jueves, 13 de diciembre de 2018

Francia desbanca a Suecia como el país con mayor presión fiscal del mundo

Patricia Malagón analiza la situación y evolución de la presión fiscal (medida como recaudación fiscal respecto al PIB) en la OCDE y la obtención de Francia del país con mayor presión fiscal del mundo, relacionándolo con la actual protesta en las calles por el aumento de impuestos. 
Artículo de Libre Mercado
Manifestación de los `chalecos amarillos´ en Francia | EFE
La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que engloba a las economías del Primer Mundo, ha publicado el índice de presión fiscal, que mide la recaudación sobre el PIB. Lo más novedoso es que Francia ha desbancado a Suecia como el país con mayor presión fiscal del mundo.
La media de la OCDE se sitúa en 34,2% del PIB en 2017, dos décimas más que en 2016 y su nivel más alto en toda la serie histórica, que arranca en 1965. Es decir, que a nivel global, el mundo se encuentra en uno de los picos más altos a nivel tributario. En este barómetro, España registra un 33,7%, medio punto más que en 2016.
Francia tiene una carga fiscal del 46,2%, frente al 45,5% que marcó en 2016. Este aumento ha hecho que desbanque a Dinamarca del primer puesto que llevaba ocupando desde 2002. El país nórdico anota una presión fiscal del 46%. Dentro de la OCDE, México es el país con menos presión fiscal y se coloca con un 16,2%, cuatro décimas menos que en 2016 y alejado del 20,2% de Chile y del 22,8% de Irlanda.
De los 34 países de la OCDE con datos disponibles, la presión fiscal bajó en 15 y se incrementó en 19. El mayor incremento se dio en Israel, que pasó del 31,3% al 32,7%, por delante de Estados Unidos, donde la subida fue del 25,9% al 27,1%. El mayor descenso se observó, con diferencia, en Islandia,que pasó del 51,6% al 37,7%, seguido de Hungría, que redujo la presión en 1,5 puntos porcentuales.
Un total de 21 países de la OCDE registraron una carga fiscal en 2017 inferior a la de 2007, con Irlanda y Noruega tres puntos porcentuales por debajo del nivel registrado antes del estallido de la crisis. El mayor descenso de la presión fiscal desde 2007 ha correspondido a Irlanda, pasando del 30,4% del PIB al 22,8%, gracias al fuerte crecimiento de su PIB, mientras en Noruega bajó al 38,2%, desde el 42,1%.


https___s3-us-west-2.amazonaws9_9.jpg

Los 'chalecos amarillos' como telón de fondo

Este dato ha salido a la luz en medio de una fuerte crisis interna de Francia. Las protestas de los conocidos como chalecos amarillos han ido aumentando y cosechan el visto bueno de más de un 70% de la población gala. Las manifestaciones comenzaron para paralizar la subida del impuesto al diésel el próximo 1 de enero —Francia es uno de los países con el diésel más caro del mundo—.
El presidente galo, Emmanuel Macron,anunció que, finalmente, no subiría el tributo e incluso ha avanzado un aumento del salario mínimo y la rebaja de otros impuestos. De hecho, varios expertos catalogan lo ocurrido en Francia como un "motín de consumo",tal y como los que se dieron durante la segunda mitad del siglo XIX. Entonces, esos tipo de revueltas, que en España fueron muy frecuentes, exigían la reducción o supresión de tributos.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear