domingo, 23 de octubre de 2016

La “prueba” del Calentamiento Global Acojonante a la vista de cualquiera (es en serio)

Plazaeme pone de manifiesto "la prueba" que dan los alarmistas del "Calentamiento Global Acojonante", a raíz de una discusión política en Australia, y con la reciente publicación de un trabajo con la clara intención de mostrar que los modelos predictivos "van muy bien". Pero ni con toda su intención...

Artículo de Plazamoyua:
Malcom Roberts es un senador australiano muy combativo contra las “políticas climáticas”. Y por tanto contra la ciencia que las soporta. No es exactamente fino, y dice bastante burradas que no se pueden sostener. Pero sí es un pesado; muy útilmente pelma. Y ha producido un momento público extremadamente ilustrativo para la discusión del cuento del Cambio Climático Acojonante.
Le pregunta en el senado al Dr. Alan Finkel:
En base a qué crees que el CO2 afecta a clima y debe ser cortado
Se refiera a cortar las emisiones, claro. Y la pregunta es lo mismo que preguntar por la prueba del cuento que se traen. Finkel es el Chief Scientist de Australia. Un cargo público [–>] cuya responsabilidad es asesorar al gobierno australiano en cuestiones científicas y tecnológicas. El vídeo, de dos minutos y medio, se puede ver en este [–>] enlace. Y la ventaja, aparte de la formalidad y la publicidad del senado, es que le pide una respuesta breve y concisa (no se ve en el vídeo). Finkel se enrolla todo lo que se atreve, pero supongo que no le daban mucho tiempo. Y deja muy muy claro lo que siempre intentan dejar incomprensible. Resumo la respuesta, quitando la paja (el nota podía haber usado 15 segundos en lugar de 150):
Creo que los principios son muy claros.
Emitimos mucho CO2 y eso hace que esté aumentando su concentración en el aire. Lo medimos.
– Este CO2 extra “atrapa” calor, y eso produce un calentamiento por razones físicas. Lo medimos.
– El tercer paso es el impacto. El CO2 está aumentando y con él la temperatura. ¿Qué le hace eso al clima? Y esta es la parte donde se hace muy muy difícil. Ahora estás en el terreno de los modelos.
Y acaba con un gesto, como diciendo -eso es; ahí tienes. Este gesto:
finkel-y-la-prueba-del-calentamiento-global
Y ahí está el asunto con el que mienten como perros. Dicen que hay un “consenso” y suficiente “evidencia empírica” como para tener una “ciencia establecida”. Y es muy cierto en lo que respecta a los dos primeros puntos. Pero en esos dos puntos no han mostrado ningún problema. Un calentamiento suave y el CO2 extra fertilizando las plantas es como si te toca la lotería.
Las “razones físicas” por las que se sabe que el CO2 produce un calentamiento, también señalan que es un poco de calentamiento que no le puede preocupar a nadie. Lo hemos repetido hasta la náusea; para saltar de un poco de calentamiento a Houston tenemos un problema hace falta imaginar una amplificación fuerte del efecto de esas “razones físicas”. Y esa amplificación imaginaria nunca ha pasado del estado especulativo; no hay ninguna evidencia empírica de tal asunto.
Los modelos si producen esa amplificación fuerte, pero es que están diseñados (tuneados) para ello.
Hablemos ahora de los modelos. Los climatólogos críticos con la vaina del alarmismo señalan que los modelos van muy calientes, son irreales. Y si la realidad va más fría que los modelos, eso significa que no hay tal amplificación fuerte. O no es tan fuerte. Pero claro; con decir que los que hacen esas críticas son “negacionistas”, y mentir diciendo que están vendidos a Big Oil,  seguimos adelante con el cuento.
Vale, escuchemos a los alarmistas. Acaban de publicar un trabajo con la clara intención de mostrar que los modelos van muy bien. Roy Spencer explica cómo han elegido las series de datos que les favorcen (alguna convenientemente recién corregida), y olvidado las series de datos que les van mal. Además de algún truquillo guarrete que han usado. Aquí:
La comparación es en la troposfera media. Muy oportuna, porque es el lugar donde ocurre toda la acción del “efecto invernadero”. Y los autores, con Ben Santer y Carl Mears (el de RSS) a la cabeza, son de lo más alarmista que puedes encontrar en el mercado del alarmismo. Ninguna posibilidad de pensar que tienen ganas de señalar problemas en los modelos.
Y esto es todo lo que consiguen.
Cuando tenemos en cuenta el impacto de enfriamiento estratosférico en la troposfera media (Spencer dice que está mal hecho) y cuando usamos las versiones más recientes de los datos de los satélites (Spencer dice que pasan de los globos sonda), el desfase anteriormente proclamado entre las tendencias simulada y observada del calentamiento se reduce a ≈ 1.7 [Comparing tropospheric warming in climate models and satellite data –>]
Traducido. Los modelos sólo exageran la realidad multiplicando el calentamiento x 1,7. O el calentamiento real sólo es el 59% del calentamiento imaginario. ¡Y esto lo dicen los alarmistas, haciendo toda la gimnasia que se han atrevido! Están contentos porque la misma medición llevada a cabo por sus críticos resulta en un exceso de calentamiento de los modelos de x 3.
Para acabar, pongamos contexto a ese 59% de los alarmistas. En el último informe del IPCC (2013) no se han atrevido a dar un calentamiento más probable, precisamente por el desacuerdo entre los modelos y la realidad. Entre las “distintas líneas de evidencia”, dicen literalmente — y llamando “evidencia” a los modelos. En el informe anterior (2007), el IPCC daba un calentamiento más probable por doblar el CO2 de unos 3ºC. Pues bien, el 59% de 3ºC son 1,8ºC. Cantidad que coincide mucho con los cálculos más recientes de la “sensibilidad climática”. Son cálculos por otros medios, usando modelos y la realidad en un plazo mucho más largo; 130 años en lugar de los 37 de los satélites. Y esos estudios son los que nunca ves en los periódicos, porque los alarmistas no quieren ni oír hablar de ellos.
El resumen gráfico que suelo poner:
Es muy sencillo; poco calentamiento no produciría ninguna alarma (en realidad es bueno, y más con el CO2 extra), y esta gente está en el mercado de la alarma. Vive muy bien de ese mercado.
Fuentes.
WUWT:
Sydney Morning Herald:
Roy Spencer:
Santer y compañia:
Vuestra humilde plaza:

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada