil entender el porqué).

Diego Sánchez de la Cruz muestra con un simple ejemplo en cifras (la distribución de ricos y salarios en las distintas autonomías de España) cómo precisamente aquéllas comunidades autónomas con mayor porcentaje de ricos son aquéllas con los salarios (en todos sus estratos sociales) más elevados, y por tanto, con menos "pobres".
Artículo de Libre Mercado:
El discurso contra la desigualdad de figuras políticas como Pablo Iglesias suele plantear un vínculo entre la reducción de las divergencias salariales y la caída de la pobreza. En realidad, el think tank Civismo ha mostrado que las cifras reales arrojan conclusiones distintas.
Según el informe, "pretender igualar a base de que haya menos ricos no se traduce en que los demás ganen más. Penalizar al personal más cualificado hace que se acabe marchando a otros lugares, lo que reduce la rentabilidad de las empresas y, en consecuencia, significa menores salarios para el resto de trabajadores".
Civismo ha tomado como referencia los datos del INE y ha clasificado a la población española en tres grandes grupos salariales. Los que cobran más de 1.221 euros al mes son el 30% más pobre, los que ganan más de 2.173 euros al mes son el 30% más próspero y el resto es el 40%.
El resultado queda reflejado en la siguiente gráfica:



















País Vasco o Madrid como ejemplo
Como apunta Civismo, "cuando el número de "ricos" es más limitado, bien sea por más impuestos o por otros motivos, la cifra de "pobres" es mucho mayor. Es el caso de Extremadura, Canarias, Murcia o Andalucía. Del resto de las autonomías donde la suma de "ricos" es inferior a la media nacional, la mitad tiene una proporción de "pobres" superior (Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Galicia) o cercana (Baleares, La Rioja y Aragón)".
El think tank añade que, "en sentido contrario, aquellas CCAA con mayor porcentaje de "ricos" son también las que tienen menos "pobres": País Vasco, Madrid, Navarra, Asturias, Cataluña y Cantabria. Las seis muestran el camino a seguir. En vez de suponer un impedimento, la renta tiende a "desbordarse" de unas capas para acabar en las demás, de forma que todos salen beneficiados. Claro que este mensaje no vende electoralmente".

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada