lunes, 17 de octubre de 2016

Las seis gráficas que desmontan la tesis de la 'austeridad salvaje' en Europa

Diego Sánchez de la Cruz desmonta, con el apoyo de seis gráficos sobre la evolución de distintas variables, las tesis de la "austeridad salvaje" en Europa, que se intenta interesadamente (políticamente) difundir. 


Evolución de datos referentes a evolución (2007-2015) del gasto público en Europa, del gasto público en relación al PIB en conjunto y país por país, centrándose especialmente en qué ha pasado en los países del sur de Europa, y qué ha pasado precisamente con la estructura del tamaño de la Administración Pública en dichos países (que ridiculiza el relato de la "austeridad salvaje" que pretenden hacer ver manipulando algunos), y mostrando también dicha evolución en Europa desagregando gastos (educación, sanidad y protección social) para ver si era cierto que el Estado del Bienestar se está desmantelando como afirman los del cuento de la austeridad pública). Y lo cierto es que tampoco, empezando por España, que presenta un mayor gasto en todas esas partidas hoy que en el 2007, el momento de la cúspide de la burbuja inmobiliaria y del gasto público fácil gracias a unos insostenibles ingresos fiscales extraordinarios (y no recurrentes) provenientes de dicha burbuja. 

Pero los amigos de los cuentos que justifican los eslóganes fáciles, la demagogia para ganar votos y generar simpatías y el mantenimiento de privilegios varios a costa del contribuyente son poco amigo de los hechos. 
Artículo de Libre Mercado: 
Bandera de la Unión Europea junto con las de otros países | Flickr/ European Parliament

Austeridad. No hay debate sobre la crisis económica en el que no surja esa palabra. Desde la izquierda, el relato es claro: si la Gran Recesión ha sido tan larga y dolorosa es por la salvaje austeridad que ha ‘desmantelado’ los programas sociales del Estado del Bienestar. Incluso en las filas de la derecha han aparecido voces como la del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que ha denunciado que "la UE se pasó cuatro pueblos con la austeridad".
¿Qué nos dice la ciencia económica? De entrada, si echamos la vista atrás y consultamos los más importantes trabajos académicos sobre esta cuestión, podemos ver que la austeridad sí arroja buenos resultados… cuando se vuelca por el lado del gasto público. Así se desprende de los estudios de Alberto Alesina, de las investigaciones de Paolo Mauro, de las investigaciones de Kevin Hassett, Matthew Jensen y Andrew Biggs o de los informes de Jaime Guajardo, Daniel Leigh y Andrea Pescatori.
Todos estos economistas han estudiado el éxito o fracaso de los planes de austeridad que se han aplicado en la OCDE a lo largo de las últimas décadas. La conclusión es unánime: cuando los ajustes fiscales se concentran en la reducción presupuestaria, la economía crece más y la deuda baja más rápidamente… pero cuando el esfuerzo se vuelca en el bolsillo de los contribuyentes por la vía de las subidas de impuestos, la recuperación pierde fuelle y los déficits se enquistan. Hay, por tanto, una austeridad ‘buena’ y una austeridad ‘mala’.

Sube el gasto

¿Qué tipo de austeridad hemos tenido en Europa desde 2008 hasta hoy? Para evitar interpretaciones sesgadas, podemos acudir a los datos de Eurostat que nos indican de manera clara y certera cuál ha sido la evolución del gasto público y de los ingresos fiscales.
En primer lugar, estudiaremos cuál ha sido el rumbo que ha seguido el gasto en términos nominales. La siguiente gráfica muestra el resultado, con barras azules para el conjunto de la Unión Europea y rojas para la Eurozona. A la vista está que, en ambos casos, el gasto público ha crecido año tras año, con la única salvedad de la Eurozona entre 2010 y 2011. En suma, los presupuestos de la UE en 2015 eran un 19,7% más altos que en 2007 mientras que los de la Eurozona habían crecido un 18,9%.

1_gasto_publico.jpg

En segundo lugar, analizaremos la evolución relativa del gasto, ponderando el peso del gasto público sobre el PIB. De esta forma podemos comprobar en qué medida las Administraciones Públicas siguen consumiendo un nivel de recursos equivalente o si han aumentado o disminuido su peso relativo a la capacidad productiva del país.

2_gasto_publico_austeridad.jpg

La siguiente gráfica muestra que el peso del gasto público en la UE-28 aumentó entre 2007 y 2009, para comenzar después un proceso de lento descenso. Si con el estallido de la Gran Recesión veíamos que las Administraciones Públicas consumían el 45% del PIB, en 2009 se había alcanzado el 50% del PIB. Hoy, se registran niveles comprendidos entre el 47% y el 48%.

3_gasto_publico_eurozona.jpg


En el caso de la Eurozona, el desarrollo ha sido similar. Si en 2007 encontrábamos que el gasto público rondaba el 45% del PIB, en 2009 y 2010 vemos que superaba el 50% del PIB. Desde entonces, se viene observando una lenta y moderada caída que ha terminado dejando los desembolsos presupuestarios del Estado en un nivel medio cercano al 49% del PIB.

4_gasto_publico_eurozona.jpg


En tercer lugar, estudiaremos el caso individual de los 28 países de la Unión Europea, comparando el peso del gasto público sobre el PIB en 2015 con los niveles observados en 2007. Haciendo este ejercicio, podemos comprobar que solamente Rumanía, Polonia e Irlanda tienen hoy un gasto público inferior al de 2007.




5_gasto_publico_pib.jpg

En cuarto lugar, nos fijaremos en lo ocurrido en las economías del sur de Europa.En España, el gasto público ha ganado 4,4 puntos sobre el PIB entre 2007 y 2015. En Italia, el aumento ha sido de 3,7. Grecia ha vivido el salto más fuerte: 8,2 puntos más de gasto público sobre PIB. Por último, en Portugal se ha dado una subida de 3,8 puntos.
En la siguiente gráfica se puede comprobar que, lejos de haberse producido un desplome del tamaño del Estado, las estructuras públicas de los países del Club Med se han mantenido más o menos intactas. De hecho, en los cuatro países vemos que el peso del gasto sobre el PIB es hoy mayor que en 2007, por lo que el relato de la austeridad salvaje se antoja del todo equivocado.

6_club_mad_austeridad.jpg


Queda claro, por tanto, que tampoco en los países del sur de Europa se cumple el relato según el cual se ha producido una austeridad 'salvaje' que ha desmantelado los presupuestos públicos. El peso del Estado en estos cuatro países no solo no se ha reducido respecto a 2007, sino que alcanza hoy niveles superiores a los que se daban en el pico de la ‘burbuja’, antes del comienzo de la crisis.

Desagregando el gasto

Ni siquiera, si desagregamos el gasto, observamos datos que soporten la idea de que se ha desmantelado el Estado del Bienestar en EuropaSegún Eurostat, los desembolsos públicos en educación se han mantenido en el 4,9% del PIB entre 2007 y 2014, mientras que el gasto en protección social ha pasado del 17,2% al 19,5% del PIB y los presupuestos dedicados al ámbito sanitario han crecido del 6,5% al 7,2% del PIB.
En el caso español, según Eurostat, el peso del gasto público sanitario ha crecido del 5,6% al 6,2% del PIB, mientras que los desembolsos en educación han pasado del 4% al 4,2% del PIB y el presupuesto de protección social ha aumentado del 12,8% al 17,5% del PIB.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada