martes, 8 de septiembre de 2015

Los jóvenes griegos sustituyen a Syriza por los nazis de Amanecer Dorado

Es una muestra evidente de la desorientación de la gente y los jóvenes hoy en día, que han mamado ideologías colectivistas y estatistas durante toda su vida y bajo todos los ámbitos.

Viven de promesa en promesa, bajo la falsa creencia de la religión del Estado, de un Estado omnipotente hacia el que solo cabe arrodillarse y creer en él, porque sus falsos profetas (políticos), te han prometido que sometiéndote a ellos y al dios Estado, alcanzarías el paraíso. No importa, que te pidan a cambio tu libertad y trabajo (pues el Estado no puede darnos nada que no nos haya quitado previamente), pues es imprescindible mantener la fe en que todo es por tu bien, y que ellos solo están por la misión otorgada para servirte a ti (previo muy generoso pago y privilegios).


Pero el incumplimiento de las promesas, lejos de rechazar la religión, le hace solo cambiar de mesías, que profesan la misma religión colectivistas-estatista y promesas, solo diferenciándose en matices.

No es de extrañar así las semejanzas múltiples entre el comunismo y el nazismo (hijos ambas del socialismo, uno teóricamente internacionalista, si bien no en la práctica, y el otro nacionalista), ambas ideologías totalitarias donde se suprimen las libertades del individuo (sociales y económicas), sometidas al interés de un mal llamado bien común dictado por las élites gobernantes.

Ninguna sorpresa pues el observar cómo los jóvenes descontentos con Syriza se decantan ahora por los neonazis de Amanecer Dorado...
Un apoyo en cualquier caso menor, pues la defensa ideológica e idealizada y la propaganda comunista es muy superior a la nazi, donde se es más consciente de lo que implica.

Artículo de Libre Mercado:
El partido neonazi de Amanecer Dorado encabeza las encuestas entre los jóvenes griegos de 18 a 24 años. Muchos de estos simpatizantes proceden de las filas de Syriza, la coalición de izquierda radical que lidera Alexis Tsipras. El incumplimiento de su programa electoral y la aceptación del tercer rescate heleno ha causado un gran descontento entre los votantes más jóvenes de Syriza, quienes ahora se decantan por apoyar a los nazis.
Los griegos acudirán a las urnas el próximo 20 de septiembre para elegir gobierno. La división interna que ha sufrido Syriza tras la aceptación del rescate internacional ha pasado factura a Tsipras, hasta el punto de que algunos sondeos sitúan como ganador a Nueva Democracia. El apoyo a Syriza entre los votantes de 18 a 44 años ha caído de forma muy sustancial, pero dicho desplome se concentra, sobre todo, entre los menores de 24 años, quienes ahora apoyan mayoritariamente a Amanecer Dorado.
Los neonazis se sitúan ya como tercera fuerza política en Grecia, con un 5,5% de los votos, por delante del Pasok, aunque se mantienen a una considerable distancia de los dos principales partidos, Syriza y Nueva Democracia, con cerca del 25% de votos cada uno.
La pérdidas de apoyo entre sus bases más jóvenes no tiene tanta relevancia cuantitativa como cualitativa, ya que, si bien su número no es muy elevado, protagonizaron un importante papel en el ascenso de Tsipras al poder gracias a su intenso activismo político y social de cara a las pasadas elecciones de enero, con la entrega de folletos electorales, la organización de protestas y mítines o la celebración de festivales y actos de todo tipo a favor de Syriza.
Con Grecia sumida, nuevamente, en una profunda crisis económica, tras la desastrosa gestión de Tsipras durante su breve mandado, la juventud griega es uno de los colectivos más golpeados, puesto que su tasa de paro supera el 50%, la más alta de toda la UE. La fractura en el ala juvenil de Syriza se produjo tras la capitulación de Tsipras ante la troika.
Yannis Aggelidis, un estudiante universitario de 22 años, votó a Syriza el pasado enero, pero ahora se plantea abstenerse o bien apoyar a alguna pequeña formación anticapitalista, como Amanecer Dorado o Unidad Popular, en las elecciones del 20 de septiembre. Tsipras "tuvo su oportunidad y la perdió", lamenta. "Estamos decepcionados. No es lo que esperábamos", señala a Reuters Nefeli Tsikrika, otro universitario de 24 años. "Yo era partidario [de Syriza], pero ahora no estoy orgulloso de ello".

Artículos Relacionados por categorias


No hay comentarios:

Publicar un comentario