domingo, 15 de enero de 2017

Así vivirían los presos etarras si les aplicasen esto que Podemos defendió para Venezuela

Elentir muestra (una vez más) el verdadero rostro de Podemos y sus distintos líderes (aunque ahora vayan de poli bueno y poli malo), y hasta qué punto se puede manipular y ser hipócrita.

Artículo de Contando Estrelas:
Ayer Podemos apoyó una marcha a favor de los presos etarras en Bilbao. Retratando una vez más su afinidad con esa chusma, Errejón llamó a “llenar las calles de Bilbao” en su defensa.
Pablo Iglesias ya pidió la excarcelación de los presos etarras
En la misma línea, Podemos Euskadi difundió un comunicado en el que afirman que “las personas presas ven lesionados sus derechos fundamentales de forma absolutamente injustificable”. Critica, el concreto, el “alejamiento” de los presos etarras de las cárceles vascas, y pide un “trato humanitario conforme a los más exigentes estándares internacionales”. No es la primera vez que Podemos se retrata de esta forma. Pablo Iglesias ya acusó hace años a las víctimas de querer “venganza”, por rechazar que se concedan beneficios penitenciarios a terroristas presos que no se han arrepentido de sus crímenes ni han pedido perdón por ello, y que en la totalidad de los casos se han negado a ayudar a esclarecer los atentados aún no resueltos, que son más de 300. A pesar de ello, en enero de 2013 Iglesias defendió la excarcelación de los presos etarras por el mero hecho de que su banda criminal ha dejado de matar. Lo cual me lleva a hacer una pregunta: ¿pediría la liberación de una banda de violadores simplemente porque dejasen de violar a mujeres? ¿O esta concepción del Derecho se la reserva a asesinos terroristas de ultraizquierda como los de ETA?
La cosa cambia diametralmente si hablamos de las prisiones venezolanas
Hablando de Derecho, el 11 de marzo de 2015 los eurodiputados de Podemos -Pablo Iglesias estaba entonces en Bruselas- dieron una clara idea de su idea del Derecho penitenciario. Los podemitas votaron en contra de una moción (se puede leer aquí) que entre otras cosas defendía que los presos políticos venezolanos no sufriesen todo tipo de maltratos y violaciones de sus derechos humanos. No era la primera vez. En diciembre de 2014 los podemitas votaron contra otra moción (se puede ver aquí) con un contenido muy parecido. Obsérvese que hablamos de presos políticos, es decir, personas encarceladas por sus ideas u opiniones, y que han sometidas a juicios e incluso condenadas sin las mínimas garantías procesales. Si nos guiásemos por el escandaloso rechazo de Podemos a esas mociones, a los presos etarras podríamos recetarles lo siguiente:
  • Recluirles en prisiones militares a pesar de ser civiles, algo “incompatible con las normas internacionales”, según la moción de 2015. Es el trato que el régimen venezolano ha dispensado al dirigente opositor Leopoldo López, con la bendición de Podemos.
  • Someterles a torturas físicas y psicológicas y a un régimen de aislamiento desde su detención, como le he pasado a Leopoldo López, algo denunciado por esas mociones contra las que votó Podemos.
  • Ser detenidos sin ninguna orden de detención y sin prueba alguna de haber cometido delitos. Así fue tratado el alcalde del Distrito Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma.
  • Ser sometidos a prisión preventiva sin la debida justificación, como les ocurrió a 69 manifestantes encarcelados en Venezuela que un año después seguían a la espera de juicio.
  • Que las manifestaciones pacíficas de sus simpatizantes -como la de ayer- pudiesen ser reprimidas por el Ejército mediante armas de fuego, como aprobó la Resolución 8610 del Ministerio de Defensa de Venezuela, a pesar de ser algo expresamente prohibido por la Constitución del país en su Artículo 68.
Así son las torturas en las cárceles del chavismo
A esto hay que añadir que en noviembre de 2014 la ONU denunció que los manifestantes detenidos en Venezuela han sufrido “palizas, descargas eléctricas, quemaduras, asfixia, violación sexual y amenazas”. Según el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas, entre 2011 y 2014 se registraron más de 30.000 denuncias por violaciones de los derechos humanos en Venezuela, pero eso no ha impedido que Podemos siga actuando como un simple grupo de animadoras de ese régimen despótico. Hay que señalar, además, que en la lista que recojo no hablo de asesinos terroristas, sino de gente detenida por motivos políticos. Pero como en Venezuela gobiernan los amiguetes de Podemos, entonces lo del “trato humanitario conforme a los más exigentes estándares internacionales” que exigen aquí para los etarras, en el caso venezolano lo mandaron a hacer puñetasY luego no querrán que les digan que actúan como unos palmeros de los etarras…

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada