lunes, 31 de octubre de 2016

Los pucheros de Pedro Sánchez en La Sexta alimentan una ola de paranoia en Podemos

Elentir sobre la ola de paranoia en Podemos tras las palabras de Pedro Sánchez...


Artículo de Contando Estrelas: 


Anoche Pedro Sánchez, exsecretario general del PSOE, estuvo en La Sexta desahogándose un poco con un discurso puramente victimista que culpa de sus desdichas a una confabulación.

Pedro Sánchez ya no reconoce a un populista ni a cuatro pasos
Sánchez dijo ciertas cosas que, sinceramente, se deberían haber emitido en el Club de la Comedia. Un ejemplo: “Me equivoqué al tachar a Podemos de populistas”Se refiere a los que anteayer aplaudían a los ultraizquierdistas que agredieron a diputados de Ciudadanos. Algo que hacen a menudo los socialdemócratas nórdicos, se supone. Seguro que en Noruega y Suecia también cobran por asesorar al régimen chavista venezolano y tienen programas en canales de televisión que son propiedad de la República Islámica de Irán, un régimen islamista que Pablo Iglesias reconoció que le estaba utilizando para desestabilizar España. Igualito que la Socialdemokraterna, oiga.

Pedro Sánchez, anoche en La Sexta, casi haciendo pucheros en el momento de quejarse de que El País le criticó por querer arruinar nuestro marco constitucional de la mano de Podemos (Foto: La Sexta)
Los pucheros del exlíder del PSOE por las críticas de El País
El siguiente titular de La Sexta a una de las declaraciones hechas ayer por Pedro Sánchez ya es hilarante: “Determinados medios progresistas como El País me han dicho que si hubiera habido un acuerdo entre PSOE y Podemos, lo criticarían e irían en contra”. Lo dijo con cara de gatito triste, casi haciendo pucheros, como si en vez de criticarle le hubiesen abofeteado. Cuando el diario de PRISA atacaba a obispos, providas, víctimas de ETA, medios de derechas y a todo el que estorbaba al PSOE, entonces Pedro chitón. Pero ¡ay! De repente decidieron criticarle a él, ¡qué osadía! Que Sánchez aceptase reducir a escombros la unidad de España y nuestro marco constitucional para ponerse él y Podemos en la poltrona, eso no era para tanto, claro. Lo que tenía que hacer El País era callar y ejercer de boletín de propaganda del PSOE, como hizo durante décadas.
Se queja del trato de los medios en la tele de Podemos
Pero lo más desternillante es leer este otro titular de La Sexta sobre la entrevista a Sánchez: “Hubo responsables empresariales que trabajaron para que hubiera un Gobierno conservador”. A ver, que no salgo de mi asombro: ¿quiere decir que hay empresas que no quienen que se impongan en España las fórmulas chavistas que han arruinado Venezuela? Qué gente más rara se encuentra uno por ahí… Seguro que esos empresarios no ven La Sexta todo lo que deberían: unos cientos de horas más de visionado del programa-basura del Gran Wyoming y ya estarían reeducados. Pero lo más divertido es que Pedro Sánchez señala a “medios de comunicación”, y lo hace en un medio de comunicación que ha sido el mayor vocero de Podemos en los últimos dos años.

Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, César González Antón, director de Informativos de La Sexta, y Antonio García Ferreras, director del programa ‘Al Rojo Vivo’ de La Sexta, comiendo juntos hace un año. El canal ha sido uno de los máximos voceros mediáticos de Podemos. (Foto: José Antonio Abellán)
Dirigentes de Podemos se dan un chute extra de paranoia
Después de escuchar a Pedro Sánchez en La Sexta, decidí seguir con mi sesión de risoterapia repasando las reacciones de dirigentes de Podemos en Twitter:
Podemos aún no ha asumido que perdió las elecciones
Y ahora tengamos en cuenta algunos datos sobre las últimas Elecciones Generales:
  • El PP ganó las elecciones con 8 millones de votos. Ciudadanos, que ha votado a favor de la investidura, obtuvo 3,1 millones de votos. Juntos suman más de 11 millones de votos.
  • El PSOE obtuvo 5,4 millones de votos. Su peor resultado desde que hay elecciones en España.
  • Unidos Podemos consiguió 3,2 millones de votos. En sólo seis meses perdió más de un millón de votos.
¡Acabáramos! Que el PP lograse casi 5 millones de votos más que Podemos, por lo visto, no se explica porque la formación chavista haya provocado miedo en la mayoría de los electores (lo de “el miedo va a cambiar de bando” debería pasar a la historia como el más torpe de los lemas electorales), o porque la mayoría de los españoles no queramos en nuestro país las recetas que han sumido a los venezolanos en la miseria. Nada de esoEn la lista de culpables del fracaso de Podemos están los “putos viejos”los gallegos (que somos unos fachas paletos)los mayores de 45 años (Bescansa dixit), los poderes financieros, El País, Telefónica, las élites y el Ibex 35, así, todos bien mezclados (seguramente muchos “putos viejos” además de ser unos gallegos paletos -lo cual no quita que estén entre las élites sociales-, trabajan para El País, tienen acciones de Telefónica y poseen empresas en el Ibex35). Ya sólo faltan la CIA, el lobby judío y los iluminati para tener la paranoia perfecta.
Pudieron dar el poder a Sánchez pero prefirieron humillarle

Teniendo en cuenta que muchos de ellos proceden de formaciones de la ultraizquierda marginal que admiran a tiranos que se hicieron con el poder por medios no democráticos (Lenin, los Castro, Mao…)es inútil intentar convencer a dirigentes de Podemos de que su partido no gobierna porque no ganó las elecciones. Es de ilusos creer que se puede razonar con fanáticos que ayer mismo, insisto, aplaudían a los energúmenos que agredieron a diputados de Ciudadanos. En Podemos se han convertido en una secta mesiánica y ya creen que la victoria les correspondía por derecho cuasidivino (Pablo Iglesias ya había anunciado que tomaría el cielo por asalto). Por ese mismo motivo tratan con desprecio a quienes les ganaron en las urnas, como si sólo los españoles que votaron a Podemos fuesen “la gente” y los demás fuésemos “casta” que, en el mejor de los casos, no debería tener siquiera derecho a votar. El caso es que en enero Podemos tuvo la oportunidad de pactar con el PSOE, y lo que hizo fue humillar a Sánchez poniéndole un precio imposible al pacto, simplemente porque estaban convencidos de que una nueva convocatoria de elecciones les daría ventaja sobre el PSOELa cosa les salió mal y ahora tiran balones fuera, como niños mimados que se enrabietan cuando no se hace lo que ellos quieren. Al final, lo de “frente a su odio: nuestra sonrisa” ha dado paso a “su victoria electoral, nuestra pataleta”.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada