miércoles, 16 de septiembre de 2015

El Ayuntamiento quiere prohibir el aparcamiento nocturno en el carril bus

Otra medida de Compromís en Valencia que atenta contra los ciudadanos y su bienestar. Impondrán circular a 30 km por la ciudad incluso estableciendo radares para multar, prohibirán aparcar a las motos en la acera reduciendo drásticamente las zonas de aparcamiento, reduciendo las opciones para los coches (y ya de por sí es complicado encontrar un sitio) y las motos, aumentando la lejanía de los aparcamientos respecto al lugar al que uno va, aumentando así los tiempos de viaje y retrasos, reduciendo las plazas de aparcamiento por el Ayuntamiento y en la zona centro de Valencia. 


La última es el recién anuncio de prohibir en zona bus por las noches, lo que impedirá enormemente encontrar un lugar de aparcamiento, especialmente en determinadas zonas, reducirá el poder adquisitivo de mucha gente (obligada a coger contra su voluntad taxis y disparando las multas por aparcamiento y a consumir más gasolina al circular más tiempo para encontrar sitio), aumentará la contaminación y polución al aumentar los tiempos necesarios para encontrar aparcamiento conduciendo más tiempo, aumentará el tráfico de las calles y ciudades reduciendo la oferta de aparcamientos, aumentando a su vez los riesgos de accidentes (más coches en marcha y más tiempo), y no reduciéndolos como pretenden hacer ver. 


Un compendio de medidas arbitrarias impuestas en perjuicio del conjunto de ciudadanos con la intención de que todo el mundo vaya caminando y en bici a los sitios, claro que sí...


Otro recorte a las libertades de las personas dificultando y lastrando la movilidad y circulación de la gente por SU ciudad. Pero la libertad les importa bien poco a quienes pretenden imponer a la fuerza su forma de ver las cosas a todo el mundo...



Artículo de Las Provincias: 


Circulación a 30 kilómetros por hora en el centro histórico (algunas con vigilancia de radares) y, en estudio, en las calles de un único carril; motos a la calzada; menos plazas de aparcamiento en la plaza del Ayuntamiento; un carril menos en la calle Colón... Son algunas de las medidas impulsadas por el Ayuntamiento para «pacificar» la circulación en las calles de la ciudad y evitar que se use el centro como «zona de paso». Un asedio a conductores que ayer tuvo un paso más: se acabó lo de aparcar en el carril bus por las noches.

Lo anunció el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, durante unas jornadas organizadas por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Valencia. «Tengo el compromiso personal de trabajar en que los carriles bus queden vacíos de coches durante la noche», dijo. Y con esta rotundidad se acabó una medida con gran acogida entre los ciudadanos porque implicaba, entre otras cosas, menor desembolso en una salida nocturna (especialmente para los que acuden al cap i casal desde poblaciones próximas) y una plaza donde dejar el coche en aquellos barrios de la ciudad con problemas de estacionamiento por falta de sitios o de aparcamientos públicos, como Ciutat Vella o Ruzafa.
La normativa actual, aprobada por el anterior equipo de gobierno del PP a finales de 1999 (cuando Jorge Bellver era concejal de Tráfico), permite estacionar en el carril bus desde las 22.00 horas hasta las 8.00 del día siguiente, a excepción de aquellas vías más estrechas donde su naturaleza no lo hace posible. Esta iniciativa se creó de manera «populista» y sin beneficiar a nadie, según Grezzi. De ahí que el edil de Compromís minimizase la importancia de que el carril bus sea utilizado por los residentes de manera usual y aseguró que los vecinos «no pueden tomarse la excepción como norma, ya que este lugar no está destinado a que la gente aparque, porque no tiene esta finalidad».
Pero Grezzi aún aportó otra justificación al asegurar que se fomenta el consumo del alcohol y el uso del transporte privado. «Actualmente muchos valencianos hacen uso del coche cuando salen de fiesta porque saben que tendrán sitio para aparcar», detalló. Asimismo, el edil invitó a los ciudadanos a tomar el taxi y no el coche si quieren desplazarse por el cap i casal durante la noche y aseguró que el cambio reduciría «el riesgo de tener accidentes y de ser multado».
«Rehenes de sus vehículos»
Grezzi fue más allá en su intervención y subrayó que esta permisividad «hace rehenes a los valencianos de sus propios vehículos», algo que no entra en la política del Consistorio, orientada a «reducir el protagonismo de los coches en Valencia», en favor del uso de otros medios de transporte como la bicicleta, el bus, el metro o el taxi.
Un aspecto que, por otro lado, el propio alcalde, Joan Ribó, dejó claro ayer en una conferencia al asegurar que «caminar, ir en bici, el transporte público y el transporte privado» son la prioridad en la estrategia de movilidad. «Por este orden es la prioridad, no como antes que era al revés», dijo.
Ya el pasado viernes, durante la junta de gobierno municipal, se aprobó la modificación de la ordenanza de Tráfico para incorporar la propuesta de la DGT de que las calles de un solo carril tengan la velocidad limitada a 30 km/hora. También habrá cambios a favor de la circulación ciclista aunque Grezzi no dio entonces ninguna pista. Hasta ahora, las medidas se han centrado en la modificación del carril bici de la ronda interior y el aumento de aparcabicis por toda la ciudad. «El Ayuntamiento está poniendo dificultades para que los conductores no utilicen sus vehículos para circular por el centro», reconoció Grezzi en las jornadas en las que participó.
Calles por definir
«La mayoría de personas que circulan por el casco histórico lo hacen de manera oportunista para tomar atajos a otros barrios y no para quedarse en la zona céntrica», dijo. De ahí la necesidad también de eliminar la posibilidad de dejar el vehículo en el carril bus por la noche, recogiendo también las quejas de los taxistas que incluso llegaron a manifestarse para que el Consistorio sólo permitiría su uso por ellos.
Lo que no concretó el concejal de Movilidad fueron las calles sobre las que recaerá esta prohibición, ya que van a comenzar a estudiarlo. «Todos sabemos en qué zonas de la ciudad es frecuente que los conductores utilicen este carril reservado para estacionar sus vehículos», recalcó.
Ante este anuncio, el concejal del Partido Popular Alberto Mendoza (anterior responsable de Circulación) lamentó que las políticas de Grezzi «se centren en intentar reeducar a la gente en vez de favorecer la movilidad o la posibilidad de que los vecinos puedan aparcar por las noches». También se preguntó por el futuro de iniciativas como el CorreNit de la EMT.
Por otro lado, durante la jornada en el Colegio de Caminos, Grezzi aprovechó para anunciar el inicio de las negociaciones destinadas a la creación de una nueva Entidad de Transporte Metropolitano que integre los transportes públicos de Valencia y su área metropolitana, incluyendo los autobuses de la EMT, Metrobús, Metrorbital y Valenbisi en un mismo abono coordinado.

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario