miércoles, 26 de diciembre de 2018

Google monta un centro de 1.300 empleos en Portugal tras descartarlo en España

Es otra muestra de las negativas implicaciones que tiene el aumento de regulaciones e impuestos y las trabas a la actividad económica, a la innovación y a la tecnología, todo para aumentar sin fin el gasto público con el que alimentar a sus lobbies y afines, pues lo importante no es el empleo general, el incremento de la productividad y la consecuente mejora salarial. Lo importante para los políticos despilfarradores es dar empleo a los suyos y a ciertos lobbies de manera directa (que le darán su apoyo electoral) a costa de destruir muchos más empleos en el resto de la economía de manera indirecta (que no relacionarán su desempleo o falta de oportunidades por las decisiones de dicho político). 

Una estrategia que además es destructiva de recursos y de capital pues desincentiva y destruye la generación de riqueza, la generación de empleo productivo, y en consecuencia la destrucción del ahorro, la menor satisfacción de necesidades (por la ineficiencia en la asignación de recursos que produce), el menor nivel de innovación, de inversión y de desarrollo que produce, y los menores salarios y riqueza per capita que se dan como consecuencia de todo ello. 

Y son los mismo que luego se autodenominan defensores de los necesitados, preocupados por los bajos salarios, alarmados por el nivel de desempleo y demás palabrería barata para justificar sus crecientes intromisiones y políticas del empobrecimiento, del cual viven para justificarse. 


Artículo de El Mundo: 

"La multinacional estadounidense Google ha decidido montar y potenciar en Portugal un centro internacional de operaciones que creará 1.300 empleos tras descartar implantarlo en España. Así lo desvela el Gobierno portugués, que se felicita de haber ganado «un proceso competitivo» para atraer el que se perfila como el segundo mayor centro europeo de Google después del de Dublín. La magnitud del proyecto en el país vecino contrasta con los 200 empleos que ha creado hasta ahora Google en España.

[...] Google no explica por qué ha preferido Portugal para su proyecto europeo de más envergadura, pero coincide con que el Gobierno socialista portugués de Antonio Costa está ofreciendo mayores facilidades fiscales tanto a las empresas como a los trabajadores no residentes.
[...]
El anuncio se produce tras una fallida entrevista el pasado 6 de noviembre del responsable de Google en Europa, Matt Brittin, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que no logró convencer para frenar la llamada Tasa Google, un nuevo impuesto a los servicios digitales.

Sánchez se ha mostrado hasta ahora dispuesto a implantarlo, incluso de forma unilateral sin acuerdo previo en la Unión Europea, para cuadrar los incrementos de gasto de 2019. "

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twittear