miércoles, 16 de septiembre de 2015

Un comunista que tiene un programa en una TV iraní llama “extremista” a Leopoldo López

Elentir pone de manifiesto y en envidencia otra enorme incongruencia y hipocresía de Pablo Iglesias tras llamar extremista a Leopoldo López defendiendo nuevamente al régimen venezolano.
Artículo de Contando Estrelas: 


Esta mañana Pablo Iglesias estuvo en la Cadena COPE, y allí ha aprovechado para cargar contra el líder opositor y preso político venezolano Leopoldo López, llamándole “extremista”.
Pablo Iglesias: “yo soy comunista”
Llama “extremista” a un demócrata encarcelado por pedir democracia para su país y por manifestarse de forma pacífica contra el régimen chavista. Pero lo más grotesco es que llame “extremista” a alguien Pablo Iglesias, que ha reconocido abiertamente: “yo soy comunista”, es decir, partidario de una ideología que ha sembrado el mundo de brutales dictaduras, y cuyos crímenes contra los derechos humanos han dejado tras de sí 100 millones de muertos.

Elogió a Hugo Chávez, autor de un sangriento golpe de Estado
El mandamás de Podemos también ha afirmado que “en Venezuela hemos visto muchas veces a líderes opositores alentar golpes de estado”. No dijo a quién se refería, pero hay que recordar que en 1992 Hugo Chávez dio un golpe de Estado que se saldó con 15 muertos y 53 heridos. Lo que Pablo Iglesias opinaba hace dos años sobre ese golpista y asesino podéis verlo en el vídeo que encabeza estas líneas. Como recordaréis, según reveló el diario El Paísuna fundación que dirigía Iglesias recibió 3,7 millones de euros del gobierno de ese golpista.
Reconoció estar siendo instrumentalizado por Irán para desestabilizar España
Ese vídeo en el que en ensalzaba al golpista Hugo Chávez se emitió, por cierto, en HispanTV, canal propiedad de la República Islámica de Iránsuspendido en España por estar vinculado su máximo responsable con “violaciones graves de los derechos humanos” en Irán. Entre los crímenes de esa dictadura teocrática islámica figuran atrocidades como ejecutar por ahorcamiento a los homosexualesmatar por lapidación a mujeres acusadas de adulterioencarcelar a blogueros por delitos de opinión y condenar a muerte a cristianos bajo la acusación de apostatar del Islam. Se trata de crímenes contra los derechos humanos sobre los que hasta ahora no le hemos oído decir ni una palabra a Pablo Iglesias, tal vez para no molestar a sus colegas de HispanTV. Es más: hace dos años, en una conferencia para las Juventudes Comunistas (la rama juvenil del Partido Comunista de España), Pablo Iglesias reconocía estar dejándose instrumentalizar por Irán para desestabilizar España, e incluso se comparaba a sí mismo con el dictador Lenin:

Dice que la ‘Ley Mordaza’ de España es mucho más grave que lo de Venezuela
Pero a este tipo no le ha llegado con insultar a Leopoldo López y con dar a entender que es un golpista. Además, Pablo Iglesias ha asegurado que se habla de Venezuela para no hablar de la “Ley Mordaza”, que según él “tendría implicaciones jurídicas mucho más graves que las que ha tenido el juicio del señor López”. Prueba de que la llamada “Ley Mordaza” es malísima es que en el régimen que adora Pablo Iglesias encarcelan a presos políticos en una cárcel militar, y aquí en España no hay ningún líder de la oposición preso, ni siquiera Pablo Iglesias, que en otro programa que dirige, “La Tuerka”, reconoció que le “emociona” ver como ultras encapuchados agreden a un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía:

A Pablo Iglesias España le parece una dictadura: Irán y Venezuela, no
Hay que recordar que en febrero del año pasado y ya siendo líder de Podemos, Pablo Iglesias dijo que nuestro sistema “parece una dictadura”. Se refería a la democracia española, y no a sus colegas de Irán, ni al régimen chavista al que su fundación asesoró para guiar su guerra sucia contra la oposición democrática, régimen chavista cuyos crímenes contra los derechos humanos se ha negado a condenar Podemos en el Parlamento Europeo.
¿Qué más necesita nuestra democracia para plantar cara a este totalitario?
Llegados a este punto, en vista de que este personaje ya ha confesado que se deja instrumentalizar por un país extranjero sometido a una dictadura para desestabilizar nuestra democracia, en vista de que su fundación cobró una millonada de otro país extranjero también sometido a una dictadura -cuyos crímenes se niega a condenar-, y en vista de que a Pablo Iglesias nuestra democracia le parece una dictadura, pero Irán y Venezuela no, ¿por qué se sigue considerando legal el partido que encabeza este individuo? ¿A cuento de qué permitimos que un totalitario descalifique nuestra democracia mientras se niega a condenar los crímenes de la dictadura chavista? En el Reino Unido Cameron ha tenido el valor de decir -con toda razón- que el nuevo líder laborista Corbyn, amigo de los terroristas de Hamás y Hezbollah, es “una amenaza para la seguridad nacional”. ¿Qué más amistades peligrosas y servidumbres perversas necesita presentarnos Pablo Iglesias para que nuestra democracia le plante cara?

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario