domingo, 6 de septiembre de 2015

La tecnología creó más puestos de trabajo de los que destruyó entre 1871 y 2011

Es uno de los mitos más extendidos y repetidos desde hace siglos, y que tuvo su apogeo a comienzos del siglo XIX con el ludismo (artesanos destruyendo máquinas) defendiendo que las máquinas destruirían los puestos de trabajo de la gente.

Lo cierto es que siempre se ha demostrado falso, y pese al aumento en varias veces de la población mundial y el aumento exponencial de la tecnología y la productividad, nunca ha habido el número de trabajadores que hay hoy en el conjunto del mundo.

Y es que la mirada miope, superficial y simplista del desarrollo tecnológico se centra solo en los trabajos que se destruyen, y no en los muchos más que se crean (por ejemplo, en la mano de obra que se destruía con la invención del tractor en una sociedad donde el 90% de la población se dedicaba al campo, o los sombreristas o conductores de carruajes que veían desaparecer su trabajo con la aparición del coche a motor, sin ver las enormes oportunidades de creación de empleo y de nuevos sectores antes inexistentes (trabajos cada vez menos físicos, duros y peligrosos) y de productividad, riqueza creada, poder adquisitivo y satisfacción de necesidades que crea para el conjunto de la sociedad).

En este sentido, el siguiente artículo se hace eco del reciente informe de Deloitte, que muestra la evolución del mercado laboral en Inglaterra y Gales desde 1871 a hoy.

Artículo de m-xataca:

La tecnología creó más puestos de trabajo de los que destruyó entre 1871 y 2011

Las líneas de producción de algunas fábricas están ahora completamente vacías, sin trabajadores humanos. Su lugar lo ocupan gigantescos brazos robóticos y otras máquinas que han sido diseñadas y programadas para una única tarea. Lo mismo ocurre en otros sectores. ¿Significa eso que la tecnología destruye puestos de trabajo que hasta ahora ocupaban personas? Sí, algunos, pero a cambio crea todavía muchos más empleos.

Eso es lo que dice Deloitte en un estudio reciente que publica The Guardian, para el que han analizado datos del censo de Inglaterra y Gales para ver cómo ha evolucionado el mercado laboral desde 1871. Si hay más máquinas, habrá más programadores y más ingenieros , ¿verdad? Sí, pero también han detectado un aumento de puestos de trabajo en otros sectores, como en el creativo, de ocio o en el.


Trabajo

Los trabajos de carácter más físico (mineros, agricultores, etc.) han sido los que más caído en dicho periodo de tiempo: de ocupar al 23,7% de la población activa en 1871 a caer hasta el 8,3% en 2011. En cambio, las profesiones de "cuidados" (entendiendo como tal las sanitarias, las educativas y otras) han pasado del 1,1% al 12,2%. Según el informe, la tecnología sustituye a los trabajos de fuerza bruta pero también ayuda a que suba la productividad y el empleo en otros sectores, como el de la salud, la educación y otros servicios profesionales.

Las máquinas abaratan costes, el ciudadano gasta menos que antes y por tanto sube su poder adquisitivo: tiene dinero extra para gastar en otras cosas como peluquerías o bares, según el informe
Adicionalmente, y como las máquinas abaratan los costes, el ciudadano al final tiene más dinero para gastar en otras cosas que no se corresponden a necesidades del día a día. El estudio menciona varios ejemplos concretos: se han perdido puestos de trabajo en agricultura, en lavanderías, en trabajos de secretaría, en mecanógrafos, en plantas de fabricación... Sin embargo, y además de más profesionales técnicos, hay más profesores, más profesionales de la salud, más contables, más camareros y más peluqueros. Sí, peluqueros.

Empleo Bares Peluquerias Evolución del empleo en bares (izq.) y peluquerías (der.) en Inglaterra y Gales

Lo que dicen tiene parte de sentido, pero también hay otras consideraciones que parecen no haber tenido en cuenta al centrarse únicamente en Inglaterra y Gales. Como por ejemplo, el hecho de que ahora muchas compañías no es que recurran a máquinas para cubrir sus puestos, sino a trabajadores de países en desarrollo que trabajan más, con menos controles laborales y por cantidades ínfimas de dinero.

¿Y el futuro?

¿Y el futuro? La serie 'Real Humans' planteaba un conflicto tan interesante como preocupante entre seres humanos y máquinas: ¿qué haría la gente si los robots hicieran casi cualquier trabajo mucho mejor que ellos? ¿A qué se dedicarían? Los autores del estudio no creen que vayamos a vivir este problema un futuro cercano: "Las máquinas se encargarán de las tareas más repetitivas y laboriosas, pero no parecemos estar más cerca de eliminar la necesidad del trabajo humano que en los últimos 150 años".

Vía | The Guardian
Imagen | Steve Jurvetson

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario